15 °C
Especiales

Un encuentro 100% seguro

|

 ¿Tabú o una realidad?


 Despeja todas tus dudas sobre el sexo oral, y cuida tu salud desde ahora.


¿A cuántas personas les da miedo hablar de estos temas? Tal vez a muchas, sin embargo, lo más importante es estar informado y ser responsable. ¿Te ha pasado alguna vez por la mente pensar si cuando haces sexo oral, puedes llegar a contraer una enfermedad venérea por haberte pasado los fluidos de tu pareja? Express News aclara todas las dudas que tengas sobre este tema.


Por Wilfredo Oseguera 


woseguera@hotmail.com


No es nada secreto en estos días y viviendo en una sociedad tan desarrollada como Londres, que durante la práctica del sexo oral, puede que el hombre eyacule en la boca de su pareja sexual. Existen muchas dudas sobre si tragarse el semen tiene algún riesgo en la salud de las personas que están teniendo sexo.  Es cierto y muy cierto que este tema puede estar ligado a ciertos tabúes que nunca fueron contestados, pero es moral y sobre todo por cuidar la salud de nuestros seres queridos que debemos hablar de este tema.


Un secreto al descubierto


Si tienes relaciones, sin duda alguna hay ciertos temas que evitas hablar con todos, hasta con la persona con la que tienes más confianza, el tema sobre tragar los fluidos cuando se practica el sexo oral en un hombre, para algunas personas tragar semen es algo excitante, mientras que para otras puede resultar hasta una falta de respeto. Cualquiera que sea tu forma de pensar es respetable y tu pareja debe saber tu posición sobre este tema.


Lo primero que debes saber es que el semen o esperma, es un in líquido viscoso fabricado por el aparato sexual masculino que contiene los espermatozoides y el líquido seminal. La consistencia puede variar de menos a más espeso, su olor siempre será fuerte y sobre todo su sabor. Aunque depende de cada individuo y su alimentación, puede que sea dulce debido a la presencia de proteínas y glucosa que juntos forman el azúcar.


Una realidad latente


Si tienes sexo oral, déjame decirte que estas expuesto a cualquier tipo de enfermedad de transmisión sexual ETS, ya que si tienes heridas en la boca o garganta o en el mismo pene, heridas mínimas que ni tan siquiera se pueden ver, puedes contraerlas absolutamente todas, es una mentira que este tipo de enfermedades solo se transmiten por la vagina o por el ano.


Por eso es importante estar siempre protegidos, sobre todo si mantienes encuentros casuales con personas que solo miras para tener relaciones sexuales y practicas el sexo oral, esto genera riesgo de contraer enfermedades como el herpes, clamidia, gonorrea, hepatitis B y verrugas genitales. Incluso el VIH también puedes contraerse por esta misma vía aunque el riesgo es más bajo que otras enfermedades.



¿Lo hago o no lo hago?


A pesar de que el riesgo es menor, esto no significa que no exista. Por eso es importante que tengas en cuenta que el riesgo de transmisión de VIH a través del sexo oral aumenta si:



  • La persona que está dando sexo oral tiene VIH y la sangre de su boca (si hay alguna herida por minúscula que sea) entra al cuerpo de la persona que recibe el sexo oral a través del revestimiento de la uretra o alguna herida en el pene.

  • La persona que está recibiendo sexo oral tiene VIH. Su sangre, semen y líquido pre-seminal pueden contener el virus y entrar en el cuerpo de la persona que está dando el sexo oral a través de heridas en la boca o en la garganta.


Entonces, ¿es mejor escupirlo?


Se sabe que las enzimas presentes en la saliva destruyen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y que el si el semen está contaminado por el VIH, el virus puede morir en el estómago gracias a la acción de los ácidos. Lo mejor sería que si no hay seguridad acerca del estado de salud de la persona con la que estás, no practiques sexo oral. Pero si en el calor del sexo, te encuentras con que la eyaculación en tu boca es inminente, tienes dos opciones: escupir el semen rápidamente o tragártelo de inmediato para minimizar el contacto con las membranas como la boca y la garganta.


Mi consejo sigue siendo que cada vez que decidas tener relaciones sexuales, lo mejor es que te asegures que la persona con que tengas relaciones sexuales esté en buen estado de salud. Ir al médico juntos puede que sea lo mejor inicio de una relación libre de preocupaciones y riesgos.


Si tienes una pareja estable y estás en una relación monógama y honesta, acudan al médico para que no tengas que preocuparte. El ingerir el semen de un hombre sano no representa ningún riesgo para tu salud.