13 °C
Especiales

Descubre las ventajas de estar asegurado

|

Libre y exento de todo peligro, daño o riesgo, está es la definición que el diccionario nos da de la palabra SEGURO. Tras este comienzo tan “misterioso”, se encuentra la ancestral costumbre de las personas en buscar la seguridad, para nosotros y para nuestras familias. Desde la edad de piedra, hasta nuestros días, muchas de las decisiones que tomamos en el día a día, las fundamentamos en criterios de seguridad, cruzar una calle, hacer un viaje, o realizar una compra, todas esas decisiones que tomamos llevan, al menos en una pequeña parte, un componente de seguridad, que nos empuja a tomar la decisión, es cierto que existen otros componentes como la utilidad, necesidad o satisfacción, pero siempre en nuestra decisión valoramos la seguridad, antes de tomarla.


La historia del seguro se remonta a las primeras civilizaciones conocidas, donde la pequeña aportación de un grupo, servía para apoyar a algunos de sus miembros en caso de sufrir una desgracia, estos serían los primeros indicios del seguro, y se usaba como medida de protección ante riesgos naturales, y más adelante ante riesgos sociales. Hoy en día, los seguros son un indicador de una sociedad avanzada y moderna.


Cuando compro un coche o una vivienda, debo  tener la seguridad de que estos bienes están protegidos ante cualquier imprevisto que pueda suceder. Para eso están los seguros, nadie realizaría una compra tan importante si supiera que al día siguiente puede perder ese bien sin posibilidad de recuperar lo que pago por él, o al menos recuperar la mayor parte. El seguro nos garantiza esa tranquilidad, y si bien todavía no hay mucha conciencia de la importancia del seguro en algunas culturas, cada vez más nos damos cuenta de la importancia que supone el estar bien asegurado.


Nos hemos vuelto previsores, y queremos tener la tranquilidad de que si ocurre una desgracia, nosotros o nuestras familias contaran con el respaldo suficiente para poder proseguir sus vidas. Por ejemplo los seguros de vida, que compensan con una cantidad a nuestras familias en caso de muerte o invalidez; los seguros de repatriación, que se encargan de retornarnos a nuestro país de origen en caso de fallecimiento; los seguros de salud, que nos dan cobertura ante los gastos médicos que pudiéramos incurrir al sufrir un problema de salud; los seguros del hogar, que nos compensan ante siniestro que puedan tener nuestras viviendas, o por la pérdida de la misma, etc, etc, en definitiva, destinamos una pequeña cantidad de dinero para garantizar que nuestra vida continuará normalmente ante la concurrencia de una desgracia o siniestro, somos previsores, queremos garantizarnos el futuro y la continuidad de nuestra vida, tal y como la conocemos,  y precisamente esa es la misión de un seguro.


Si aplicamos lo anterior a un empresario, ya sea grande o pequeño, la importancia de un seguro es mucho mayor, porque el seguro garantiza la continuidad de nuestro negocio, en la medida que podamos asegurar riesgos impredecibles, y que de acontecer, paralizarían el mismo, un negocio del que probablemente dependen nuestras familias, sino varias familias. Y es que el empresario, comerciante, etc, tiene que dedicarse a lo que él sabe hacer, que es manejar su empresa o comercio, y hacerlo productivo, sin preocuparse de los posibles incidentes o riesgos ajenos que pueden inutilizarlo. Un empresario, bien asegurado, podrá dedicarse plenamente a su actividad, sin preocupaciones, y si además confía la contratación de sus seguros a un  Broker especialista, este le ayudara a elegir los seguros necesarios para su negocio, y las coberturas precisas para que pagando lo justo, queden cubiertos todos los riesgos que puedan producirse.


Dicen que uno solo se preocupa de si está bien o mal asegurado, cuando se ha producido un siniestro, no descubras que te falta un seguro o que tu seguro no cumple con los requisitos que necesitas, cuando ya sea tarde, eres moderno y actual, y eso significa que estarás bien asegurado.


Nota: Contacta con Morazuaga Brokers para asesorarte adecuadamente, sin ningún compromiso,  llamando a los teléfonos 2037 690 180 /  7788 954 089, o mandado un e-mail a:  mblondon@grupoazuaga.com


“Este artículo fue escrito solamente para fines informativos y discusión. No debe ser considerado como una opinión legal al aplicarse en cualquier negocio específicamente”.