16 °C
Reino Unido

Descubre los secretos a voces de Londres

|

Por María Fuentes


La estatua de Peter Pan en Hyde Park


p3 peter pan


El cuento de Peter Pan nació en Hyde Park, más concretamente en Kensington Gardens, dónde hoy en día se puede visitar la estatua localizada en el punto exacto en el que Peter Pan “aterriza” en la primera versión del libro. El autor, J.M. Barrie, la colocó el mismo en secreto por la noche, ya que el permiso necesario le había sido denegado. Durante sus paseos por Kensington Gardens, Barrie conoció a la familia Llewelyn Davies que tenía 5 niños: George, John, Jack, Peter y William. Estableció amistad con la familia y fueron éstos niños quienes le inspiraron para escribir la historia de Peter Pan. En la primera versión (1902), Peter Pan vivía en Londres y volaba desde su guardería hasta Kensington Gardens, aterrizando en el lugar donde hoy se puede visitar la famosa estatua. En 1929 Barrie cedió todos los derechos de Peter Pan al hospital de niños de Great Ormond Street Hospital y desde entonces todos los beneficios, tanto de libros, películas, teatro, etc, van al hospital.


Los fantasmas y los cuervos de la Torre de Londres 


p3 cuervos


La Torre de Londres fue construida en el siglo XI, y durante su historia se ha ido convirtiendo en diferentes escenarios: primero una prisión, posteriormente fue un castillo, después un depósito de armas y finalmente, el guardián de las joyas de la Corona. También es conocida por ser uno de los lugares más encantados del mundo ya que según se cuenta, se han visto muchos fantasmas de personas que han sido ejecutadas allí. Anna Bolena fue la primera reina inglesa ejecutada en público por adulterio en 1536 y su espíritu se ha visto varias veces vagando alrededor de la torre, su última aparición fue en 1936. Uno de los fantasmas más célebres es el del rey Enrique VI, apuñalado mientras rezaba en su capilla privada, lugar en el que según dicen se le ha visto varias veces.


Cuenta la leyenda que si algún día los cuervos de la Torre dejan la Torre, la Torre caerá y con ella el imperio de Reino Unido. Por ello, desde el siglo XVIII los cuervos han sido alimentados con todo tipo de manjares para tenerlos contentos y que no quieran abandonar la Torre. Según la leyenda, deben de haber al menos 6 cuervos paseándose por la Torre para asegurar la protección de ella. Los cuervos tienen una rutina de alimentación diaria, tienen sus nombres y están anillados con anillas de diferentes colores para poder ser identificados fácilmente.


Pintadas que salvan vidas 


p3 look right


“LOOK RIGHT” o “LOOK LEFT” es lo que nos encontramos muchas veces pintado en el suelo en el paso de cebra, para recordarnos de qué lado debemos mirar antes de cruzar, y es que cuando vienes a Londres te encuentras mirando hacia el lado erróneo antes de cruzar. Gracias a estas pintadas muchas veces hemos evitado un pequeño susto, pero la conducción por el lado izquierdo de la calzada tiene su explicación. Cuando la circulación estaba monopolizada por los coches de caballos, los cocheros sostenían el látigo con la mano derecha, mientras tenían el control de las riendas con la izquierda. Para evitar golpear a los transeúntes que paseaban junto al carruaje se decidió circular por la izquierda, para que el látigo fuera a parar al centro de la calzada.


5 rincones que no te puedes perder



  • Leadenhall Market: uno de los mercados más antiguos de la ciudad que lleva funcionando desde el siglo XIV. Era una antigua calle comercial que fue techada y convertida en un mercado victoriano.

  • Neal’s Yard: una colorida plaza en un pequeño callejón de Covent Garden que alberga varios cafés y tiendas. Sus ventanas, puertas y carteles están llenos de color y vida.

  • Neasden Temple: el templo hindú más grande fuera de la India está en Londres. Su entrada es gratuita y es también un museo de la cultura hindú.

  • Rolling Bridge: o más conocido como el puente que se enrolla, está diseñado por el arquitecto Thomas Heatherwick. Está formado por ocho porciones de acero y madera que se cierra en tres minutos formando un octágono y tiene apenas 12 menos de largo.

  • El túnel de Banksy: una carretera en Lambeth de 300 metros de largo que quedó inutilizada al tráfico de vehículos y que hoy funciona como una galería de arte callejero donde los grafitis se renuevan continuamente.