14 °C
América Latina

Millones de brasileros piden destitución de su presidenta

|


Foto de AFP


Alrededor de tres millones de personas salieron a las calles este domingo para manifestar su inconformidad con la gestión 

de Dilma Rousseff y pedir su destitución. Las principales causas de la molestia son la mala racha económica y el

millonario fraude a Petrobras que salpica a la élite empresarial y política del país, además de la crisis social que atañe al país.


Las manifestaciones se llevaron a cabo en más de 400 ciudades del país y el exterior.


La policía militar de Sao Paulo reportó a la AFP que 1,4 millones de personas caminaron por la céntrica Avenida Paulista, muy por encima de las 500.000 calculadas por la encuestadora Datafolha. El portal G1 acumuló el total nacional en 3 millones sin contar la gigantesca procesión en Rio de Janeiro, donde no se rea

lizan estimaciones.


Opositores como el senador Aecio Neves, derrotado por Rousseff en las últimas elecciones dijo en Twitter que los ciudadanos están "unidos en la búsqueda del fin de este gobierno".


Por la noche, asesores del Palacio de Planalto dijeron que Rousseff estaba reunida con el jefe de Gabinete, Jaques Wagner, y otros ministros para evaluar el impacto de las

manifestaciones, concluyó AFP.