15 °C
Especiales

​Luis Chataing: "Quiero llegar hasta donde estén los venezolanos repartidos en el mundo"

|


Por Arelys Goncalves


El carismático locutor, presentador y comediante venezolano se presenta por primera vez en Londres el próximo 17 de enero con su espectáculo "Todo Gira". El evento que tendrá como escenario el teatro The Clapham Grand, en Clapham Junction, es el cuarto stand up del artista venezolano y constituye una recopilación de los mejores momentos de sus monólogos anteriores con nuevas e insólitas experiencias, todo ello inspirado en su mayor musa, su tierra natal.

El show, organizado por el grupo de venezolanos en Inglaterra, Venenin, es parte de la gira internacional que realiza Chataing desde febrero del 2015 y que lo llevará por más de 40 ciudades alrededor de Europa y América.

Luis Chataing es una de las voces jóvenes más emblemáticas de la radio en Venezuela y uno de los rostros más conocidos dentro de los programas humorísticos de opinión en la televisión venezolana. Su irreverente estilo y su espontaneidad lo han llevado al éxito pero también lo han convertido en una piedra en el zapato del chavismo. Desde 2014, Tras el cierre de su más reciente programa de televisión, Chataing TV, "por presiones" del Gobierno, se ha dedicado a difundir sus ideas y reflexiones con más fuerza.


Express News conversó con el polifacético comunicador para tener de primera mano su versión de la realidad venezolana y sus expectativas con esta primera presentación en la capital británica.


¿Cómo ha reaccionado el Gobierno ante los resultados de las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre?


Hay una terquedad y una necedad muy grande por parte del Gobierno en no aceptar la voluntad de la mayoría de los venezolanos y estamos viviendo las patadas de ahogados en torno a no querer legitimar las decisiones que se tomen en la nueva asamblea, pero veo a un grupo de diputados de oposición electos cohesionados y veo a la distancia, y con muchas ganas de volver a mi país, un optimismo que ojalá se extienda en acción y en la defensa del resultado del voto.


¿Cree que fue un voto castigo?


Llámalo voto castigo, voto del cambio, sea como sea es un voto que está en contra del resultado de la gestión de los últimos 17 años, un discurso desgastado en el que se culpa constantemente a un enemigo invisible que es el imperio, hay una "neoiglesia"instalada en torno a la figura de Hugo Chávez que no resuelve los problemas de la gente, hay una corrupción desbordada, hay escasez de productos que justifica el Gobierno en una guerra económica que nadie comprende. Lo que hay en la calle es la necesidad de un cambio, la esperanza de que la gente pueda volver a vivir una vida con una calidad distinta a la que tenemos hoy.


¿Cree que la nueva Asamblea Nacional pueda hacer posible ese cambio en seis meses como lo ha prometido?


Creo que estos meses que están por venir serán tremendamente conflictivos, no por culpa de los venezolanos, sino por el Gobierno que tenemos. Las dos terceras partes que votaron a favor de la oposición estamos claros que queremos que se nos propongan cosas novedosas, el Gobierno es el que está muy sospechosamente empeñado en que no se produzcan estos cambios. ¿Qué va a pasar en estos seis meses? Habrá seguramente mucha confrontación, pero, sin duda alguna, yo creo que hay que cambiar al Gobierno nacional porque definitivamente no quiere colaborar para que las cosas fluyan en favor a la voluntad de los venezolanos.


¿Cuáles han sido los mayores errores del Gobierno en estos 17 años?


Primero que nada, violar constantemente la Constitución, eso se constituye en delito. Ellos cometieron múltiples errores, llegaron al poder con una popularidad tremenda y ese respaldo lo utilizaron más bien para dividirnos a los venezolanos, para ponernos a pelear entre hermanos y cercenar la libertad de expresión. Un Gobierno autoritario.


En el caso de la oposición, ¿cuáles han sido sus errores?


El bloque al que se ha enfrentado la oposición en los periodos anteriores ha sido de corte militarista, en el que no se permiten las discrepancias. La oposición ha sido de talante democrático en donde los distintos partidos han tenido opiniones diversas, estrategias distintas, tal y como sucede en cualquier sistema democrático. Ha sido una lucha conceptualmente distinta. En la última elección se prestó más atención y acudieron en un bloque más organizado y allí están los resultados. Consiguieron inclusive la confianza de los chavistas que votaron por la oposición.


¿Qué tuvo Hugo Chávez que no tiene Nicolás Maduro?


Chávez era la voz cantante, era la autoridad máxima y nada entraba o salía de su juego sin su autorización, a Maduro no lo respetan ni sus amigos.


¿Maduro es un imitador de Chávez?


Totalmente y no es casualidad. Es obvio, por lo menos para míque trabajo en televisión, que hay un entrenador detrás de él, un asesor que lo adiestra en hacer los mismos gestos, en tener una actitud similar, pero solamente Chávez es Chávez y a eso, como dicen por ahí, se le ve la costura. Maduro es un hombre que no tiene, y gracias a Diosque no, las condiciones de Chávez y qué triste que sea el presidente de nuestro país.


¿Qué piensa de la gente que decide irse por la crisis?


