15 °C
Perfiles

¡Felices 30 IRMO!

|

Por Anabel Leal


IRMO, Indoamerican Refugee and Migrant Organisation, es una institución sin fines lucrativos, dirigida a migrantes, que ha prestado apoyo a la comunidad latinoamericana en Londres desde 1985. Así pues, IRMO cumple 30 años trabajando por y para la comunidad latinoamericana. Sus principales objetivos son luchar contra la pobreza, defender los derechos humanos de los miembros de la comunidad y capacitar a los mismos para que puedan construir una vida estable en el Reino Unido.


Durante 30 años han trabajado duro para poder proporcionar a los migrantes un acceso a la educación y distintas oportunidades culturales.  Asimismo, ofrecen asesoramiento, información y  formación sobre una gran variedad de cuestiones, todo ello orientado a ayudar a  que los migrantes se integren en la sociedad británica y para mejorar la calidad de sus vidas cotidianas. “Nuestro trabajo va más allá de la prestación de servicios; estamos construyendo una comunidad más fuerte y más resistente”, reza su página web.


A propósito del aniversario de IRMO, Express News conversó con su Directora, Lucía Vinzon, para que conozcas de primer mano cómo vincularte a esta organización, apoyarla o recibir asesoría


p12 8


¿Cuál es la labor principal de la organización?


IRMO trabaja en 3 áreas principales, aunque el objetivo principal de la organización es trabajar en el empoderamiento y la integración de la comunidad latina en Londres. Aunque debo decir que IRMO es una organización abierta, no se cierra la puerta a nadie por ser de otra nacionalidad o por hablar otros idiomas. Nuestros proyectos se dan en inglés, español y portugués pero las puertas están abiertas para todo el mundo.


Háblanos un poco de esas 3 áreas principales de trabajo...


La primera de ellas es "educación y empleo" y en esta área trabajamos tanto con niños como con jóvenes y adultos. Nuestro proyecto se llama "English for work" en el que tenemos cursos de inglés, clases de computación y apoyo para conseguir trabajo. Todo gratuito. Consideramos que este es el primer paso para conseguir la integración: empezar con el inglés y mejorar sus habilidades para acceder a una entrevista y conseguir, en consecuencia, un trabajo. Esto para jóvenes y adultos, pero también tenemos un proyecto con niños y familias donde trabajamos con clases de inglés y actividades artísticas. Es un proyecto de educación alternativo para familias que acaban de llegar que están esperando encontrar una plaza en una escuela local para los niños, porque ese tiempo de espera puede ser de 4 semanas a 6 meses. La idea es irles formando en inglés en ese tiempo para que lleguen más preparados y una vez dentro del colegio seguir acompañándoles en los primeros pasos de este proceso de integración. A su vez en este proyecto trabajamos con la familia al conjunto, asegurándonos de que esta esté bien en todos los aspectos (acceso a vivienda, trabajo, salud...).


La segunda área es "asesoramiento y defensa" y el objetivo principal sería dar a conocer a toda nuestra comunidad los derechos que tiene y cómo puede acceder a ellos. Tenemos asesoramiento en el tema de vivienda, ‘benefits’, impuestos, deudas, inmigración y otra parte muy importante en relación a los derechos de los trabajadores. Por ejemplo, muchos de los miembros de IRMO trabajan en el sector de la limpieza y este es un sector muy poco regulado y en el que se cometen muchísimos abusos. Para ellos y para el resto de trabajadores de distintos sectores que se enfrenten a cualquier tipo de irregularidad o incumplimiento de los derechos de los trabajadores ponemos a su disposición asesoramiento y se trabaja en ellos de manera individual y personalizada. Dentro de esta área trabajamos en conjunto con el sindicato Unit para no sólo resolver el problema sino para que las personas sean conscientes de cuáles son sus derechos y cómo acceder a esos derechos.


Y esto está relacionado también con la tercera área de IRMO que es "campaña", una de las áreas más recientes de la organización. Tiene varios aspectos como por ejemplo trabajo por el reconocimiento de la  comunidad latina como minoría étnica en Inglaterra. Esto lo hacemos en conjunto con la Coalición de Organizaciones Latinoamericanas que hacemos campaña para que en los formularios de monitorio étnico estén los latinoamericanos, lo que implicaría que las autoridades estén atentas con lo que pasa en la comunidad latinoamericana, cuáles son sus necesidades y, así, se encarguen de que lleguen las cosas que tienen que llegar.


IRMO también trabaja para otras campañas que buscan mostrar el lado más humano de los migrantes y ser un poco la contra cara de todos los ‘speech’ de los políticos y medios de comunicación antimigrantes. Además, estamos muy activos en la campaña "Voter Registration" porque hay muchísimos latinoamericanos que pueden votar. Y es muy importante que lo sepan y que conozcan cómo registrarse para poder ejercer ese poderoso derecho que puede cambiar muchas cosas.


¿Cómo se financian todos esos proyectos IRMO?


A través de distintos medios, fundaciones tanto locales como nacionales o internacionales, de la Unión Europea. Y también por medio de donaciones privadas o actividades que organizamos con el objetivo de recaudar fondos para IRMO.


