8 °C
Destacados

Espías electrónicos: Vulnerabilidad en las redes sociales

|

¿Qué tan frágiles somos los seres humanos a través de las redes sociales?, ¿cuánta credibilidad hay en la información que se emite a través de éstas? Despeja todas tus dudas y empieza a tomar precaución.


Por Wilfredo Oseguera


Las redes sociales se han convertido en el modo de compartir cualquier tipo de información, nexos, contacto de familiares, amigos, direcciones y hasta con cuántas personas vivimos en la casa. Eso no es todo, estamos sometidos hoy en día en la desinformación que se incrementa a cada momento dentro de las redes sociales trayendo debilitamiento a la información imparcial y corroborada por los medios de comunicación. La pregunta es ¿cuánta información usted pondrá a disposición de todos en las redes sociales? y ¿cómo sabrá cuándo es verdad una información expuesta en las redes sociales? Esta investigación demuestra cuan vulnerable somos, hasta qué punto podemos confiar en las redes sociales y qué podemos hacer para no ser objeto de cualquier acto negativo en contra de nosotros


Ventana abierta


Hoy en día, muchas personas tenemos alguna cuenta en las redes sociales de moda como Twitter, Facebook, instragram, instaplay y muchas más, allí publicamos toda actividad y compartimos fotos con el público. Esto, aunque parezca inofensivo, nos puede hacer blanco de cualquier persona que quiera saber sobre nuestra vida, hábitos o hasta los lugares que solemos frecuentar, sin saberlo dejamos rastros en la nube cibernética con los que alguien podría ubicarnos conociendo nuestras rutas comunes, “sí hay forma de conocer cómo es una persona aunque ésta viva en el extranjero, acceder a las cuentas bancarias o claves secretas, solo es cuestión de tiempo”, dice Miguel Guerra León, bloguero de Perú21 y experto en Nuevas Tecnologías de la Información. Así mismo, insiste en que es peligroso incluso solo mandar un tuit, ya que un delincuente puede mapear los lugares frecuentes en los que se encuentra una persona. De esta forma, se deja sin saberlo, rastros en la nube cibernética que alguna persona puede usar para su beneficio.


Al analizar la información subida a las redes sociales y cruzar la información de una imagen publicada, por ejemplo en Twitter, con la guía de calles y con el mapa satelital, la ubicación puede ser exacta, así como el día y hora en la que estuvo en el lugar. Guerra León afirma que existen varios programas gratuitos en Internet de los que los delincuentes se podrían valer para extraer datos ocultos en cada foto que se suba a las redes sociales, "es realmente peligroso porque cualquier persona espía, puede ir mapeando los lugares por donde las personas pasan, lugares frecuentes, es más, si alguien toma fotos mientras va transitando se pueden detectar las rutas que las víctimas en este caso puedan tomar" afirma Guerra León, "esto lo puede hacer cualquier tipo de personas: violadores, secuestradores y hasta novios obsesivos". No se trata de frías coordenadas o números indescifrables para una persona que le entiende al mundo de la cibernética.


Más información, mayor exposición


Las personas siempre quieren estar informadas e informadas muy bien con garantía de veracidad, ¿pero qué podemos hacer como lectores de redes sociales para saber a qué se puede creer y a qué no? A juicio de Guerra León lo primero es usar el sentido común para tratar de filtrar los mensajes falsos de aquellos que son confiables, "esto sucede en todos los temas que tienen relación con el mundo virtual, más aún cuando se habla de la seguridad sobre nuestra información personal, es decir, datos privados que tenemos almacenados en nuestro ordenador como cuentas de correo o perfiles de Facebook y Twitter. No se deben aceptar solicitudes de amistad a desconocidos, ni dar clic a todo enlace que veamos publicado, ya que detrás de ellos puede existir algún hacker o virus que intente dañarnos. No creer en toda aplicación o correo que nos llegue, porque muchos buscarán engañar con falsos mensajes que terminarán en el robo de sus cuentas".


La mejor opción


Una de las formas más seguras para garantizar la credibilidad de la información que se divulga a través de la internet es confiar en sitios, empresas y medios de comunicación de prestigio, puedes optar por la información que se divulgue a través páginas creadas por los medios de comunicación con mayor credibilidad en un país.


Navega con seguridad


Una encuesta realizada por Microsoft a nivel mundial, reveló que el 55% de la gente está experimentando algún tipo de riesgo en línea y que sólo el 16% toma medidas preventivas para proteger sus datos. Cifras alarmantes que demuestran la poca cultura que existe en materia de seguridad cibernética. El riesgo es latente y todos estamos expuestos, si bien hay software que nos protege contra malware o virus, es el propio usuario el que debe cuidar su información y la manera en que se desenvuelve en la red. Una cifra revelada por Kaspersky Lab indica que cada día un software detecta 200,000 muestras de malware, más de 500 sitios web con seguridad comprometida (incluyendo sitios bancarios o tiendas en línea) y que existen alrededor de 1,000 programas con código malicioso para celulares.


