- °C
España

​Una manifestación en Madrid reclama cese golpismo en la región

|


Por Carmen Chamorro García, directiva de ACPE/Club Internacional de Prensa y miembro de ADESyD


Más de 50 organizaciones internacionales de base lanzaron un comunicado conjunto, tras una concurrida concentración en Madrid en estos días, para denunciar que el supuesto deseo del gobierno de Washington se basa en reducir al continente latinoamericano al status de “patio trasero”. En este mismo sentido, para Pedro Barea, máximo representante de la Plataforma de Solidaridad Internacional con el gobierno bolivariano de Venezuela en Madrid, “se recurre a un golpe de estado disfrazado de seudo legalidad parlamentaria o asonada callejera (motín popular) para derrocar un poder legítimo democrático en países como Venezuela, Ecuador o Brasil”. Así lo denunciaba, Pedro Barea para asegurar, a continuación, que Ecuador por poner un ejemplo, es un gobierno progresista que emerge con muchas contradicciones iniciales y no se plantea superar los límites de la propiedad privada de los medios de producción.

Correa implantó, sin embargo, con mucho éxito, alternativas políticas a los gobiernos de derechas que generó beneficios a la población. Para este representante de la plataforma de apoyo al gobierno de Venezuela, quedan arraigadas estrategias de comunicación que crean matrices de opinión, según las cuales, la oposición al gobierno de Maduro, dice sentirse la ganadora de las próximas elecciones legislativas del 6 de diciembre y de no ser así, será debido al fraude y manipulación de voto. Por lo visto, la oposición ya ha avisado que se niega a firmar el documento de aceptación del resultado electoral. Las consignas de “basta de intervencionismo en nuestros pueblos” o “Evo, Maduro, al yanqui dale duro” gritaban los manifestantes al llegar a Puerta del Sol desde la Puerta de Atocha, donde procedieron a leer el documento firmado. Igualmente reclamaron respeto a las elecciones venezolanas y cese del golpismo en la Región.

Las organizaciones que acudieron a la concentración aludían a los supuestos intentos de derrocamiento y desestabilización contra los gobiernos ecuatoriano, salvadoreño y de Brasil como una escalada golpista promovida por el imperialismo para hacer retroceder de nuevo a América Latina a la condición de patio trasero de Estados Unidos como arriba se indica. Barea concluyó su intervención haciendo referencia a la noticia publicada en la Plataforma No a las Guerras sobre los intentos de desestabilizar Venezuela en vísperas de las elecciones legislativas del 6 de diciembre, según advirtió el director para América Latina de la Cancillería rusa, Alexandr Schetinin.

Las entidades que firmaron el manifiesto son: Alternativa Sindical de Trabajadores (AST); Asamblea de Apoyo a Bolivia; Asociación de Amistad Hispano Cubana “Julio Antonio Mella”; Asociación de Cultura Popular “Estrella Roja”; Asociación Gallo Rojo; Asociación Hispano Cubana “Bartolomé de las Casas”; Asociación Paz Ahora; Ateneo Popular de Solidaridad entre los Pueblos; Asociación Latinoamericana de Refugiados (ALR); Bloque Nacionalista Galego; Colectivo 26 de Julio; Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) ; Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia (COMADEHCO); Comité del Frente Amplio de Uruguay en Madrid; Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba-Madrid; Federación Los Verdes; Iniciativa Comunista; Izquierda Republicana; Izquierda Unida; Justicia por Colombia; Juventudes de Ecuador en España; Movimiento al Socialismo de Bolivia en Madrid (MAS) ; Partido Comunista de España (PCE) ; Partido Comunista de Madrid; Partido Comunista de los Pueblos de España (Pcpe) ; Partido de los Trabajadores de Brasil; Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela de Madrid; Plataforma Global contra la Guerra; Plataforma Internacional Mar para Bolivia; Plataforma de Solidaridad con Colombia; Red Roja; Vía Democrática de Marruecos.

Por su parte y en este mismo orden de asuntos, el Embajador de Venezuela en España, Mario Isea Bohórquez, al valorar la reelección de Venezuela como miembro del Consejo de Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de Naciones Unidas (ONU), durante la sesión de este organismo, realizada el pasado miércoles 28, afirmó categóricamente que “se ha producido un triunfo a pesar de la batalla descomunal desarrollada por sectores imperialistas de los Estados Unidos, expresada también en el Club de Madrid en Europa, liderado por políticos muy desacreditados en el ejercicio del poder en sus propios países”. Asimismo Isea Bohórquez relacionó este triunfo de la diplomacia venezolana con el obtenido un día antes por la República de Cuba, país que obtuvo el apoyo de 191 naciones, contra dos, a favor de que Estados Unidos levante el bloqueo contra la nación antillana. “Esta victoria de Venezuela es una lección que se une al hecho importantísimo, de que el plenario de las Naciones Unidas acaba de ratificar, ya van 24 veces, la petición de que se levante el bloqueo a Cuba”. Solamente Israel y Estados Unidos, se negaron, teniendo en cuenta que 191 países pidieron el cese del bloqueo, “lo que indica quien tiene esa visión recolonizadora, imperialista de terrorismo de Estado”. El embajador venezolano también vinculó la arrogancia imperial con el desparpajo con el que se pretende tratar el tema de los refugiados. “Es que no les da vergüenza lo que está pasando con los refugiados. Después que saquearon continentes, que han bombardeado países cuyos pueblos ahora huyen despavoridos, buscando cobijo, buscando oportunidades de vivir. No es una crisis de refugiados, es una crisis de modelo”, preguntó.

Finalmente argumentó que Venezuela obtuvo 131 votos en esta reelección, como reconocimiento a lo que es, “un país solidario, un país donde se garantiza el acceso a los derechos fundamentales de la población, donde se realiza inversión social, no gasto social, para garantizar sanidad y educación pública, alimentación a los sectores de menos recursos, viviendas, sin ninguna posibilidad de desahucios para la gente”.