¿Cuánta gente se beneficia de las ayudas de IRMO?


Alrededor de 5000 personas al año.


¿Cómo ha cambiado IRMO en estos 30 años?


La historia de IRMO está muy relacionada con la historia de la Comunidad y las diferentes olas migratorias. IRMO fue fundado por refugiados políticos que escapaban de las dictaduras de Sudamérica, específicamente de Chile. Por ello, el primer nombre que tuvo esta organización fue “Chile Democrático”. Una vez terminada la dictadura en Chile, muchísimas familias pudieron volver pero se  inició una segunda ola migratoria desde Colombia y Ecuador hacia Reino Unido y se decidió cambiar el nombre a la organización bajo un nombre más inclusivo.


Al principio las actividades de IRMO estaban más orientadas al asesoramiento en inmigración, ya que en ese momento era la primera necesidad. Se trabajó mucho con refugiados, en un principio políticos, después refugiados económicos.


La última ola de migrantes latinoamericanos son aquellos que emigraron primero a España, Italia, Portugal u otro país europeo, y que ahora, por la situación de crisis económica, están emprendiendo un segundo proceso de inmigración a Inglaterra.  Esto implica toda una complejidad de familias que se han tenido que enfrentar por segunda vez a un proceso como este con todo lo que esto implica a nivel personal y laboral.  Por eso, se ha incrementado muchísimo el número de personas que acuden a IRMO.


¿Cuánta gente trabaja en la organización?


Tenemos ahora mismo 6 trabajadores permanentes, más 4 ‘Seasonal Workers’. En total, 10 trabajadores. Y casi 90 voluntarios.


¿Y en qué consisten las labores de voluntariado?


Los voluntarios trabajan en todos los aspectos y en todos los niveles de la organización. Tanto en la recepción, como asistentes de todos los proyectos, profesores de inglés, asesores, contabilidad, manejo de redes sociales… en todo. Además, el voluntariado en sí mismo es un proyecto social, porque muchísimos jóvenes cualificados que están llegando al país y que por distintos obstáculos no pueden acceder a trabajo entonces el voluntariado es como el primer paso para desarrollar más habilidades, tener una primera experiencia laboral relevante en el Reino Unido…


¿Qué hay que hacer para ser voluntario?


Escribirnos un email a volunteer@irmo.org.uk y decirnos qué tipo de formación tienen o qué tipo de actividad le gustaría desempeñar para hacernos una idea de en qué perfil encaja. Después tendría una entrevista con nuestra coordinadora de voluntarios para evaluar las opciones disponibles en IRMO.


¿Y qué es  The Latin American Womens Circle?


Es una expansión de un proyecto que nació con el nombre de “el costurero”  y que es un proyecto básicamente de empoderamiento de mujeres. Enfocado al acceso de educación y trabajo. Se trabaja en dos aspectos, uno general donde se debaten aquellas cuestiones relacionadas con la mujer mediante trabajo en grupo. Se busca así apoyo mutuo y desarrollo de conciencia. Y en el aspecto personal cada una de estas mujeres cuenta con una mentora con la que trabajan y desarrollan uno a uno los objetivos que tiene. Pueden empezar con algo básico como inscribirse en el médico o clases de inglés y de ahí ir sumando objetivos más grandes.


¿Están trabajando ahora en algún proyecto nuevo aparte de todos los que nos has podido presentar?


Estamos comenzando con dos nuevos proyectos. El primero es con escuelas locales de Lambeth porque IRMO va a trabajar para hacer una conexión entre las familias y las escuelas a las que van los niños. Porque aquí trabajamos mucho con niños que están fuera de las escuelas, pero una vez dentro queremos seguir trabajando con ellos y las escuelas para continuar con su proceso de integración y también con las familias para evitar problemas de comunicación y que participen más en las actividades escolares. Y con esto comenzaremos en septiembre.


Y el otro proyecto, con el que vamos a comenzar en octubre, es “career development” para apoyar a trabajadores migrantes que tienen bajos salarios a mejorar su situación. Ya sea cambiando de trabajo o ayudando a mejorar la situación laboral en su propio trabajo.


¿Cuenta IRMO con algún reconocimiento por su trabajo?


IRMO este último año fue elegido por los premios LUKAS como la  Community Organisation of the year y Laura Villegas que es una trabajadora de IRMO desde hace 15 años la Community Worker of the year. Y es algo importante porque es la comunidad la que vota en estos premios.


p12 4


Ahora que se cumplen 30 años de IRMO ¿dónde te gustaría que estuviera IRMO dentro de otros 30 años?


IRMO quiere seguir trabajando para el empoderamiento de la comunidad y, por supuesto, que en 30 años nos gustaría vivir una situación totalmente diferente. Esperamos que haya más conciencia sobre la situación de todos los migrantes en este país. Que la inmigración se vea desde un aspecto de los derechos humanos que hay algo más allá de donde nació cada  uno, que todos somos seres humanos. Todos somos personas y no debería existir una diferencia en torno a derechos.


 *Agradecimiento especial a Ingrid Guyon por compartirnos algunas imágenes de Irmo para nuestra versión impresa y web