11 °C
Noticias

Adiós a la osteoporosis

|

¿Tu madre o tu abuela han padecido varias fracturas óseas por culpa de la falta de calcio? No te agobies. Todavía estás a tiempo de evitar la descalcificación de tus huesos, Express News te lo aclara todo.


Por Wilfredo Oseguera 


woseguera@hotmail.com


Es definitivamente algo real y pudiéramos estar conscientes de que nuestro esqueleto puede volverse frágil con los años y que una caída o un golpe, aparentemente sin demasiada importancia, podría llegar a provocarnos una fractura grave ya sea de cadera, vértebras, cuello de fémur o muñeca, si padecemos esta enfermedad. Lo hemos visto en nuestro entorno, en alguna de nuestras abuelas, en nuestras tías o, incluso, en nuestra madre.


Sin embargo, y a pesar de las numerosas campañas de sensibilización y prevención, el 75% de las mujeres que sufren osteoporosis después de la menopausia no están diagnosticadas ni en tratamiento. La explicación es sencilla: como se trata de una enfermedad asintomática, se diagnostica después de la primera fractura.


La buena noticia es que la osteoporosis y sus consecuencias las fracturas se pueden prevenir y tratar, y tú eres capaz de hacer mucho para cuidar y proteger tus huesos sin grandes esfuerzos ni sacrificios. Bastará un poco de constancia y de sentido común.


¿Eres candidata?


- ¿Te has roto algún hueso?


- ¿Tienes algún familiar que padezca osteoporosis?


- ¿Pesas menos de 55 kg?


- ¿Has sido tratada con corticoides por enfermedades respiratorias, reumáticas o de la piel?


- ¿Fumas o bebes alcohol habitualmente?


- ¿Dejaste de tener la regla antes de los 45 años o te extirparon los ovarios antes de los 50?


- ¿Tu dieta ha sido pobre en calcio y en vitamina D desde la juventud?


- ¿Notas que has disminuido de estatura o que se te encorva la espalda?


- ¿Te duele la espalda?


- ¿Sales poco de casa y casi no te expones a los rayos del sol?


Según la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), si tienes más de 50 años y has respondido afirmativamente a dos o más preguntas, podrías padecer osteoporosis y no saberlo. No te alarmes, no significa que sufras la enfermedad, sólo que tienes factores de riesgo. Visita a tu médico. Él te orientará y te dirá qué debes hacer.


¿Por qué afecta a las mujeres?


La proporción de mujeres con osteoporosis es cuatro veces superior a la de hombres. Simplemente, las mujeres viven más años, tienen menor masa ósea que los hombres y, a partir de la menopausia alrededor de los 50 años, la pérdida de estrógenos que son las hormonas femeninas acelera el proceso natural de disminución de nuestra masa ósea.


Otros factores de riesgo son el tabaquismo en general, las fumadoras alcanzan la menopausia unos dos años antes que las mujeres que no fuman, el consumo excesivo de alcohol y cafeína, la vida sedentaria y la extrema delgadez. Con esto no queremos decir que el sobrepeso sea recomendable, ni mucho menos. Sólo que es importante mantener un peso saludable, un peso ideal es no estar ni demasiado delgada ni demasiado rellenita.


Huesos sanos


Los especialistas no cesan de advertir que el riesgo de padecer osteoporosis es mayor en aquellas mujeres con una menopausia precoz, ya sea natural o provocada por causas quirúrgicas. Y, además, los largos períodos de amenorrea es decir, la falta de menstruación, casi siempre por una mala alimentación en chicas jóvenes también están considerados factores de riesgo. Si sigues estos sencillos consejos, estarás haciendo algo para ayudarte a ti misma y tendrás muchas posibilidades de evitar roturas en el futuro. En resumen, conseguirás mantenerte vital por más tiempo.



  1. Disfruta de una alimentación variada, rica en calcio y en vitamina D.

  2. Haz ejercicio físico regularmente.

  3. Mantén un estilo de vida saludable. Evita el consumo excesivo de alcohol y café y no fumes.

  4. Mantente siempre erguida. Olvídate de los sofás blandos en los que te hundes. Siéntate en una silla recta, con los pies en el suelo y con la espalda y el cuello en posición vertical.

  5. No te resignes al dolor de espalda. Si te duele la espalda, acude al médico.

  6. Hazte una revisión. Los chequeos ginecológicos son de obligado cumplimiento, ya lo sabes.



  1. Ponte en tratamiento. Si tu médico te ha dicho que tienes osteoporosis, debes saber que un tratamiento adecuado a base de pastillas con bifosfonatos puede evitar entre un 50% y un 60% de nuevas fracturas. La clave es el diagnóstico precoz.

  2. Mantén en orden tu casa. No hay nada más peligroso para unos huesos frágiles que el desorden. Evita los objetos que puedan poner en peligro tu estabilidad y prevé posibles tropezones o caídas manteniendo cada cosa en su sitio.

  3. Infórmate de los tratamientos disponibles. Habla con tu médico sobre el más adecuado para ti.

  4. Sé constante. La osteoporosis es una enfermedad degenerativa que necesita un tratamiento de por vida para proteger el hueso. Recuerda que los fármacos que funcionan son los que se toman.


Ayuda a tus hijos a proteger su esqueleto


La genética determina alrededor del 75% de la masa ósea y de la calidad del hueso de una persona. El 25% restante, que no es poco, es consecuencia de la alimentación y del estilo de vida desde la infancia.


«La masa ósea aumenta progresivamente hasta alcanzar su cénit entre los 20 y los 30 años», asegura el doctor Manuel Díaz Curiel, presidente de la fundación de enfermedades óseas FHOEMO. «Por eso hay que insistir mucho en educar a los adolescentes para que adquieran hábitos saludables», añade. Una dieta rica en calcio ayudará a tus hijos a fortalecer sus huesos antes de la edad adulta. Un buen consejo para tus niños sería: «Menos refrescos y más vasos de leche».


También es muy importante que en esa etapa crítica de la vida, que es la adolescencia, comprendan que el ejercicio físico regular y alejarse de los hábitos tóxicos (el tabaco y el alcohol) es saludable a largo plazo: les va a ayudar a tener unos huesos más fuertes el día de mañana, cuando más los necesiten.