2 °C
Reino Unido

Cuatro de cada 10 profesores son atacados por los alumnos

|


Por Ulysses Maldonado
Alrededor del 77 por ciento de los 1.250 profesores encuestados en toda Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte dijeron que habían sido empujados, y alrededor de 50 por ciento dijeron que los han pateado o tenían algún objeto que les arrojaron.
Nueve de cada 10 dijeron que habían detectado comportamiento "desafiante", de parte de los estudiantes en acciones como insultar o gritar.

Poco menos de la mitad, (un 45 por ciento), cree que la conducta de los alumnos ha empeorado en los últimos dos años.
"Es sorprendente que más de cuatro de cada 10 profesionales de educación, un 43 por ciento, han tenido que hacer frente a la violencia física de un alumno en el último año," dijo la doctora Mary Bousted, secretaria general de la Asociación de Maestros y Profesores.
"Ningún miembro del personal debe ser sometido a un comportamiento agresivo, en cualquier forma, mientras haga su trabajo”.
“La falta de fondos para servicios sociales y de apoyo a adolescentes y los servicios de salud mental (CAMHS) significa que los alumnos están en riesgo y con demasiada frecuencia, el personal de la escuela son los que se están ocupando para tapar los huecos en la atención social y hacen lo mejor que pueden”.
Un portavoz del Departamento de Educación dijo a la emisora BBC que la violencia hacia los educadores era "completamente inaceptable".
"Hemos tomado medidas decisivas para poner maestros de nuevo a cargo y en el manejo de la sala de clase, dándoles las competencias que necesitan para hacer frente a la pobre conducta y disciplina”, dijo.

“Hemos desechado reglas de "no tocar" que dejaron los maestros y eliminación de alumnos disruptivos de las aulas y decisiones sobre las exclusiones en escuelas ya no pueden ser anuladas”, aseguró.
Sin embargo un asistente de profesor en una escuela primaria de Rochdale, dijo que el personal era “regularmente insultado con muy pocas consecuencias o medidas disciplinarias y de vez en cuando los alumnos atacan físicamente a los miembros del personal".
La mayoría de los profesores encuestados culpabiliza a la falta de límites en el país para hacer frente al comportamiento perturbador y violento de los alumnos.