13 °C
Música

Estados Unidos dijo sí al matrimonio entre parejas del mismo sexo

|

“Este fallo es una victoria para América”, dijo Barack Obama. “Cuando todos los americanos son tratados como iguales, todos somos más libres”, agregó tras conocerse la legalización del matrimonio homosexual en todos los Estados Unidos.


El Tribunal Supremo determinó que eran ilegales las leyes que en 14 Estados prohibían casarse a las personas del mismo sexo.


Uno de los hechos determinantes para llegar a esta decisión fue el sonado caso Obergefell et al. contra Hodges, director departamento de Sanidad de Ohio. James Obergefell y los otros demandantes pedían al Supremo que ilegalizase las leyes que, en Michigan, Kentucky, Ohio y Tennessee, definían el matrimonio como la unión entre hombre y mujer.


Con 5 votos a favor y 4 en contra, el Tribunal dio la razón a Obergefell. Anthony Kennedy, el juez centrista que suele desempatar en las decisiones reñidas y que redactó el fallo, argumentó que las leyes de estos cuatro Estados vulneran la 14ª enmienda de la Constitución, que consagra la igualdad ante la ley y, según el fallo, “exige al Estado que case a dos personas del mismo sexo”. “Piden una dignidad igual a los ojos de la ley”, escribió Kennedy en referencia a los demandantes. “La Constitución les garantiza este derecho”.


Automáticamente, la decisión sobre los cuatro Estados demandados se aplica a los diez que sólo permitían casarse a un hombre con una mujer. Así que, el matrimonio homosexual que hasta ahora era legal en 36 Estados, lo es ahora en los 50 de la Unión, sin excepción.


Es importante recordar que anteriormente la Asociación Psiquiátrica Americana calificaba la homosexualidad como enfermedad mental, hecho citado por el profesor de Harvard Michael Klarman, autor de Del armario al altar, una historia de la lucha por el matrimonio homosexual.


Hace sólo diez años, el único Estado en permitir las bodas entre personas del mismo sexo era Massachusetts.


“Mis creencias religiosas dicen que el matrimonio es algo santificado entre un hombre y una mujer”, decía Obama en 2004, cuando aspiraba a ser senador por Illinois. Aquel año, un 31% se oponía al matrimonio igualitario y un 60% estaba a favor, según el Pew Research Center. Ahora un 59% está a favor y un 39% en contra.