11 °C
América Latina

Las divisas de América Latina, en alto riesgo de devaluación

|

Este mes el dólar estadounidense ha marcado un máximo histórico en una serie de países latinoamericanos, donde el curso cambiario registró un récord.


El próximo aumento de tasas de interés en EE.UU., así como la caída del precio del petróleo y la disminución de la demanda de materias primas por parte de Pekín puede agravar la situación aún más, lo que puede llevar a una posible devaluación de las monedas nacionales.


En el contexto del caos que reina en los mercados internacionales en un intento de mejorar el curso cambiario los Gobiernos latinoamericanos pueden recurrir a una devaluación de las monedas nacionales, un escenario de acontecimientos que ya ha pasado con el yuan chino y el tenge kazajo. El récord de caída frente al dólar en lo que va de este año lo ha sufrido el real brasileño, que perdió el 31,7% de su valor, según los datos de 'Wall Street Journal'.


Le sigue el peso colombiano con la pérdida del 30,6%. Este fin de semana un dólar en Colombia se vendía a 3.104 pesos, un precio jamás visto. Cabe mencionar que en el período comprendido entre agosto del 2014 y agosto del 2015 la moneda colombiana hasta le 'ganó' a la brasileña, ya que en esta lista ocupa el primer lugar, con una depreciación del 36% frente al dólar, contra el 35% del real.


Mientras que la caída de los precios del petróleo ha afectado a México, donde en los primeros ocho meses la moneda perdió el 15,2% y en el último año el 19%, Chile está experimentando problemas debido a la reducción de la demanda de las materias primas por parte de China. El país latinoamericano exporta el 47% de su cobre a Pekín. La disminución del ritmo del desarrollo del gigante asiático ha influido de una manera muy negativa al coste de la divisa chilena, que desde enero perdió el 15,0% y esta semana marcó su precio mínimo en seis años.


En general, los países latinoamericanos que más sufrirán el alza del dólar serán especialmente los orientados a la importación de materias primas. Además, la depreciación de las monedas nacionales provocará una subida significativa de los precios de los productos importados, incluidos los alimentos.


¿Quién se beneficia y quién pierde tras el alza del dólar?


Доллары


¿Quién pierde?


Las naciones más afectadas por un dólar fuerte serán las que se dedican a la importación, ya que su economía depende de las materias primas y productos comprados en el exterior. Bebidas, vestimenta, medios de transporte, piezas de automóviles y alimentos, entre ellos. Así, los 18 países de Latinoamérica y el Caribe que son importadores netos (compran más alimentos que venden) sufrirán problemas serios en este aspecto, ya que el precio de la comida importada crecerá drásticamente, informa BBC Mundo. En este grupo de riesgo están México, Colombia, Perú, Venezuela, Guatemala y República Dominicana, donde los precios de producción pueden subir hasta el 50%, suponiendo una importante inflación en la zona.


¿Quién gana?


Mientras que al pueblo latinoamericano le puede tocar sufrir con altos precios, en los mismos países algunos sectores lo van a aprovechar. Este es el caso de Colombia, México, Chile, Brasil y Perú, ya que cuentan con industrias que exportan bienes y servicios. El beneficio viene de la oportunidad de vender sus productos en los mercados internacionales, obtener el pago en dólares más caros y cambiarlos en el mercado interior a un precio mayor.


Asimismo, el fortalecimiento de la moneda estadounidense beneficia al sector turístico, ya que las vacaciones en América Latina serán más baratas para los turistas de EE.UU. y Europa. De este modo, el sector turístico de México (con 29 millones de turistas anuales), Argentina (con 5,9 millones), Brasil (con 5,8 millones), la República Dominicana (con 5,1 millones) y de otras naciones latinoamericanas obtendría una corriente extra de dólares.


Además, las familias latinoamericanas y caribeñas que tienen familiares trabajando en el extranjero y reciben remesas en dólares, podrán aprovechar el curso para recibir más divisas nacionales.


¿A quién no le afecta?


Los países dolarizados como Panamá, El Salvador y Ecuador no sufrirán los cambios drásticos, aunque las exportaciones se pueden encarecer, porque con un precio en dólares al alza serían menos competitivas. Al mismo tiempo, la población de estas tres naciones obtendrá más acceso a todo lo importado con un precio más bajo.


 *Tomado de RT