19 °C
Reino Unido

El arte en libertad de Julio Osorio

|

 “Se puede encarcelar el cuerpo de un hombre, pero no su mente”


 Yohanna Rozo
editor@expressnews.uk.com


En marzo de 2012 después de haber sido asaltado por el portero en un bar en el centro de Londres, Julio terminó en la cárcel, allí estuvo por un período de dos años y medio. Sin embargo, tomó la pintura como una forma de hacer frente a la monotonía de la vida en prisión.


Las obras son un reflejo de sus pensamientos, sentimientos, emociones, conflictos y deseos internos, todo aquello que Osorio experimentó cada día durante los dos años y medio. A pesar del límite de materiales y recursos, Julio logró alrededor de 60 obras.


Ahora la pintura es su pasión y su nuevo medio narración de historias, aquel que nació cuando no tenía acceso a una cámara de fotografía, su otro gran amor.


En libertad Julio Osorio hizo su primera exposición el mes anterior en Londres y ahora prepara una próxima exhibición en septiembre. Osorio aceptó la invitación de Express News para contar su historia de superación y libertad.


p12 julio


¿Cómo decides entrar de lleno en la pintura?


Esta fue una oportunidad de expresar las emociones a través del arte. Se puede encarcelar el cuerpo de un hombre, pero no su mente. Yo pensé que tenía que revertir la situación negativa en un resultado positivo a través del trabajo duro y la determinación.


Este es un proyecto que nace con el viaje desde me detuvieron, mi lucha en el sistema penitenciario y las barreras que encontré para lograr mi objetivo.


Me obsesioné con la pintura que fue observada por el jefe del departamento de arte. Dentro de una semana de estar allí ella me consiguió autorización para tener un pequeño caballete y algunos contenedores de plástico reciclados con pinturas acrílicas trabajar en mi celda. Hice varias pinturas sobre papel, luego se trasladaron a mantas recicladas de la prisión y grapadas a viejas piezas de diferentes tamaños de tablero que iba observando alrededor de la prisión, y luego las enrollaba y se las entregaba a mi hija en sus visitas.


Podrías contextualizarnos sobre el incidente que te condujo a la cárcel


Después de un largo día en mi estudio fotográfico fui a descansar un poco al bar donde siempre solía ir después del trabajo. Luego de unas horas llegó uno de los porteros que trabajaban allí y noté que, por primera vez, estaba trabajando en la puerta y no adentro como lo solía hacer.


Hubo un par de cosas que pasaron que me llamaron la atención como quitar la silla donde yo estaba sentado mientras fui al baño y, aunque la pareja con que compartía la mesa le explicó que yo estaba allí, se la llevó de todos modos.


Luego, cuando tuve que ir al baño por segunda vez, estando sentado afuera del bar, él no me lo permitió y al preguntar por qué estaba siendo así con un cliente fue rudo y se formó una discusión en la que terminó tirándome al suelo de un empujón, de ahí se formó un escalando y después de una botella rota, los dos fuimos a la cárcel por lo que aún digo que mucha gente aquí no tienen el respeto que es tan primordial en la cultura de nosotros.


Qué aprendiste esos años en prisión


Además de pintar, tomé varios cursos: animación, web design, diseño gráfico y por último escribí mi primer guion para un primer largometraje que quiero dirigir lo más pronto posible.


En 33 meses lograste 60 pinturas, cómo describes el día a día en ese proceso


Decidí no seguir otros artistas o copiar sus obras, sentí que si yo era capaz de hacer mis propias declaraciones a través del arte, que necesitaba concentrarme en mis sentimientos, emociones, conflictos internos y deseos. Cada día iba a pintar al menos diez horas como parte de mi rutina y luego veía las noticias antes de pintar hasta las últimas horas de la noche, después tenía que dormir y levantarme para ir a clase de nuevo y arrancar un nuevo día con vigor. Esta fue mi manera de aprovechar el tiempo y no desperdiciarlo mientras estaba allí.


¿Cómo recuerdas tu primera pintura?


