15 °C
Londres

Trucos para reducir el costo de la energía

|



Por Wilfredo Oseguera


Si te gusta Inglaterra estarás de acuerdo conmigo en muchas cosas, vivir en las ciudades más importantes del Reino Unido, implica cientos de cosas entre buenas y unas que nos dejan pensativos mes a mes, como dice un amigo español residente en Londres a cual cariñosamente le llamamos “Chero” vivir en la capital del mundo es todo un placer pero la factura de la energía eléctrica corre a cualquiera.

De igual manera latinos como Belkis Gámez residente en la capital británica por más de dos años se quejan por los altos costos que implica usar y pagar este servicio que es necesario en cada flat donde quiera que vivamos, “para nosotros es prioridad ahorrar al máximo dinero de nuestros cheques de trabajo para la hora de pagar la energía eléctrica, este recibo muchas veces puede ser nuestro dolor de cabeza más importante, yo enseño a mis hijos y a mis inquilino a ahorrar al máximo este servicio” asegura Belkis.


Si estas pensado igual que estos los amigos que hemos entrevistado en Londres, este reportaje es para ti, hay ciertos consejos que asegurarán bajar enormemente el recibo de la energía eléctrica, cheque cuidadosamente y pon manos a la obra:


Cambia a bombillas LED: duran hasta 10 veces más que las incandescentes consumiendo cinco veces menos energía. Esto se traduce en un ahorro de hasta 50 libras esterlinas en vida útil por bombilla.

2. Calderas de condensación: con estés puedes aprovechar el calor del vapor de agua, esta energía que en las convencionales se pierde. De este modo ahorramos hasta un 30% y así, emitimos menos gases contaminantes. Además recuerda que debes tapar las grietas en techos, paredes y suelo para que la casa estétotalmente aislada.

3. Detectores de luz crepuscular: estas dejan que entren los rayos del sol en invierno.

4. Subir un grado la temperatura del termostato de la nevera puede reducir un 5% el ahorro de energía eléctrica.

5. Bombas de calor: estas se pueden encontrar en las tiendas de luces o ferreterías se ahorra la mitad del consumo de energía, puesto que la temperatura deseada se alcanza de forma rápida. Si funciona durante 5 horas al día estas bombas de calor generan un coste al año de 84 euros, frente a los 184 euros de un equipo convencional.

6. Ventanas de ruptura de puente térmico: si tienes que hacer una remodelación en casa, este tipo de ventanas conservan mejor el calor y aíslan del frío exterior, ahorrando calefacción y contribuyendo a que la ventana cumpla realmente su función de aislar del frío en invierno.

7. Programadores de calefacción: son una fuente de energía que puede ayudarte a bajar tu factura.

8. Persianas inteligentes: que permiten su motorización y gracias a sus posibilidades domóticas pueden incorporar sensores solares que ahorren energía especialmente ahora que entramos en el invierno, al subirse para aprovechar más la luz y bajarse por la noche evitando que la casa se enfríe, ahorrando calefacción.

9. Los detectores de movimiento se encienden al paso de las personas y esto ayudaría a que nunca se quedará encendida ninguna luz de manera inútil. Paola Reyes residente en la ciudad de KENT tiene un sistema de alumbrado de pasillos, recibidores, porches o jardines que cuando detectan movimiento, manteniéndola encendida el tiempo predeterminado a voluntad del usuario, utilizando la luz cuando se necesita.

10. Con una cocina de gas en vez de eléctrica consumimos un 73% menos de energía.

11. Abre las ventanas el tiempo necesario para ventilar las habitaciones. Con diez minutos es suficiente para renovar el aire.

12. Apaga la calefacción por la noche y no la enciendas por la mañana hasta que el hogar esté ventilado y las ventanas cerradas.

13. Cierra los radiadores que no necesites para mantener el confort de la casa y apaga la calefacción si vas a estar fuera más de un día. Coloca burletes y adhesivos en puertas y ventanas para mejorar el aislamiento, ahorrarás entre un 5 y un 10% de energía. Pon, si es posible, dobles ventanas o doble acristalamiento. Ahorrarás un 20% de energía. El 40% de las fugas se produce por ventanas y cristales. Instala un termostato para regular la climatización del hogar. Es muy eficiente y se amortiza rápidamente.

14. Mantén la temperatura en 21º C. Es la temperatura más eficiente. No abuses de la calefacción. Además de ser perjudicial para la salud, cada grado que aumenta la temperatura consume entre un 5 y un 7% más.

15. Para dormir vale con una temperatura entre 15º y 17º C, aunque niños y personas mayores pueden necesitar un poco más de calor. Si haces alguna reforma en el hogar, piensa la posibilidad de instalar algún aislante en techos y paredes.