9 °C
Perfiles

Ernesto Cánovas, talento con sello español

|

El 2 de septiembre de 2015 dará comienzo en la Halcyon Gallery “Overlapping View”, la nueva exposición del artista español establecido en Londres, Ernesto Cánovas. En Express News no hemos querido dejar pasar la oportunidad de charlar con él para conocer más sobre su historia de vida y su trabajo artístico.


Por Anabel Leal


¿Cuándo fueron tus primeros pasos en el mundo de la pintura?


Empecé bastante tarde, la verdad, cuando tenía 35 años. Estaba viviendo en Edimburgo y tenía una escuela de arte al lado, así que decidí acudir a cursos de pintura por al noche y, al final, me animé a hacer la carrera.


¿Y por qué te trasladaste a Londres?


Después de terminar la carrera, hice el Máster en Londres y ya me quedé. Me casé. Y el mundo del arte… tiene que ser aquí, aunque también viví en Nueva York. Considero que son dos grandes ciudades para vivir de esto.


¿Crees que tus pinturas son bien aceptadas entre el público inglés? ¿Más que en otros sitios?


También tengo una galería en Alemania y funciona bien, pero la verdad es que en Reino Unido estoy teniendo mucha suerte. En las dos anteriores exposiciones se vendió todo y en esta próxima… quién sabe.


¿No te planteas volver a España?


No me lo planteo, pero no lo descarto. He vivido 14 años en Edimburgo y ya llevo 5 en Londres, así que casi he vivido más tiempo fuera que dentro de España.


¿Qué dificultades has encontrado en el camino?


Entre comillas ha sido un camino fácil, creo que he tenido bastante suerte. Los inicios quizá fueron dificiles, intentar llegar al final de mes… Comencé trabajando en un Pizza Express y no hace mucho, antes de firmar acuerdos de negocio estaba pendiente volver a trabajar de camarero para poder permitirme seguir trabajando en el mundo del arte.


¿A qué te dedicabas antes?


En 1996, me fuí de España a aprender inglés, conseguí un trabajo de verano en un hotel. Y a partir de ahí trabajando, estudiando… Aquí, en Reino Unido, trabajé en hostelería, hice de todo y de nada. Antes había estudiado diseño gráfico, pero también fue algo esporádico.


¿Qué te inspira a la hora de trabajar?


Todo me inspira, cuando hago cuadros abstractos me suelo inspirar en la arquitectura, aunque, en general, puedo encontrar la inspiración en diferentes lugares,  en las noticias, imágenes de internet… también tomo imágenes de postales antiguas y apartir de eso lo modifico, juego con la manipulación de la imagen.


¿En qué consiste tu técnica? 


Parto de una imagen, la primera concretamente es de una película de los años 50. La extraí, la modifiqué, creé esa duplicidad… y al final queda algo totalmente distinto, cambia la historia. Esta otra por ejemplo, es de una fotografía mía de Australia.


p12 IMAGEN 2


p12 IMAGEN 6


¿Qué tiene de diferente Overlapping View frente a An American Trilogy y Turneresque (ambas de 2014)?


La principal diferencia es la utilización del aluminio como lienzo, aunque también es verdad que An American Trilogy la temática era muy particular, ya que todo giraba en torno al “sueño americano”. Y Turneresque fue algo que siempre había querido hacer y que se me dio la oportunidad de llevar adelante en relación a los cielos de Turner, pero en una versión más abstracta.


¿Por qué escoges el aluminio como lienzo?


Porque ya había trabajado antes con madera y es totalmente diferente. Da otro efecto. Eso no quiere decir, por supuesto, que vaya a dejar de trabajar con madera, simplemente, esta exposición es en aluminio.


¿Con cuál de tus obras te sientes más orgulloso?


Normalmente cuando las acabo es un love and hate. La diferencia en esta exposición es que todo ha ido muy rápido, casi según acababa salían y las estoy volviendo a ver ahora. Normalmente, pasan bastante tiempo en el estudio y en ese tiempo los modifico.


