11 °C
Miscelánea

Cómo aliviar un corazón roto

|

 ¿Todavía te sientes herido?


 La buena noticia es que el tiempo sí lo cura todo; la mala es que la magia sólo ocurre cuando se crea una estrategia


Por Wilfredo Oseguera


woseguera@hotmail.com


Ninguna medicina o canción a todo volumen logrará que el reloj se detenga o avance frenéticamente para aliviar un corazón roto. Miles de personas que están pasando por una ruptura esperan que con el tiempo todo mejore mágicamente para ellas.


La buena noticia es que el tiempo sí lo cura todo; la mala es que la magia sólo ocurre cuando se crea una estrategia. “Si alguna vez esperaste que tu corazón sanaría y encontrarías el coraje para abrirte al amor de nuevo, vas a tener que hacer algunas cosas, además de simplemente dejar que el tiempo pase”, señalan los expertos en relaciones Susie y Otto Collins, autores del libro “How to Heal Your Broken Heart”.


El reloj está del lado del dolido, pero tiene que ganárselo como aliado, comenta el psicólogo Miguel Villegas.


“El tiempo es un elemento a favor, pero ese tiempo debes utilizarlo para establecer otros vínculos más neutrales como amistades, actividades, metas, darte tus gustos, quererte y demostrarte que puedes vivir diferente”, explica.


“Si te quedas con los miedos que tienes no habrá avance y para aliviar un corazón roto se requiere que la ruptura sirva para crecer y madurar”.


p22 pareja


¿Cómo lograr todo esto?


“Primero hay que hacer un análisis frío de la relación, darse cuenta que todas son diferentes y en el caso de nuestra relación rota, hay que tener claro que no por perder una batalla se ha perdido la guerra”, señala el sicólogo Jesús Castillo López


Cada persona necesitará un plan a nivel individual y lo más adecuado es integrarlo con la ayuda de un profesional de las relaciones humanas como psicólogo, psiquiatra o psicoanalista y así tener algo formal.


“Es como cuando la gente busca bajar de peso, tener a un profesional al lado nos hace terminar más efectivamente la meta, porque cuando se hace por sí mismo a veces no se tienen los mismos resultados”.


Para sacar la tristeza


Hay que dejar que el corazón hable. Si hoy una persona está herida, tiene que vivir la ruptura intensamente para así recuperarse.


“Los primeros momentos de una ruptura no tienes conciencia todavía de la pérdida e intentarás reconstruir eso que estás perdiendo”, dice Villegas


“De nada sirve que ignores lo que sientes, si tratas de negarlo vas a terminar utilizando más esfuerzo, tiempo y recursos propios para superar la separación. Debes darte cuenta que es un adiós y aceptarlo para luego darte cuenta que la solución está dentro de ti”.


Sí, al principio será difícil. Lo primero que debe hacer un corazón roto es poner en palabras lo que siente, platicarlo con quien se sienta más confianza.


“Claro que duele que se vaya la persona en la que has depositado tanto afecto”, afirma Villegas, “pero básicamente el alivio está en ti, no afuera, no con que la otra persona regrese o con que alguien te consuele”.


Si el amor se fue, las que siguen donde mismo son las herramientas internas, que si no se tienen, se deben trabajar.


“Lo mejor que puedo hacer es darme gustos, consentirme y buscar nuevas y viejas amistades, ver qué metas tengo en la vida y qué proyecto quiero para mí”, recomienda Villegas.


Si toda la gente celebra hoy lo contrario a lo que se está sintiendo, hay que aprovecharlo, sugiere Castillo López.


“Tienes que centrarte en la parte intelectual, no en la emocional de lo que te sucede”.


Esto quiere decir que si la persona que sufre se sigue conectando con los buenos momentos de su ex relación, con lo que acaba de dejar atrás, va a deprimirse y estará atorada en una trampa que le hará sentirse mal.


“Es autocompadecerte y eso te lleva a sentirte víctima de algo de lo que crees que no eres responsable”.


Cómo olvidar


Si lo que quiere una persona dolida es lanzarse directo al bar más cercano y tomar hasta olvidar las penas, o incluso consumir drogas, es mejor que cambie de estrategia.


“Es muy frecuente en la cultura hispana querer hallar el olvido al ‘estilo Jalisco’, tanto hombres como mujeres, pero eso no es lo mejor porque no te mides y empiezas a tomar para desahogarte, terminas desinhibiéndote y buscando a tu ex”, detalla, “lo único que logras es perjudicarte”.


Hay que evitar llamar al ex para rogarle y decirle que “sin ti de pena muero”, o peor, buscar desesperadamente a un viejo amor para pedirle matrimonio.


Ahora que si ya pasó la desilusión amorosa, no hay que creerse el cuento de “no me vuelvo a enamorar, totalmente para qué”. Es falso, considera Villegas.


