19 °C
Reino Unido

Inaceptable que Londres tenga banda ancha “peor” que Bucarest

|

Un grupo de diputados dice que las  velocidades de banda ancha son muy malas en Londres.


Por Ulysses Maldonado


Las bandas consideradas “lacustres”  fueron cerradas de golpe y evaluadas como "muy perjudiciales" por un nuevo grupo de presión  de diputados de la capital.


En su primera gran intervención desde su lanzamiento en junio, All Party Parliamentary Group en Londres pidió a los ministros detener estas ya que la ciudad está quedando detrás de sus rivales europeos.


El denominado broadside viene días después de que el gobierno se jactara de que la banda ancha  es súper rápida y que ahora está cubriendo 3 millones de hogares y empresas y que cubriría el 95 por ciento del país en dos años; pero hubo una reclamación recibida con escepticismo en algunos sectores.


Bob Neill, el copresidente del nuevo grupo y diputado de Bromley y Chislehurst, escribió al Ministro de comunicaciones, Ed Vaizey exigiendo una reunión para discutir las experiencias de empresas de Londres que sufren con sus comunicaciones por las velocidades inadecuadas.


"La lista de los países que van a la zaga no sólo incluye las ciudades de rango comparable, como París, y otras como Bucarest, Vilna, Estocolmo y Berna". Esto es muy frustrante para los propietarios en distritos como el mío que es comprensible esperan, tener dentro de las 10 millas de Londres, una cobertura adecuada", dijo.


"Es también extremadamente perjudicial para las empresas de todos los tamaños, ya que se está  socavando nuestra reputación como una ciudad global". La intervención podría ayudar a centrar el debate político más en Londres, en lugar  solo de las comunidades rurales.


La APPG, All Party Parliamentary Groups, se puso en marcha para manejar temas de Londres con más influencia en Westminster, donde los miembros del sector  escocés y parlamentarios de la región norte a menudo parecen mejores cabilderos que en el pasado.


Las investigaciones están listas para ser lanzadas pronto por el Comité de selección de la cultura y el Comité de cuentas públicas. El Señor Vaizey dijo que entiende la "frustración" de las personas que no tienen banda ancha pero ha dicho que el  gobierno ha hecho inversión rápidamente para mejorar la cobertura.


"Hay 3 millones de hogares ahora que tienen  banda ancha que no habrían podido tener  antes y  tenemos el mejor ancho de banda de las cinco grandes economías de Europa”, dijo.


Un demoledor informe de los Lores este año ha encontrado que Londres cayó cuatro lugares en la tabla de la Liga Europea desde 2009. La velocidad media de Londres es de 25,44 megabits por segundo (Mbps) "contrastada drásticamente" con Bucarest, que se jactó  de tener 80,14 Mbps en promedio.


El promedio de la ciudad era más lento 10Mbps que la media Europea, que es de 36.4Mbps.


El alcalde Boris Johnson celebró una cumbre con las principales compañías de internet el verano pasado lo que llevó a un grupo asesor para promover conexiones súper rápidas en toda la capital.


Empujar por  normas más severas de beneficio para los migrantes de EU ha tenido una oposición fuerte por parte de algunos países de la UE, incluyendo el gobierno polaco.


La Comisión Europea ya ha citado al gobierno a la corte sobre la prueba de  residencia habitual. La prueba asegura de que solamente ciudadanos de la UE con un "derecho a residir" en el Reino Unido pueden obtener ciertos beneficios, tales como ayudas a la renta, beneficio y crédito universal de vivienda.


En una audiencia en Luxemburgo en junio pasado  en el Tribunal de Justicia - el más alto tribunal de la UE,  la Comisión argumentó que el gobierno "ha creado una situación de discriminación directa" colocando restricciones adicionales sobre ciudadanos de la UE que no se aplican a los ciudadanos británicos.


Una portavoz del gobierno dijo: "ya hemos tomado medidas para proteger las prestaciones del sistema y garantizar que los migrantes de la  EU vienen a este país por las razones correctas y contribuir a la economía. "Ahora estamos focalizados en renegociar nuestra relación con Europa y obtener un mejor trato para los británicos, y no especulamos sobre otras opciones”.