10 consejos para navegar con seguridad



  1. Respeta y serás respetado. Internet es de todos, evita el acoso, insulto, maltrato y promueve una convivencia pacífica en Internet.

  2. Ojo con los menores. Si tienes hijos, seguro entiendes esta preocupación. No sólo se trata de contenidos para adultos, acércate a los niños para evitar acoso o ciberbullying.

  3. ¿Redes sociales? Sí, pero con precaución. Ten cuidado con las personas que aceptas como amigos, procura que sean siempre conocidos y si detectas un perfil falso o clonado, denúncialo. Cuida las fotos que se suben, tanto tuyas como de tus hijos y configura tus opciones de privacidad de acuerdo al uso que tienes pensado del material que publicas.

  4. Cuidado con lo que descargas. En Internet descargamos todo tipo de contenidos: música, videos, películas, aplicaciones o PDF. Procura hacerlo siempre desde sitios confiables y ten cuidado especial en aquellos que solicitan datos de usuario e información confidencial.

  5. Identifica mensajes sospechosos. Seguramente te ha pasado: recibes por Twitter o Facebook el mensaje de algún amigo redactado en inglés o portugués donde te dice que veas una foto y aparece una liga; como confías en esa persona lo abres y días después tienes que formatear tu máquina porque te infectaste de un virus. Esos mensajes se mandan de manera automática y el usuario debe aprender a identificar ligas seguras o no, una opción es preguntarle al amigo qué es lo que te está enviando, si no sabe de lo que hablas, es bueno que le comentes que tiene un virus. Estos mensajes se propagan en redes sociales o correo electrónico y se disfrazan con grandes ofertas o supuestas fotos donde apareces. Nunca ingreses a esas ligas.

  6. Reduce el correo no deseado. Según un estudio de Symantec, siete de cada 10 correos electrónicos recibidos en todo el mundo son SPAM y no todos son peligrosos, pero abrirlos, te hace vulnerable a phishing o malware. La mejor opción es ignorarlos y sólo compartir tu dirección de correo con personas conocidas o con organizaciones de confianza, evitando su publicación en redes sociales, páginas web o anuncios de empleo.

  7. Utiliza contraseñas. Piensa en toda la información valiosa que tienes en tu computadora o tu dispositivo móvil. Una manera de protegerla es utilizando una contraseña de cuatro dígitos difícil de adivinar. No la compartas y si es necesario hacerlo, modifícala constantemente. Cuídate de las personas que exploran contraseñas, PINs, nombres de usuario y otros datos. Siempre se encuentran al pendiente de los movimientos de tus dedos a la hora de teclear los códigos, para posteriormente, robar las contraseñas para provocarte algún daño o estafa. Ten precaución.

  8. Pagos en línea seguros. Ten cuidado al momento de pagar facturas, movimientos bancarios, compras u otro tipo de negocio en línea. Evita hacerlo en computadoras públicas, tabletas o smartphones prestados e incluso conectado desde redes inalámbricas libres.

  9. Verifica que las páginas sean seguras. Antes de que ingreses datos personales a cualquier tipo de sitio, verifica que la página sea segura, una forma de saberlo es a través de la dirección de Internet, que ésta siempre comience con https, con un símbolo de candado o que la barra se ilumine de color verde.

  10. Instala software de seguridad. En el mercado hay muchas opciones, para diferentes tipos de usuario y presupuesto. No escatimes, instalar un antivirus o una solución de seguridad es tu tranquilidad de saber que los sitios y contenidos que ves en línea no te afectan. Si ya lo tienes instalado, actualízalo constantemente y realiza búsquedas periódicas en tu equipo en busca de malware.


Dale click a estos tips


p35 clic aqui


Navega seguro por Twitter y Facebook:



  1. Ten una contraseña que contenga números, letras mayúsculas y algún caracter especial.

  2. Ten un password diferente para cada correo o cuenta en redes sociales.

  3. No agregues como amigo a perfiles desconocidos.

  4. No te conectes de redes Wi-Fi públicas.

  5. No respondas o cliquees en todo mensaje privado que te llegue.

  6. No instales aplicaciones sospechosas como el botón "No me gusta" o "Averigua quien visita tu perfil".

  7. No olvides tu sesión o perfil abierto luego de abandonar la computadora.

  8. Configura tus cuentas con algún correo o teléfono celular para recuperar la contraseña en alguna emergencia.