10 °C
Turismo

​Estambul, volvería a verte

|


Por Claudia Forero

@forero1claudia

www.claudiaforero.com



Capital de cuatro imperios, el Romano, el Romano de Oriente, el Latino y el Otomano, este último hasta la Primera Guerra Mundial. Más adelante, en1923, se funda la República de Turquía, luego de que el Imperio Otomano de su zona europea quedara reducido a una poca extensión.

Ocupa territorio en Asia y Europa y cuenta con una formidable belleza natural. Es la ciudad más poblada de Europa y la más grande de Turquía, sigue siendo un lugar de gran actividad industrial para el país y un eje cultural para el mundo. Es, sin duda, una ciudad excepcional. Su gente es amable, cercana y también, obviamente preparada para vender como buenos turcos.

Está situada al borde del Estrecho de Bósforo que separa La parte europea de Estambul de su parte asiática y une el mar de Mármara con el Mar Negro.


Sorpresas

Comenzamos el viaje desde Londres un día viernes en la mañana y al final de la tarde ya estábamos instalados en la terraza del hotel disfrutando un café turco como bebida de bienvenida. Al fondo escuchábamos el llamando a orar desde la Mezquita Azul.

Hoy sábado nos espera un desayuno distinto. Después de la mesa del café del té y los jugos, están dispuestas todas las ensaladas. Coliflor, brócoli, encurtidos, frutos secos, aceitunas, tomates deshidratados o frescos, champiñones asados, remolacha y mucho más. Y Entre ellas algunos barras de turrones de almendras o chocolate, algo inusual en otros desayunos pero que en Estambul y en Turquía parece ser bastante común. A su lado quesos deliciosos de toda variedad acompañados de mermeladas de frutas de fabricación casera, miel de panal y toda suerte de panes y colaciones.

Una hora después de este manjar ya estamos en la Mezquita Azul, opuesta a Aya Sofía y al parque de Sultanahmet. Sin duda es uno de los lugares más visitados, es el proyecto del Sultán Ahmet I cuya tumba está localizada en la parte norte de la mezquita. Se distingue de otras porque seis minaretes, a diferencia de otras mezquitas que tan solo tienen cinco. El nombre de Mezquita Azul proviene de los azulejos de Iznik que la cubren interiormente.

De la Mezquita Azul Pasamos a Aya sofya (Santa Sofia), basílica ortodoxa ordenada por Constantino durante el periodo Bizantino, luego fue basílica católica, posteriormente mezquita y actualmente museo. Entre esta larga historia ha sufrido incendios, terremotos, reconstrucciones y para muchas personas es el museo más bello del mundo con su cúpula abovedada, sus mosaicos y la mezcla de elementos cristianos con símbolos de la religión musulmana.

A nuestros paseos les mezclamos paradas a tomar jugo de granada recién extraído de la fruta, te de manzana o café turco y claro baklavas, que comimos sin ningún tipo de recato. El centro turístico parece estar en calma; sin embargo hace unos pocos días lamentablemente Estambul fue objeto de un atentado terrorista, pero esto no ha parado la ciudad.


Puente de unión

Hoy hemos decidimos tomar un bus turístico partiendo de Sultanahmet. Existen la ruta azul y la roja; nosotros tomamos ambas en días diferentes empezando por la roja, pasando por el Puente de Gálata, la parte moderna de Estambul, Dolmabache, la Torre del Reloj, el museo militar , el puente del Bósforo que une la parte europea con la parte asiática de la ciudad, entre otros. Entretanto la ruta azul lleva hacia el Cuerno del Oro, pasando antes por la Mezquita de Suleymaniye.

Estambul es una ciudad de personajes, de argumentos de libros, de películas y también de gatos y pescadores. Los gatos están en todas partes y son respetados y están bien alimentados con pescado.


Alfombras

En nuestro recorrido fuimos al Museo de las Alfombras. Reúne tres galerías con los principales periodos de las alfombras del sigo XIV y XV y las Alfombras de Anatolia así como los primeros años de las Alfombras del periodo Otomano. La colección incluye alfombras donadas a Mezquitas, mausoleos y edificios gubernamentales.

Después nos dirigimos al Pueblo Otomano Antiguo. Visitamos la mezquita de Sulemayniye y todo el complejo cultural alrededor, incluido su cementerio. Es la más grande de Estambul y si no es la más lujosa, es de gran majestuosidad, transmite paz y en su exterior tiene unas vistas hermosas hacia el mar. Las Tumbas del Sultán Solimán el Magnífico y su primera dama la Sultana Hurrem se encuentran allí. Fue la mujer preferida del Harén, su esposa y la más influyente.

Después fuimos a Kabatach, donde disfrutamos del té y el café en la tienda más famosa de las delicias turcas fundada en 1864 Hafis Mustafa. Hay de todo, hasta calabazas en almíbar, son deliciosas y claro está las delicias turcas en toda suerte de variedades y sabores y las famosas baklavas. Terminamos el recorrido en la avenida más importante del centro desde la estación de Tünel a la Plaza Taksim, recorrida por el Tranvía de la Nostalgia que abordamos de regreso.


Agua

Un lugar maravilloso es la Basílica Cisterna, construida por los romanos en tiempos de Justiniano I, Emperador del Imperio Romano de Oriente. Es un sitio de una paz extraordinaria, misterioso y bello. Se construyó para reservar agua en caso de guerra para el Palacio Bizantino y era la parte subterránea de una basílica que ya no existe. También se conoce como el palacio sumergido y está construida con 336 columnas de mármol en un área aproximada de 140 por 70 metros. Las columnas pertenecían a templos paganos de Anatolia.

Lo más curioso del lugar son las medusas, colocadas una de costado y otra hacia abajo, algunas personas sostiene que están allí solo para apoyar las columnas. Cualquiera que sea la verdad, vale la pena tomarse una foto con estas medusas.



Opulencia

Visitamos el Palacio de Topkapi, que nos sumergió en el Imperio Otomano. Fue centro de la vida de los sultanes entre el Siglo XV y el Siglo XIX. Rodeado de jardines, muestra de cerca la vida opulenta del periodo además de transmitir la atmosfera política, administrativa y cotidiana de las familias de los sultanes.

Está dividido en cortes que tenían diferentes funciones, como la sede de la Cámara del Consejo Imperial, el Harén donde vivían la familia imperial y los empleados; la corte destinada a ceremonias, y la cámara de audiencia donde el Sultán se sentaba para recibir a los miembros diplomáticos.

También se puede observar la Biblioteca de Ahmet III, la colecciones de vestidos tradicionales, los tesoros imperiales y la terraza de mármol.


Museo de Arte Turco Islámico

Hoy nos dirigimos al Museo de Arte Turco Islámico con una interesante colección de artefactos y documentos religiosos de gran valor.

Después pasamos a los bazares, incluido el Gran Bazar que se recorre en muchas horas y no hay tiempo suficiente para descubrir todo lo que tiene, sedas, joyas, especias, cerámicas, es fascinante e intimidante a la vez por la cantidad de gente que mueve.

Es viernes y estamos próximos a partir. Nos hemos quedado con deseos de disfrutar más cosas y con la certeza de que volveremos.