13 °C
América Latina

Homenaje a Daniel Rabinovich, uno de los ejes de “Les Luthiers”

|

Enrique D. Zattara


www.elojodelacultura.com 


Si guardamos en la memoria la imagen de un personaje mezcla de pícaro e ingenuo, ligado al espectáculo y sobre todo la música y el humor, será sin duda la figura de Daniel Rabinovich, uno de los integrantes del  grupo argentino de proyección  universal  que supo inventar un lenguaje artístico diferente y sostenerlo durante más de cuarenta años sobre los escenarios.


Rabinovich falleció la semana pasada, a los 71 años, a causa de problemas cardíacos que ya habían afectado su carrera en otras oportunidades: en efecto, ya hace alrededor de diez años, un infarto le impidió sumarse a una de las habituales giras europeas del conjunto, siendo en esa ocasión reemplazado por otro gran humorista musical: el Negro Fontova.


El fallecido tocaba varios instrumentos –como todos los integrantes de Les Luthiers- además de algunos de los “instrumentos informales” cuya invención consistía en una de las innovaciones artísticas del grupo, y era dueño de  una de sus mejores voces. Pero quizás haya sido, entre sus integrantes, el más identificado por su faceta netamente humorística, que resaltaba del resto y conformaba un excepcional contraste sobre todo con otro de los miembros, Marcos Mundstock.


Será difícil, sin duda, que el genial grupo argentino pueda mantener su personalidad sin Rabinovich, y quizás sea el momento que determine el final del extraordinario ciclo artístico de estos “Luthiers” inolvidables. Todo, inclusive el arte, es efímero: eso se sabe.