¿Qué te diferencia del resto de artistas del panorama?


Parto de la base de que todos somos diferentes, puedes tener infuencias pero eso es lo que te hace artista: ser diferente. Mi mujer también es artista, y antes trabajabamos juntos, pero ella es completamente diferente por mucho que hagamos cosas similares.


¿Qué pintores son tus referentes?


Maestros quizá Friedrich, más romántico,  Turner… y contemporáneos realmente son muchos. Por ejemplo, la última vez que estuve en Nueva York estuve en más de 100 exposiciones en un periodo de 3 años.


¿Cómo se encuentra una galería para exponer?


No la encuentras, te encuentran. En mi caso, me gradué en Slade School Of Art y me eligieron para el Saatchi New Sensation de los recién graduados y Simón Quintero (Representante de la Halcyon Gallery) vio mis cuadros y dos años despues me contactó. Las cosas de palacio van despacio.


¿Qué sueño te queda por cumplir? ¿En qué parte del mundo, en qué galería te gustaría ver expuesta tu obra?


Pues me gustaría exponer en una galería nacional para tener reconocimiento. También me encantaría ver mis pinturas en una galería grande de Nueva York…no sé, considero que todas las ciudades tienen lo suyo.  De todos modos, el exponer es lo del final, lo que te garantiza poder seguir trabajando pero con lo que realmente disfruto es haciendo los cuadros, en el taller, en el estudio. Aunque repitó sé que es importante para la financiación de próximos trabajos y, a fin de cuentas, la continuidad en el mundillo.


¿Y qué se siente al ver expuesto tu trabajo?


Another day in the office.


¿Te ha ocurrido que después de un tiempo no te guste alguno de tus cuadros?


Claro, porque hay una evolución. De hecho, creo que me ha sucedido con el 95% de ellos, pero debemos de tener en cuenta que tenía sentido en el momento en el que lo hiciste. Eso es ser contemporáneo.


¿Y, por el contrario, alguna vez has querido quedarte con algún cuadro tuyo?


Sí, sí que pasa, aunque hay que aprender a no hacer eso. En mi casa tengo colgados cuadros de mis amigos, ya que son varios artistas y los intercambiamos, pero míos por ahora no tengo en mi casa ninguno.


¿Cómo funciona la competencia entre artistas?


Los hay que son super competitivos, pero a mí lo que me gusta es pintar. Me da igual lo que hagan los demás, si te va bien, me alegro por ti. Si puedes ayudarles, les ayudas. A mí lo que hagan no me influencia, simplemtne lo que hago yo. En Nueva York se nota mucho más, los americanos son muy competitivos.


¿Qué reconocimiento te ha hecho especial ilusión?


El año pasado me eligieron estar en la galeria nacional de Escocia. Como estudie en Escocia me consideran “scottish art”. Fue un reconocimiento por haber estado allí.


¿Y aparte de pintar, qué te gusta hacer en tu tiempo libre?


En mi tiempo libre ando mucho, y me gusta el cine. Mis pinturas tienen una gran influencia del cine.  También me gusta viajar, este año he estado en Australia, Malasia, Nueva York… y todo eso influye, y mucho. Como artista, parte es trabajo en estudio y parte es observación. Una profesora me decía que era un 50%, yo quizá no lo cumplo al 50% pero no necesito pasar todo el día en el estudio.


¿Cuáles son tus planes de futuro?


Estoy trabajando ya en otra exposición, completamente diferente. También ahora me he apuntado a un curso de cerámica. Considero que, como en todos los trabajos, es importante no dejar de formarte. Para mí, este es el siguiente paso, hacer tres dimensiones, escultura y mezclarlo todo un poco.


¿Haciendo cosas tan diferentes no tienes miedo a no tener un estilo propio?


La verdad es que prefiero no definirme, pero por lo que me dicen debo de tener un estilo propio. Yo los veo y los reconozco, obviamente, pero eso no quiere decir que alguien no haga algo parecido. Mi intención con la escultura es que esté todo vinculado.