11 °C
Reino Unido

Ley de inmigración: propietarios 'deben desalojar' a los inmigrantes ilegales

|

Se espera que los propietarios en Inglaterra puedan desalojar a los inquilinos que pierden el derecho a vivir en el Reino Unido bajo las nuevas medidas drásticas contra la inmigración ilegal.


Por Ulysses Maldonado


Podrán poner  fin a los arrendamientos, sin una orden judicial, cuando las solicitudes de asilo han sido negadas, dicen ministros.


A los propietarios también les será requerido comprobar el estatus de visa de los migrantes antes de aceptar un contrato de arrendamiento. Los reincidentes podrían enfrentar hasta cinco años de prisión.


Pero los críticos han dicho que la medida  puede llevar a  que los ciudadanos de UK se les  niegue alojamiento.


Las propuestas que se incluirán en la próxima ley de inmigración se reflejan en la lucha de los gobiernos británicos y franceses para hacer frente a la crisis de inmigrantes en Calais, donde un  gran número de personas está haciendo intentos cada noche para cruzar el canal y  llegar al Reino Unido.


Bajo las nuevas  propuestas para  los propietarios en Inglaterra, la oficina de inmigración emitiría una notificación cuando una solicitud de asilo ha sido negada y que confirma que el inquilino ya no tiene el derecho a tener la propiedad de alquiler.


Actualmente es una ofensa criminal sacar inquilinos sin una orden judicial. La obtención de esa orden permite a los cobradores desalojar a los alojados. La nueva medida puede recortar el trámite de órdenes judiciales, pero aún no está claro lo siguiente:



  • ¿Qué sucede con los inmigrantes ilegales desalojados? Sólo pueden ser desalojados si el Ministerio del interior sabe quiénes son y dónde viven.

  • ¿Cómo la nueva ley cumpliría con el artículo 8 de la ley de los derechos humanos - el derecho de familia y vida privada - y legislación nacional e internacional que protege los derechos de los niños? Si el inquilino es un padre que se le niega el asilo y no puede estar legalmente en Inglaterra, pero tiene hijos nacidos aquí, podría ser un reto para el desalojo.

  • ¿Quién paga? Los propietarios pueden evitar ir a los tribunales pero tendrán que emplear agentes judiciales para desalojar a los inquilinos. Esto puede costar hasta £1.000 No está claro si el propietario dueño del domicilio va a pagar.


Esto concederá un poder para que los propietarios puedan poner fin a la tenencia, sin una orden judicial en algunas circunstancias.


A los propietarios también les será necesario llevar a cabo comprobaciones "derecho a alquilar"  bajo el estatus migratorio de los inquilinos antes de permitirles moverse, un ensayo  piloto ha estado funcionando durante un año en la región de west Midlands.