20 °C
Londres

​Venezuela fue la protagonista en el stand up "Todo Gira" de Luis Chataing

|


Por Arelys Goncalves

Luego de las ocho de la noche, el artista venezolano fue recibido por la ovación de una multitud que esperaba con ansias escuchar de primera mano los más recientes episodios de la vida política del país, pero con una perspectiva menos desesperanzadora y traumática. Es decir, al estilo de Luis Chataing.

El evento, organizado por el grupo Venezolanos en Inglaterra (Venenin), hizo posible que un público nostálgico y atento al devenir de su país natal disfrutara de una noche única, ambientada con lo mejor del humor nacional. Las peculiaridades que ahora caracterizan al país latinoamericano no escaparon al repertorio. La crisis política y económica, el desabastecimiento de productos en los supermercados, la inseguridad y las restricciones y violaciones a la libertad de expresión fueron la columna vertebral de este stand up que arrancó a los espectadores risas y hasta algunas lágrimas.

Chataing, en casi hora y media, logró relatar, imitar y personificar, entre anécdotas llenas de humor y otras más bien preocupantes, las situaciones y los personajes que dibujan la realidad venezolana, sin perder de vista el cambio de juego que se ha producido luego de las elecciones parlamentarias: "Este paso del 6 de diciembre es tremendamente importante", afirmó, más en serio.

El espectáculo "Todo Gira", una recopilación de los mejores momentos de sus trabajos anteriores, con una adaptación a los nuevos tiempos, sirvió para conocer las experiencias que Chataing ha recorrido en sus 25 años de carrera dentro de los medios de comunicación y sus vivencias en los últimos siete años que ha estado dentro del stand up. "Esta gira tiene un valor emocional tremendo para mí", expresó, mientras recordaba los testimonios de quienes sufren la separación por la crisis económica y la inseguridad: "No hay manera que el gobierno de Venezuela pueda arrancarnos el país del pecho. El país nos pertenece a todos", recalcó durante una de sus reflexiones.

Para el polifacético artista, conocido internacionalmente por su programa "Ya es 1/2 día en China", de Sony Entertainment Television,la gira también ha sido un agradecimiento a quienes desde el exterior han participado en los procesos electorales: "Agradezco con el alma a todos los venezolanos por el inmenso esfuerzo para cumplir con el deber del voto para cambiar a Venezuela como queremos, democráticamente", dijo en medio de los aplausos.

El final del espectáculo estuvo marcado por un tinte más personal y emotivo. La odisea de ser padre y la lucha por la defensa de su rol como comunicador en un camino lleno de dificultades y restricciones han reafirmado su misión: "No me voy a dejar vencer", aseguró. Con un mensaje de aliento a quienes viven fuera del país, finalizó: "No les quepa la menor duda de que nos vamos a reencontrar en unas circunstancias maravillosas para todos".

La gira, que ha llevado al carismático artista por 39 ciudades en los últimos 11 meses, continuará en Latinoamérica, luego de una breve pausa en Venezuela en donde retomará su programa radial "De Nuevo en la Mañana".