5 °C
Noticias

¡Felices 33 Blade Runner!

|

Anabel Leal


anabeleal@hotmail.com


Blade Runner es una obra de culto para todos aquellos amantes del séptimo arte y un film pionero en lo que se calificó como la nueva ciencia ficción. Esta semana la famosa película de Ridley Scott está de aniversario y es que ya han pasado 33 años desde que el 25 de junio de 1982 se estrenara en 1290 salas de cine. Las críticas contradictorias de sus inicios hoy en día están más que disipadas si bien la película puede gustar más o menos siempre es digna de mención.


Blade Runner transcurre en la ciudad de Los Angeles en el año 2019 y su acción gira en torno a Rick Deckard, un experto “blade runner”. Su misión: perseguir a unos replicantes, robots llamados Nexus 6, que gracias a la ingeniería genética son seres virtualmente idénticos al hombre pero superiores en fuerza y agilidad. Estos, debido a su parecido con los humanos, han conseguido escapar de las colonias, donde son tratados como esclavos, y han entrado en la Tierra de manera ilegal, por lo que hay que localizarlos y “retirarlos”.


La belleza y complejidad de la obra, así como su final abierto y el posterior “final-cut” de Ridley Scott, han dado para muchas anécdotas y curiosidades que quizá no conocías (no spoilers):



  1. Un director duro de roer


Pese a ser uno de los grandes directores del cine de los últimos tiempos, Ridley Scott no es una persona fácil de tratar. Una de las anécdotas más conocidas sobre el rodaje de la película es la abierta enemistad que existía entre Harrison Ford y el director, al que consideraba "demasiado dictatorial". El resto del equipo tampoco estaba cómodo con Scott, que intentaba imponer sus costumbres británicas, a pesar de que era una producción estadounidense.



  1. Ni la primera ni la segunda opción


Aunque el nombre de Rick Deckard y el de Harrison Ford siempre han estado unidos, hubo un momento que no fue así, pues Dustin Hoffman fue la primera opción para interpretar el emblemático papel. Después de varias reuniones entre Scott y Hoffman, que se prolongaron durante meses, el actor rechazó el papel porque ninguna de sus sugerencias eran tomadas en serio. Al Pacino, Nick Nolte y Burt Reynolds también fueron considerados, hasta que la actriz Barbara Hershey, le sugirió al director que pensase en Ford, que en ese momento estaba rodando 'Indiana Jones en Busca del Arca Perdida'.


 



  1. Philip K. Dick, autor de la novela en la que se basa la película, nunca pudo verla terminada


Él murió el 2 de marzo de 1982, dos meses antes del estreno. Aún así, tuvo la oportunidad de ver unos 20 minutos del montaje con el que quedó gratamente sorprendido. "Es todo mi mundo. Lo han captado perfectamente", decía Dick, que además vaticinó el futuro de la película, "va a revolucionar nuestra percepción de qué es la ciencia ficción y de lo que puede llegar a ser". Es de destacar, también, que ni Scott ni el guionista David Webb Peoples se habían leído la novela de Dick.



  1. El título:


Uno de los primeros aspectos que Warner Bros quería cambiar respecto a la novela, era su título, pues '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?' era demasiado largo y poco comercial. Entre los títulos barajados estaba 'Mechanismo' o 'Dangerous Days', que no terminaban de convencer. Uno de los guionistas tenía un libro escrito por William S. Burroughs que en su momento se iba a convertir en película, titulado 'Blade Runner (a movie)', como le pareció un nombre muy atractivo se lo propuso al estudio que lo aceptó. No obstante, Scott nunca estuvo de acuerdo con este nombre ya que quería titularla 'Gotham City', con el objetivo de atraer a los fans de 'Batman' de todo el mundo. Pero Bob Kane, el creador del superhéroe, se negó a ceder los derechos.



  1. Fracaso comercial absoluto


Los temores de los productores se hicieron realidad. La película hoy en día es un filme de culto; sin embargo, la recaudación en taquilla en su estreno apenas alcanzó los 26,2 millones de dólares.