1 °C
Especiales

¿Sabes qué es la caries?

|


Por Dra Erika Spyer 


La caries dental se define como la destrucción de los tejidos de los dientes causada por la presencia de ácidos producidos por las bacterias que se encuentran en la placa o sarro depositado en las superficies dentales. 


En algunos casos la caries puede ser hereditaria haciendo que el paciente sea más susceptible a contraerla.


Tipos de caries:

Caries de corona: Son las más comunes, se presentan tanto en niños como en adultos, y generalmente sobre las superficies de masticación o entre los dientes.

Caries radicular: a medida que avanzamos en edad, las encías se retraen, dejando expuestas partes de la raíz del diente. Como las raíces no están recubiertas por esmalte, estas zonas expuestas pueden afectarse fácilmente.

Caries recurrentes: se pueden formar alrededor de las restauraciones y/o coronas existentes. Sucede debido a que dichas zonas tienen tendencia a acumular placa, lo cual finalmente produce la formación de caries.


Los adultos corren especial riesgo de padecer caries si sufren de resequedad oral, un trastorno provocado por la falta de saliva debido a algunas enfermedades, el uso de algunos medicamentos, y a tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

De no ser tratadas, las caries pueden tener consecuencias graves, pueden destruir el diente y matar el nervio en su interior, lo cual puede provocar un absceso (una infección en la raíz del diente). Una vez formado un absceso, el único tratamiento posible es la endodoncia (también llamada tratamiento de conductos), una cirugía o la extracción del diente.

Por esta razón es de suma importancia atender a tu control dental anualmente, donde se te hará una revisión general de tu dentadura y tejidos de soporte del diente. De esta forma se evitará que aquellas caries que ya están presentes progresen al nervio y el daño sea irreversible.

También cabe recalcar que el examen radiográfico es imprescindible para identificar presencia de caries donde los dientes hacen contacto unos con otros o debajo de las restauraciones ya que estas áreas no son posibles de ver durante la examinación visual.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir las caries?

Cepíllese los dientes por lo menos dos veces al día, utilice hilo dental y enjuague bucal diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.

Sométase a revisiones dentales periódicas. La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas y que los problemas menores se conviertan en mayores.

Lleve una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando ingiera estos alimentos, intente hacerlo junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone sus dientes al ácido que producen las bacterias.


Utilice productos dentales que contengan flúor, incluida la pasta dental.