15 °C
Especiales

​El rojo de tu vida

|



Por Wilfredo Oseguera

La remolacha es un alimento del que no deberíamos de prescindir. Es una hortaliza energética muy aconsejada en casos de anemia, enfermedades de la sangre y convalecencia, sin duda es favorable debido a su alto contenido en hierro, además es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carotenos.

El azúcar contenido en la remolacha es la sacarosa. Se puede comer en ensaladas o cocida, pero mantiene mejor las propiedades cuando está cruda, si la cueces, hazlo con la piel y se la quitas después, no es aconsejable comprarla envasada pues ha perdido gran parte de sus propiedades curativas. Es laxante por lo que combate el estreñimiento y las molestas hemorroides. También es un buen remedio para mejorar la función hepática y para las infecciones en la vejiga urinaria.

Si te encuentras débil, en proceso de recuperación o con anemia, los expertos aconsejan este remedio nutricional, tómalo en ayunas y prepáralo con la licuadora para que quede como un zumo de una remolacha roja cruda con media manzana, medio limón, una zanahoria y una cucharada sopera de levadura seca de cerveza.

Sus propiedades

La remolacha es una fuente excelente de vitamina A y vitamina C. Las hojas se cocinan y son servidas frescas como verduras, mientras que las raíces o cabezas pueden ser conservadas en vinagre para ensaladas o cocinadas enteras, para después cortarse en rodajas o en trozos. Las remolachas son particularmente ricas en folate. Se ha encontrado que el ácido folate y ácido fólico previenen defectos de nacimiento del tubo neural (nervioso) y ayudan contra enfermedades cardíacas y anemia. Las remolachas también tienen alto contenido de fibra, soluble e insoluble. La fibra insoluble ayuda a mantener su tracto intestinal trabajando bien, mientras que la fibra soluble mantiene sus niveles de azúcar en la sangre y colesterol controlados. La remolacha es un alimento de moderado contenido calórico, ya que tras el agua, los hidratos de carbono son el componente más abundante, lo que hace que esta sea una de las hortalizas más ricas en azúcares. Es buena fuente de fibra. Entre sus vitaminas destaca los folatos y ciertas vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3 y B6. Por el contrario, la remolacha es, junto con la berenjena o el pepino, una de las verduras con menor contenido en provitamina A y en vitamina C.

Un estudio interesante

El jugoderemolachatiene dos efectos fisiológicos marcados: ensancha losvasossanguíneos, reduciendo la presión arterial y permitiendo un mayor flujo de sangre; y afecta al tejido muscular reduciendo la cantidad de oxígeno que necesitan los músculos durante la actividad.
En la última revisión de un estudio hecho recientemente, los expertos sugieren que, además de los deportistas, podrían beneficiarse una gama más amplia de personas, especialmente aquellas que debido a problemas de corazón o pulmón tengan limitada incluso la actividadfísicamás básica.

Los investigadores observaron que, tras ingerir el jugo de remolacha, los participantes utilizaban menos oxígeno para una actividad de baja intensidad como caminar. La reducción efectiva del esfuerzo fue de un 12%, según los resultados que publica la revista ‘Journal of Applied Physiology’.

“A medida que se envejece, o si se tienen problemas que afectan el sistema cardiovascular, la cantidad de oxígeno que puede tomarse para utilizar durante el ejercicio disminuye considerablemente. Esto significa que, para algunas personas, incluso las tareas más simples como caminar, se complican”, explica Katie Lansley, autora principal del estudio. “Lo que hemos visto en este estudio es que el jugo de remolacha puedereducirla cantidad de oxígeno que se necesita para realizar incluso un ejercicio de baja intensidad. Este efecto podría ayudar a la gente hacer cosas que de otra manera no podrían hacer”, señala la autora. Hasta ahora la investigación sobre los impactos del zumo de remolacha sólo se han comprobado en jóvenes sanos, pero los investigadores creen que no hay razón por la cual los efectos no puedan aplicarse a los demás. “Si bien todavía no hemos medido los efectos sobre las personas mayores o con enfermedades del corazón o del pulmón, existe la posibilidad de un impacto positivo en estas poblaciones que tenemos la intención de seguir investigando”, agregó Katie Lansley.

Lo más importante:

En resumen, si incluyes la remolacha en tu dieta semanal tendrás:

1.Vitamina A, B, C y ácido fólico: Esencial para fortalecer el sistema inmunológico.

2.Aminoácidos: Aporta proteínas al organismo para una mejor recuperación muscular.

3.Minerales: Magnesio, hierro, potasio, calcio, sodio, fósforo y cobre.

4.Antioxidantes: Ayuda y previene el envejecimiento celular.

5.Digestión: Mejora el apetito.

6.Presión arterial: Beneficioso para cuidar nuestra tensión, incluirlo en tu dieta diaria para tener menos riego de padecer hipertensión.