0 °C
Reino Unido

​La mitad de los profesores de Reino Unido amenazan con abandonar su trabajo

|

Por Mar Monton

P5ChristineBlower

La agencia YouGov ha hecho públicos los resultados de la última encuesta sobre el profesorado en Reino Unido y en ella se refleja que más de la mitad del equipo docente se plantea dejar su trabajo en un promedio de dos años.

Las investigaciones rebelan que una de las principales causas son las más de 60 horas semanales que la mayoría de profesionales se ven obligados a ejercer. Los profesores tienen que hacer frente a una desmesurada carga de trabajo que implica tareas dentro de la escuela como fuera de ella; preparación de las clases, corrección de exámenes y trabajos, organización de excursiones y actividades extraescolares, evaluaciones y reuniones con el equipo y familias. Este volumen de trabajo es inabarcable debido a la situación de desprotección y la falta de recursos humanos que muchos centros denuncian.

El 61% de los profesores explica que detrás de la decisión de abandonar la docencia está la necesidad de encontrar un equilibrio entre vida y trabajo.

La educación en las escuelas ha caído en los pasados 5 años. Casi las tres cuartas partes de un total de los 1020 profesores encuestados está de acuerdo que las actuales políticas del currículum escolar son insatisfactorias y poco creativas. En concordancia a los resultados de esta encuesta la secretaria general de los sindicatos de profesores, Christine Blower, dijo: “Las prioridades de las actuales políticas escolares son erróneas y profundamente alejadas del punto de vista de los profesores. Estas políticas son la causa fundamental de que muchos profesores quieran abandonar las aulas”. “La raíz del descontento de muchos profesores está en la carga de trabajo a la que tienen que hacer frente y que en muchos casos es inadecuada e ineficaz porque les resta tiempo de su verdadera labor como docentes”. La mayoría de los profesores encuestados se muestran insatisfechos con las medidas impulsadas desde el departamento de Educación.

El ministro, Nick Giba, ha declarado en alusión a estos datos que “la profesión de maestro sigue siendo muy popular ya que desde el 2007 es una de las carreras en que más gente se ha matriculado. E incluso los últimos datos así lo corroboran ya que en el 2011 fueron 14720 personas las que ingresaron en la carrera de docencia y esta cifra ha seguido subiendo hasta llegar a las 17.530 en el 2014”. El ministro también ha sido crítico con parte del trabajo desarrollado por el ministerio de educación y ha añadido que: “Mientras la gran mayoría de profesores se mantiene en sus puestos un promedio de 5 años, reconocemos que el “sobre trabajo” innecesario puede ir en detrimento de lo que realmente importa que es; la enseñanza. Por ello estamos trabajando con profesores y especialistas en el sector para reducir aquellas tareas burocráticas innecesarias y superfluas. Con este equipo de profesionales estamos trabajando la manera de acercarnos a las asignaturas relevantes estudiando la mejor pedagogía y didáctica para desarrollar en las aulas”.

Para Lucy Powell, la secretaría de educación de la oposición, estas medidas no son suficientes y ha alegado que “el gobierno sigue más preocupado por hacer que los profesores rellenen formularios y papeleos burocráticos que por las condiciones del profesorado y los objetivos pedagógicos. “Mientras el gobierno de David Cameron está cegado por su ideología e ignora la necesidad de más profesores y de aumentar la plantilla son los alumnos y profesores quienes pagan sus consecuencias. Con los Tories siempre despreciando la profesión y poniendo trabas en la contratación no es de extrañar que las escuelas pasen por momentos difíciles.”