5 °C
Especiales

Vuevel a creer en ti

|

Por Milena González


@milenagonzalezh


 


Podemos definir autoconfianza como la creencia de confiar en uno mismo en el momento de hacerle frente a los desafíos que la vida nos pone en el camino sin importar las dificultades o problemas que se nos puedan presentar.


Sin embargo ¿qué podemos hacer cuando sabemos que tenemos los talentos, habilidades y competencias para llevar a cabo una tarea y pese a ello nos damos cuenta que no avanzamos hacia ninguna parte?


Cultivar tu autoconfianza es el tercero de los retos que propongo en mi libro Reto Profesional, el cual sigue al primero de los retos que tiene que ver con el hecho de reconocer dónde te encuentras y el segundo que enfatiza en la importancia de conocerte a ti mismo. Y asocio este reto con el concepto de saber hacer es decir con tu habilidad para realizar aquellas tareas que se te dan con mayor facilidad. En este reto hago hincapié en la importancia de desarrollar tus talentos innatos, ya que aunque es preciso tener un claro conocimiento de tus aptitudes (aquello que puedes hacer), es mucho más importante poner esos talentos en acción. Dicho de otra forma, si posees un talento (poder hacer) pero no lo desarrollas, tendrás como resultado un talento dormido.


De acuerdo con mi experiencia personal me he dado cuenta que sin duda la estrategia más efectiva para aumentar la confianza en nosotros mismos empieza por cambiar nuestra conducta. Debemos desarraigar de nuestras vidas esas actitudes fatalistas que obstaculizan nuestro viaje al éxito como profesionales. Cada vez que siento y pienso que no puedo hacer determinada tarea en la que realmente sé que tengo la habilidad, empiezo por fijarme una meta clara, con objetivos realistas, tiempos de ejecución y responsables. Esto nos ayuda a poner en orden nuestra mente y sobretodo a tener control sobre la situación, ya que considerar lo que nos ocurre como sucesos incontrolables y pensar que nuestra propia conducta depende de factores externos más que de nosotros mismos, es precisamente una de las creencias que empobrece nuestra autoconfianza.


Dice Mario Alonso Puig <<La vida te pondrá obstáculos, pero los límites te los pones tú>> y como la vida se trata de eso, de caer y de levantarnos con más fuerza y también de retarnos para sacar lo mejor de nosotros mismos, he creado un acrónimo que he llamado CREER, que es una forma sencilla para recordar que hay cinco pasos para desarrollar tu autoconfianza:


Cree en tu propósito: Thomas Edison dijo <<si hiciéramos todas las cosas que somos capaces de hacer, literalmente nos sentiríamos anonadados>>. Cuanto más creas en el talento que tienes más posibilidades tendrás de alcanzar tus resultados.


Rodéate de personas que inspiren: ¿Las personas con las que compartes la mayor parte de tu tiempo están influyendo positivamente en tu vida? Decía Ray Goforth <<Hay dos tipos de personas que te van a decir que tú no puedes aportar una diferencia a este mundo: aquellos que tienen miedo de intentarlo y aquellos que tienen miedo de que seas tú el que tenga éxito>>. Ten cuidado de las personas que constantemente te están restando energía e intentado minimizar tus talentos.


Enfócate en lo que puedes hacer: Lo he dicho en varias ocasiones, enfócate en el talento que tienes y no en el talento que quieres, esto es realmente un reto para el profesional de hoy, ya que está en un mundo en el que tiene tantas posibilidades como oportunidades de escoger y esto la gran parte de las veces dificulta la toma de decisiones. Steve Jobs lo dijo <<La gente piensa que enfocarse significa decir sí a aquello en lo que te enfocas, pero no es así. Significa decir no a otras cientos de ideas buenas que hay>>.


Examina tus creencias: Robert Bolt dijo <<Una creencia no es simplemente una idea que la mente posee, es una idea que posee a la mente>>. Aquello que crees determina tus expectativas y tus expectativas influencian tus acciones. ¿Pero significa que si siempre tienes una actitud optimista no cometerás errores ni fracasarás? No, significa que cuando decides tener una actitud optimista aprovecharás en mejor medida tus talentos porque aunque fracases volverás a intentarlo una y otra vez.


Recuerda tus éxitos: Todos hemos tenido éxito en algún momento de nuestra vida. Es importante traerlos a memoria ya que estos te recordaran que sí es posible y generarás el estado de ánimo necesario para seguir adelante pese a las dificultades que te puedes encontrar en el camino. John Dewey lo dijo <<Lo que ocurre en el pasado vuelve a ser vivido en la memoria>>. Así que utiliza tu memoria para recordar tus experiencias positivas más que como baúl de malos recuerdos.


Volver a creer en nosotros y en nuestras capacidades es un verdadero reto, uno que asumen aquellos que saben que pueden marcar la diferencia en un mundo que grita a voces que no es posible hacerlo. Así que independiente de cuáles sean tus talentos, tus proyectos, tus sueños, atrévete a creer en ellos pero antes de nada, empieza con la convicción de que tienes el potencial para lograrlo, empezar a creer en ti es el mejor regalo que te puedes hacer, es la mejor forma de empezar desde cero, es atreverte a ser valiente aunque sientas miedo. Porque el verdadero héroe es aquel capaz de vencerse a sí mismo.