2 °C
Reino Unido

Latinoamericanos se hacen oír sobre la explotación en el sector de la limpieza

|

Por María Fuentes


La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos del Reino Unido (EHRC) ha realizado un informe sobre la explotación en el sector de la limpieza. En el reporte, más de 100 latinoamericanos fueron escuchados, tanto trabajadores como trabajadoras de la limpieza, sindicatos, campañas de limpiadores y organizaciones que forman CLAUK. El objetivo del proyecto era explorar las posibles discriminaciones ilegales del sector y descubrir si alguna práctica de empleo deficiente tenía un impacto considerable sobre el sector de la limpieza, formado principalmente por mujeres, minorias étnicas, inmigrantes y trabajadores de edad más avanzada en comparación con la mano de obra media de Reino Unido. Los puntos a destacar son los siguientes:



  1. Dignidad y respeto


Muchos trabajadores se describieron como “invisibles” y “lo peor de lo peor”, en muchos de los casos por el trato recibido por los supervisores, los clientes y público.



  1. Igualdad


Algunas compañías de limpieza ofrecían formación sobre la igualdad al personal, pero los trabajadores emigrantes manifestaron que les resultaba difícil comprender la documentación de empleo básica. Respecto a las embarazadas, casi todas las mujeres afirmaron que reciben un buen trato pero otras declararon que eran despedidas al quedarse embarazadas.



  1. Sueldo


Predominan los sueldos bajos y muchos de ellos han tenido problemas debido a este bajo precio o la falta de pago de ellos.



  1. Acceso a rectificaciones


Las compañías de limpieza suelen disponer de políticas y procedimientos de reclamación de algún, dato que los trabajadores desconocían y no realizaban sus quejas por miedo a perder el trabajo.



  1. Horario laboral, descansos y vacaciones


Muchos trabajadores han afirmado el aumento del volumen de trabajo y algunos se veían obligados a ir a trabajar cuando estaban enfermos. Respecto a los descansos, los clientes no suelen ofrecer salas adecuadas para los descansos de los trabajadores.



  1. Un entorno de trabajo seguro


Todas las compañías de limpieza disponen de políticas sobre seguridad y salud en vigor. Ofrecían formación al respecto y proporcionaban a los trabajadores el equipo de protección personal que necesitaban.



  1. Sindicatos y convenios colectivos


No hay ninguna cláusula que prohiba a los trabajadores la libertad de asociación o formación de convenios colectivos pero si hay algunos trabajadores que se han sentido discriminados por pertenecer a un sindicato.



  1. Trabajo forzado


Los bajos sueldos puede ser una señal de trabajo forzado así como algunos trabajadores sienten las peticiones de trabajar horas extras como una obligación.



  1. El impacto de la subcontratación


La subcontratación significa presión para las empresas de limpieza ya que tienen que ofrecer un buen servicio al menor precio posible. El impacto negativo se ve reflejado en los horarios, cantidad de trabajo, sueldos mínimos, seguridad en el trabajo y formación.


Hemos hablado con Petros Elia, de United Voices of the World, en relación a este informe y bajo su punto de vista, la explotación en el sector de la limpieza no ha mejorado por varias razones. Según Elia, las leyes están cambiando en contra de los trabajadores y a favor de las compañías respecto a los despidos improcedentes. Actualmente hay un periodo de tiempo de dos años en los cuales la compañía te puede despedir sin motivo, cuando anteriormente era de 6 meses o un año. Otro cambio es que ahora hay que pagar para demandar a tu jefe por discriminación, despido improcedente o cualquier problema. Con esta medida las demandas han disminuido un 80% desde que se han introducido las tasas oficiales.


Con los recortes de trabajadores, la carga de trabajo se incrementa y esta medida repercute en la salud, tanto física como emocional; llegando a generar en los trabajadores estrés, ansiedad y depresión. Respecto a las vacaciones puede implicar perder unas semanas de pago ya que puedes tener dos semanas sin pago y dos semanas con pago. El tema de las mujeres embarazadas es más complicado. United Voices of the World ha demandado tres casos por discriminación de embarazo, uno de ellos llegando al aborto por el sobrecargo de trabajo que le impuso el manager a la mujer embarazada. Otro de los casos  tiene que ver con el pago de maternidad, ya que mucha gente no entiende la ley y se les niega el pago por maternidad.


“Nosotros hemos visto casos de abusos sexuales, abusos físicos y acoso emocional, pero las compañías nunca van a reconocer estos casos porque si lo reconocen es a la compañía a la que se demanda porque ellos tienen la responsabilidad de todo” añade Elia. A las compañías hay que demandarlas por discriminación, ya que por maltrato no se puede, y es muy díficil llegar a ganar un caso de discriminación por la falta de pruebas.


En esta profesión, el salario mínimo es £6.50, un sueldo muy bajo para la gran cantidad de trabajo que tienen que realizar. La solución para Petros es “presionar, presionar y presionar, si la compañía no tiene presión no va a incrementar los salarios. Y ¿por qué no hay más gente protestando? Por el miedo, ese es el problema principal”, concluye.


*Agradecimiento a CLAUK http://www.clauk.org.uk/