6 °C
Turismo

​Fin de semana en Madrid

|


Para una primera toma de contacto con la ciudad, llegando el viernes por la tarde, no hay nada mejor que una de las plazas más famosas y concurridas de Madrid, la Puerta del Sol. Con años de historia, tiene tres lugares míticos: la estatua del Oso y el Madroño, el Kilómetro Cero y el Reloj de la Casa de Correos, famoso por sus campanadas el 31 de diciembre. Una vez en la plaza puedes pasear por las calles comerciales cercanas y llegar hasta la Gran Vía madrileña, que de noche luce espectacular. Para terminar la jornada y si quieres disfrutar de una vista nocturna de la ciudad, puedes subir a las terrazas del Círculo de Bellas Artes o del Palacio de Correos de Madrid.

El siguiente día puede comenzar en la Puerta del Sol, visitado la noche anterior, pero que te lleva a todos sitios. Disfrutando de un paseo por la Calle Arenal llegas a la Plaza de Oriente donde se encuentra el Teatro Real. Justo detrás se encuentra el majestuoso Palacio Real y la Catedral de la Almudena, el edificio religioso más importante de Madrid. Continuaremos hasta la Plaza de la Villa, uno de los principales núcleos del Madrid medieval.

Llega la hora de comer y nada mejor que disfrutar de unas buenas tapas o un típico bocadillo de calamares en la Plaza Mayor o sus calles alrededor como la Calle Cava de San Miguel. Por la tarde puedes disfrutar de un agradable y animado paseo por el Parque del Retiro, un pulmón en pleno centro de la capital, donde te puedes encontrar a gente realizando todo tipo de actividades. Saliendo por la puerta principal del parque te encontrarás con la famosa Puerta de Alcalá, uno de los monumentos más representativos de la ciudad. Una buena forma de finalizar el día antes de irse a cenar es acercarse hasta el Templo de Debod y disfrutar de una magnífica puesta de sol sobre la capital.

La siguiente jornada se puede comenzar en la Plaza de Cibeles, donde se encuentra la fuente con el mismo nombre y el edificio del Ayuntamiento. Caminando por el Paseo del Prado te encontrarás con la Bolsa de Madrid o el Monumento a los Caídos por España. Avanzando un poco más podrás observar dos de los hoteles más famosos de Madrid, el Ritz y el Palace. Y finalmente, el Museo del Prado, uno de los mejores museos de la ciudad, con obras de pintores como Velázquez, El Greco, Goya y Rubens. Los aficionados al fútbol, especialmente los seguidores del Real Madrid, pueden hacer una visita al Estadio Santiago Bernabéu antes de abandonar la ciudad.