5 °C
Especiales

Todo lo que debes saber sobre el Ramadán

|

Inició el mes sagrado del mundo islámico


Redacción Express News


 Con la aparición de la luna nueva se dio inició al mes sagrado del Ramadán. Durante 30 días los fieles islámicos deben ayunar, es decir, abstenerse de consumir alimentos, líquidos, tener relaciones sexuales, e incluso masturbarse o vomitar con intención.


Por más difícil que parezca, en esta celebración islámica participa casi el 25% de la población mundial. El ayuno y la abstinencia inician con la luz del día y terminan cada noche con la puesta de sol, se calcula que cada jornada dura cerca de 15 horas.
La festividad islámica del Ramadán corresponde al inicio del noveno mes del calendario islámico, que, según la tradición, marca el momento en el que el profeta Mahoma empezó a recibir la revelación del Corán hace más de mil 400 años.


Se considera que el Ramadán es la segunda fiesta más popular del mundo después de la navidad. Durante esta temporada, los musulmanes fortalecen su voluntad, purifican el alma, desintoxican el cuerpo, pero lo más importante, es la intención de acercarse a Alá, el Dios musulmán. Durante los 30 días que dura el Ramadán, los fieles sienten en carne propia el sufrimiento de las personas de menos recursos. Es un tiempo en el que se eleva el alma y que permite acercarse a los más pobres.


Se considera un incumplimiento, el solo hecho de tomar un sorbo de agua, portarse mal, e incluso participar en peleas y chismes. Quienes rompan el ayuno intencionalmente deben pagar su falta con el Kaffara, es decir dos meses de ayuno.


En algunos países de Oriente Medio, como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, los adultos sanos que rompan el ayuno en público, sean musulmanes o no, son multados o incluso pueden ser encarcelados varios días.


Sin embargo, hay algunas excepciones sobre las personas que deben practicar el Ramadán, por ejemplo, los niños, ancianos, enfermos, las mujeres embarazadas o que estén menstruando y quienes se encuentren de viaje no están obligados a hacer el ayuno.


No obstante, algunos expertos han considerado que esta práctica también puede tener algunos beneficios para la salud. El nutricionista marroquí Nabil Ayachi dijo en una entrevista para la agencia EFE, que “el Ramadán está destinado a purificar el organismo, pudiendo servir de dieta para perder kilos sin ningún tipo de riesgo para el cuerpo y para bajar el colesterol. La clave está en evitar los excesos y las comidas muy grasas, comiendo alimentos ligeros y en pequeñas cantidades”.


En cada jornada, la ruptura de la abstinencia llega con la puesta del sol, en ese momento las familias o amigos se reúnen para compartir los alimentos, visitar alguna mezquita, participar en una oración masiva llamada Tarawih y recitar el Corán (libro sagrado).
Es importante aprovechar la noche para recuperar energía, consumir muchos carbohidratos, beber toda el agua posible y compensar el nivel alimenticio con algo de fruta.
El mes sagrado del Ramadán concluye con una fiesta de tres días llamada Eid al-Fitr (banquete de caridad), en la que los fieles comparten los alimentos con los más necesitados.


¿Qué pasa si se incumple?


El ayuno se invalida cuando se come, bebe o se tienen relaciones sexuales durante la abstinencia. Masturbarse, vomitar intencionadamente o realizar cualquier acto que invalide el ayuno siendo consciente de sus consecuencias también son causales de penitencia. En caso de que esto pase, se obliga a pagar el kaffāra, que consiste en liberar a un esclavo o ayunar dos meses, sino, se puede dar de comer a 60 pobres.