2 °C
Destacados

¡Empieza una vida sana! Te contamos cómo

|

Por María Fuentes


A veces no se trata de hacer dieta, sino de saber comer de todo en las proporciones adecuadas y aprender a llevar una vida sana. Pero una vida sana no depende solo de la alimentación, también hay que apoyarse en hacer ejercicio y descansar adecuadamente. Adquiriendo algunos hábitos básicos se alcanza una vida saludable:



  • A la hora de hacer la compra, hay que centrarse en adquirir productos frescos antes que los alimentos procesados, los precocinados. Y pensar siempre en la variedad: carne, pescado, fruta, verduras, lácteos, etc.

  • Una vez realizada la compra, nos toca ponernos delante de los fogones. Cocinar al vapor, al horno o a la plancha, antes de elegir freír toda la comida. El aceite es bueno, pero en su justa medida.

  • Beber dos o tres litros diarios de agua es uno de los mejores hábitos que podemos adquirir, y es que el agua es algo fundamental. Las bebidas azucaradas no deberían de sustituir al agua en las comidas.

  • Las frutas, verduras y hortalizas son alimentos que no pueden faltar ningún día. Son los que nos proporcionan en mayor medida los minerales, fibra, vitaminas y nutrientes fundamentales para que nuestro organismo tenga un desarrollo normal.

  • La sal y el azúcar son elementos que están muy presentes en la alimentación pero hay que contralarlos ya que un exceso de azúcar puede llevar a la obesidad y un exceso de sal alimenta los procesos hipertensivos.

  • La fibra hará que el organismo funcione mejor ayudándonos a regular el tránsito intestinal y produce la sensación de saciedad que hará que no nos pasemos con las calorías.

  • Hacer ejercicio es otro de los pilares fundamentales que nos ayudará a llevar una vida saludable. 30 minutos al día tenemos todos y esos 30 minutos supondrán un empujón a la salud.

  • Ir andando al trabajo, salir con la bicicleta, subir escaleras en vez de coger el ascensor…son algunos de los gestos de la vida diaria que harán que dejemos la vida sedentaria para tener una vida más activa y más saludable.

  • Descansar y dormir bien es otro de los pilares básicos y es que descansar adecuadamente hará que evitemos el cansancio. Hay que evitar acostarse viendo la televisión y el móvil, ya que son elementos que entorpecen el sueño.