Yo nunca había pintado antes, pero después de mi primer intento de hacer una pintura cuando estaba en custodia, me di cuenta de cómo toda mi mañana transcurrió en un borrón. Yo no estaba pensando en el entorno inmediato o la situación en la que me encontraba, me pareció que podía mejorar y que yo realmente podía pintar. Desde ese día en adelante encontré un nuevo medio para trabajar dentro de mi narración y que se convertiría en mi única forma de escape mientras yo estaba en espera de juicio.


p13 fragmented life


Para quienes aún no han tenido la oportunidad de apreciar tu trabajo, cómo podrías describirlo y cuál es la técnica que incluyes


Hay una gran serie de diferentes técnicas que fui adoptando a medida que iba leyendo sobre arte y viendo el trabajo de los diferentes artistas que podía encontrar en la biblioteca y los libros de arte de la clase.


Qué han incluido estos años de aprendizaje artístico


Que la determinación y el enfoque es lo primordial para alcanzar lo que uno quiere.


¿Cuáles son las principales dificultades que has encontrado en el camino?


En el lugar donde estaba, la falta de útiles para pintar al igual que restricciones sobre qué materiales se podían o no utilizar, etcétera… pero aprendí a ser recursivo.


Quiénes te acompañan en este sueño


Mi hija Jacqueline, mi familia y en mi mente mi hijo Daniel, que han seguido mi trayecto, estando yo allí, y el proceso de cómo he ido mejorando mis técnicas.


¿Cuál ha sido el mayor reto tuyo como artista?


Desde que salí, el reto era poder encontrar una galería dónde exhibir ya que todas quieren que les paguen una fortuna y sobre comisión no trabajan a no ser que seas un artista ya conocido. Pero yo he conseguido un sitio por mi propia cuenta y así lo hice.


Qué reconocimientos has recibido por tu trabajo


Durante el tiempo que estuve allá gané varios premios en una competencia que hace The kostler Trust y el año pasado una de mis pinturas fue exhibida en el South Bank, Kostler Exhibition.


También me gané una beca por medio del Kostler Trust con un artista ya destacado como mentor por un año.


¿Ha cambiado el concepto de libertad en estos años?


La libertad es algo que tomamos por concedido, pero se puede perder muy fácil y allí uno se da cuenta de lo que realmente vale.


¿Para ti cuál es la principal satisfacción de este proceso que has llevado en la pintura?


El haber alcanzado a producir tantas pinturas en una etapa difícil de mi vida y ahora haber podido tener una exhibición en el centro de Londres, de mi trabajo y mi historia de cómo no me dejé vencer por el sistema y… no perder mi tiempo es algo que me da gran satisfacción.


¿Cuál es el lema o la filosofía de vida que siempre sigues?


Siempre hay que seguir lo que uno quiere alcanzar con determinación ya que solo así se logran los sueños.


¿Cómo te sueñas en los próximos años?


He sido un artista visual desde hace mucho tiempo y montar mi compañía de producciones es mi proyecto principal para el futuro, pero esto no será hasta que no tenga una operación de la columna que estoy esperando. Pero mi primera película es algo que deseo hacer en los dos próximos años. Además de vender todas las pinturas de mi más reciente exhibición.


¿Cuál es tu obra favorita o por la que tienes un sentimiento especial?


Todas las pinté porque había algo que quería decir con cada una, pero pienso que lo que se llama el árbol de la vida es una de las que más trabajo tuvo como técnica y porque fue la última que pinté antes de ser liberado y está llena de positivismo como yo.


¿Cuál es el momento del día en el que más te inspiras?


Por lo regular siempre he sido bohemio y cuando el mundo está más oscuro y menos bulla se escucha es cuando mi mente viaja sin fronteras.


Preguntas rápidas y respuestas cortas


Una comida… Una bandeja paisa!


Un libro… Long walk to freedom


Una película… la vida es bella


Un viaje... El Amazonas


Un país… India


Un deseo… Vender todas mis pinturas ;)


 *Para conocer más sobre su obra visita www.juliocesarts.com