“La misma vida cotidiana nos permite encuentros que posibilitan la oportunidad de vincularnos amorosamente con otras personas”.


Lo importante, es que te sientas tranquilo para poder definir tu panorama futuro, y que no saltes de inmediato a una nueva relación sin estar listo para iniciarla ni haber aprendido de la que recién terminó.


El duelo


Sentirse triste y desesperado, llorar mucho, tener ansiedad, apatía o sentimientos de nostalgia de cierta forma son síntomas normales de un corazón roto, pero sólo por determinado tiempo.


“Dependiendo de la importancia de la relación, necesita pasar por lo menos por un duelo de unos cuatro o cinco meses para que pueda la persona sentirse mejor, pero cultivando amistades, saliendo y no comprometiéndose de inmediato con otra relación”, señala la psiquiatra Rosalinda Sepúlveda.


“Cuando ya hay un deterioro en la vida familiar, académica, laboral o personal, cuando estos sentimientos te afectan tanto que dejas de trabajar o estudiar y te aíslas en casa con un sentimiento de culpa o con coraje, ya no es normal”, indica la terapeuta.


Un duelo en el rango de lo normal se da cuando incluso con la tristeza y las lágrimas, la pérdida de sueño o el apetito, sigues trabajando y haciendo tu vida normal.


A pesar del dolor que es capaz de causar un rompimiento, la lección y el aprendizaje de sí mismo pueden ayudar a elegir mejor la próxima vez.


“Si haces una buena elección de tu pareja y una relación basada en los buenos sentimientos, honestidad y valores, no necesitarás pasar por todo este sufrimiento”, indica Sepúlveda. “Si se cumplen las expectativas, aún y cuando se acabe por falta de afinidad, no habrá tanto dolor”.


Para irse superando emocionalmente, se deberá encontrar y reconocer el tipo de pareja que se necesitas de acuerdo con cada personalidad. Así se podrían evitar problemas y lograr relaciones más saludables.


“Mientras más te conoces a ti mismo, vas a saber qué buscas en una relación y qué esperas de la otra persona, lo que te va a dar mucha información para no perder el tiempo”.


Pasos para sanar


-Acércate a tus amigos y seres queridos.


-Consiéntete. Descansa mucho, tómate un baño con aromaterapia, pásate un par de horas en el spa, come comida deliciosa o, incluso, cómprate algo que siempre has querido.


-Enlista 50 cosas que te gusten de ti para recordarte lo genial que eres.


-En lugar de idealizar a tu ex pareja, enumera sus defectos y cada cosa que no extrañas para que comiences a verla como realmente es.


-Esconde sus fotos, no las destruyas, sólo dáselas a alguien para que las guarde por ti hasta que sepas qué hacer con ellas.


-No intentes ser su amigo(a).


-Evita el alcohol para “olvidar”.


-Trata de agendarte los fines de semana más actividades, como conciertos, visitas con amigos y fiestas.


-Haz ejercicio.


Las edades del desamor


Un corazón roto no sólo se debe relacionar con una relación amorosa fallida. El psiquiatra español Enrique Rojas, director del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas de Madrid y autor de textos como “Remedios para el Desamor”, indica que dependiendo la edad hay una razón diferente y un grado de ruptura.


NIÑO


El amor de un niño generalmente se dirige a sus padres, las niñas más a su papá y los niños más a su mamá. El especialista indica que su corazón se rompe y queda marcado cuando las figuras a las que más quiere discuten y se separan, aunque también se pueden dar casos de corazones rotos por el primer amor.


ADOLESCENTE


Las relaciones de un joven generalmente son imaginativas y poco formales, por lo que es difícil descifrar cuándo realmente tiene el corazón roto, pues esta situación se puede dar en un sinnúmero de ocasiones.


Sin embargo, no hay que dejar pasar un cuadro de tristeza de un adolescente, pues puede ser muy real y terminar en una depresión seria.


ADULTO


Las causas de un corazón roto en el adulto son propiamente las rupturas de relaciones estables o matrimonios. Para ellos es una situación más complicada de superar, pues éstas se dan cuando la vida ya va más allá de la mitad. Generalmente la consecuencia es el escepticismo y la creencia de que el amor ya no tiene arreglo, ya no se apuesta tan sencillo a iniciar nuevas relaciones.


ADULTO MAYOR


La pérdida del amor de toda la vida causa en el adulto mayor la ruptura de su corazón, por lo que retomar un nuevo amor tardío generalmente tiene menos fuerza afectiva y más fuerza intelectual.


El amor de los adultos mayores está lleno de razón, son relaciones interesantes, pero ambos se protegen de no volver a ser lastimados por la nueva pareja.