Esa expatriación involuntaria es algo que duele mucho en el alma a la gente con la que yo he conversado y viven prácticamente a diario preocupados por lo que está sucediendo en Venezuela.

Yo estoy tremendamente inspirado por los venezolanos que a la hora de votar se han trasladado kilómetros a distintas partes del mundo para hacerlo, mientras otros venezolanos que están en el país, tienen los centros de votación a una cuadra de su casa y no se mueven. A todos les envío un agradecimiento inmenso y espero que sean los mejores embajadores de Venezuela en el mundo entero, que le hagan saber a sus comunidades que los venezolanos somos muchísimo mejor que el pequeño grupo de delincuentes que nos gobiernan.


¿Qué piensa de la decisión de quedarse en el país?


Bueno, yo me quedé (risas).

Me ha tocado llevar palo, como quien dice, pero yo amo a mi país, le debo muchísimo a los venezolanos. Para mí es hasta un punto de honor lograr que las cosas se acomoden en Venezuela con el pequeño aporte que yo pueda hacer desde mi trabajo. A la gente que está allá, le debo mi admiración. A los que se pudieran ir y todavía están allá, de verdad, mi agradecimiento será por generaciones. A los que no se van porque no pueden, pues igualmente les agradezco que se mantengan un rato más en casa, que nos ayudemos en todo lo que podamos. Ya ofreció uno de sus primeros frutos el 6 de diciembre pasado. Nadie creía que esto iba a pasar y sucedió.


¿Cómo explicar la situación que vive Venezuela a un chavista extranjero?


A uno no le queda más que invitarlo a que se dé una vuelta por Venezuela. El cuento idealista a la distancia suena precioso. Llegó un Robín Hood que reivindicó a los pobres y le quitó a los ricos. Pero eso es mentira, le quitó a los ricos para hacerse rico él y a su familia y empobreció al país. En Venezuela suceden cosas que son inexplicables para el mundo, como por ejemplo que seamos el país con las mayores reservas petroleras y vivamos en la miseria. Eso es insólito.


¿Qué es lo que más le gusta de su país?


Mi gente. Aunque no los conozca, tienen las mismas costumbres que uno, cantamos el mismo himno, nos gustan las mismas gaitas, comemos las mismas hallacas, disfrutamos de nuestras playas. Es nuestra tierra, nuestra geografía. Eso es lo que a uno le impide dejar ese país. Una cosa es irse a Londres porque te ofrecieron un trabajo y otra cosa es que te veas expulsado. En la primera tú no te vas de Venezuela, te la llevas contigo en una circunstancia distinta anímicamente hablando, lo otro es como si te la secuestraran.


¿Qué no le gusta?


La condición moral en que nos han dejado estos 17 años. No quiero pensar que siempre fuimos así. Ningún país es perfecto pero la descomposición moral que tiene Venezuela hoydíaes muy grave, son cosas que desencajan en la fotografía de ese país que uno quiere tanto.


¿Cuál es la situación de los medios de comunicación?


Autocensura y la libertad de expresión muy limitada. Programas de opinión contraria al Gobierno no hay en televisión. Somos muy pocos quienes hablamos en un tono más crítico y nos enfrentamos al Gobierno desde la radio. La televisión está anulada.


¿Por qué sacaron su programa Chataing TV del aire?


Me sacan por presión del Gobierno. Yo prácticamente era el último bastión de un programa crítico al Gobierno en televisión y desde el humor, ni siquiera un programa crítico con la formalidad del analista periodístico. Simplemente, con un presidente como el que tenemos es muy fácil hacer humor. A él le era incómodo el programa y presionaron a Televen y me sacaron.


¿Y de allí nace "Fuera del aire"?


Sí. Me voy por toda Venezuela con un montón de cámaras y un equipo técnico e hicimos este documental que en tres meses se editó y lo presentamos al cine. La premisa del documental es lo que sucede a partir del momento que nos sacan. Hay reflexiones sobre el país, sobre la duda personal que pueda tener de irme de Venezuela o quedarme y hay un bonito paseo por nuestro país. Es el documental más visto en la historia del país.


¿Siempre ha estado enfocado en el tema político?


No. Comenzó a cobrar fuerza en la medida que el Gobierno de Chávez comenzó también a hacer fuerza para violentar los derechos de nosotros como comunicadores. No podía mantenerme al margen de cosas que preocupaban a la gente y, sin querer queriendo, fui modificando los contenidos humorísticos del programa.



¿Cómo ha sido la experiencia con el stand up?


Ya tengo siete años haciendo esto. Tres espectáculos y este show que traigo a Londres que es una combinación de las mejores rutinas de los tres anteriores. "Todo Gira" se pasea un ratico por nuestros temas políticos, pero luego pasa por temas muy generales de cosas que nos suceden a todos los seres humanos.


¿Qué expectativas tiene en su primera presentación en Londres?

Tener contacto con la gente. Quiero llegar hasta donde estén los venezolanos repartidos en el mundo porque es un evento para que la gente se sienta bien, en donde nos riamos de nuestras cosas y con nuestra forma de reír, eso para mí es bastante.


Más información sobre el espectáculo "Todo Gira" en venenin.co.uk