4 °C
Londres

​David Cameron descarta impuesto al azúcar

|

La decisión llega a pesar de un informe del gobierno diciendo que un impuesto a la comida y bebida azucarada ayudaría a combatir el problema de la obesidad en Gran Bretaña.

Por Ulysses Maldonado

David Cameron ha descartado la posibilidad de introducir un impuesto sobre el azúcar, frustrando los esfuerzos de los activistas de salud que dijeron que ayudaría a evitar una "crisis en el incremento de la obesidad".
Downing Street confirmó la semana anterior, que el primer ministro no tenía planes de introducir un impuesto sobre las bebidas gaseosas y los alimentos azucarados y dijo que creía que había "formas más eficaces de hacer frente a la obesidad”.


Su decisión se produce a pesar de que un informe del gobierno ha sugerido que un impuesto podría ayudar a combatir el creciente problema de la obesidad en el Reino Unido para frenar la demanda de alimentos y bebidas azucaradas.
Es un golpe para el famoso chef Jamie Oliver, quien dijo a Cameron que "fuera valiente" a principios de la semana y mostrara una gran autoridad de “quién es el que manda" si se hace mediante la introducción de un impuesto a las bebidas azucaradas.
Boris Johnson dijo que estaba "seriamente considerando" la introducción de un impuesto sobre los productos azucarados de Londres, mientras que el ex ministro de salud Dan Poulter dijo que el caso era "cada vez más convincente".
Sin embargo, un portavoz del señor Cameron dijo el jueves: "El presidente del Gobierno cree que hay maneras más eficaces de hacer frente a este problema, en vez de poner un impuesto sobre el azúcar".
El número 10 también reveló que la estrategia del gobierno en el tema de la obesidad infantil, que se publicará en diciembre, no será lanzado hasta principios del próximo año.