3 °C
Destacados

El artista español, Juan delGado, expone su obra en Londres

|

Terminal Sur’, la propuesta artística de Juan delGado refleja la situación de los desplazamientos internos en Colombia


 Por Víctor A. Romero


p13 TS1-4


La anomalía en la fisionomía de su primer apellido, -que un día fue el segundo-, denota claramente su vehemencia por una estética bien perfilada y por una constante en la búsqueda de sí mismo. Prueba de su afán por todo aquello arraigado en lo artístico es su propuesta escenográfica para llevar a cabo su encuentro con Express News. Así, la cafetería del Tate Britain se convierte en el decorado idóneo para hablar sobre ‘Terminal Sur’, un proyecto que nace de forma “accidental” y que sirve, entre muchas otras cosas, para dar voz a la sociedad colombiana.


El proyecto de Juan delGado se exhibirá, junto con el resto de obras de un total de 40 artistas de todo el mundo, en la exposición organizada por Counterpoints Arts denominada Dis/placed que acogerá The Ditch (Shoreditch Town Hall), desde el 16 hasta el 21 de junio. Se trata de una muestra que recopila una sucesión de trabajos pertenecientes a la disciplina de las artes visuales con una temática basada en las vivencias de aquellas personas que se han visto obligadas a ser desplazadas geográficamente como consecuencia de una situación sociopolítica.


En este sentido, delGado presenta en una pieza audiovisual de apenas cinco minutos una sucesión de planos de carácter tétrico que reflejan la ausencia y el vacío de una terminal de autobuses ubicada en el sur de Bogotá que se convierte a diario en la primera imagen de aquellos que se desplazan de manera forzada a la capital colombiana. De esta forma, el artista pretende fracturar la algarabía que esa estación vive a diario debido al alto número de movilizados, con la ausencia y el vacío interior que sienten todas esas personas que se han visto obligadas a dejar su vida en el punto geográfico del que venían.


Bajo las habitaciones poligonales de la cafetería del Tate Britain y con las bases de nuevos proyectos venideros sobre la mesa, delGado recibe a Express News con la plena disposición de compartir qué es aquello que mueve sus ideales artísticos. Así, afirma que, aunque haya nacido en España, su pertenencia se debe a todos aquellos lugares a los que su prisma artístico le remite, donde según asegura, sus pasos se regirán a partir de unos parámetros que dejen a su inconsciente explorar nuevas historias.


p12 Juan filmando en la factoria de fabricacion de jabon en la ciudad de Nablus, Palestina


¿Cuál es la génesis de ‘Terminal Sur’?


En el año 2009 me desplacé a Colombia durante tres meses para desarrollar mi proyecto The flickering darkness (La oscuridad que se apaga), el cual contaba con la comisión y el apoyo del British Council así como del Ministerio de Cultura de Colombia. Una vez allí, y de forma paralela, surge la idea de llevar acabo Terminal Sur como consecuencia de mi interés por el tema de los desplazados. Con ello, quería elaborar una propuesta mucho más directa a partir de declaraciones de personas originarias de Bogotá que me hacían partícipe de experiencias escalofriantes contadas con una violencia indescriptible. Poco después desarrollé la idea, busqué las locaciones y armé un equipo de trabajo. Así, Terminal Sur fue un accidente que no estaba planeado, como todo aquello que hago


¿Cómo es el proceso de producción en Colombia?


Es un proceso muy liberador ya que en ningún momento conté con un guión sobre lo que iba a trabajar. A la hora de llevar a cabo los procesos de filmación, siempre tuve que pedir permisos y sobre todo, seguridad. De hecho, cuando estuvimos grabando en el mercado de Corabastos en Bogotá nos acompañaban cinco policías que incluso venían con nosotros al baño en caso de ser. Antes de desplazarme a Sudamérica todo el mundo me avisaba de la peligrosidad pero lo cierto es que nunca pasé miedo y siempre me sentí acogido. Sí es cierto que existe una gran peligrosidad, tanto es así, que habían determinadas zonas que a las que no debía acceder. Precisamente, una semana antes de volver a Londres sufrí un atraco en el barrio de la Candelaria con la mala fortuna de que caí al suelo, me dañé la cadera y estuve dos días sin poder caminar.


En ocasiones la pobreza trae consigo la violencia, cuando no tienes esos bienes básicos y no se te ofrece el acceso se tiende a conseguir estos servicios por medio de una vía ilícita. ¿Es la pobreza que sufre Colombia el sinónimo de estos altos índices de violencia?


Sí, la gente que conocí me trasmitió una gran frustración general como consecuencia de no sentirse protegidos y en cuanto tienen un problema se preguntan a quién acudir. Existe mucha corrupción y la gente de la calle tiene el sentimiento general de que los políticos no les protegen. La dinámica normal de producción para el mantenimiento no funciona y se ven obligados a buscarlas de otra forma.


En palabras del autor, ¿cómo describirías ‘Terminal Sur’?


Es una locación en una terminal de autobuses con una presencia muy fuerte en el sur de la ciudad de Bogotá. La ciudad está delimitada por calles y por una imaginario social donde la gente rica y pudiente vive en la parte norte, mientras que la gente con menos recursos, y también la delincuencia se recoge en la zona sur. Así, esta terminal de autobuses es la primera parada a la que llegan las personas desplazadas que vienen a la capital colombiana. Cuando yo conocí ese lugar era un sitio que apenas se había inaugurado por lo que había mucha gente que no lo conocía así que pensé que era el lugar adecuado para crear esta pieza audiovisual sobre los desaparecidos y la ausencia.


Es una sucesión de planos que muestran una tranquilidad que genera incertidumbre y miedo. ¿Cuál es el enfoque y el mensaje que existe detrás de todas estas sensaciones?


‘Terminal Sur’ es la consecuencia de todo un proceso de entrevistas y de conocer una realidad de violencia y de terror que era tan tremenda para mí de escuchar que sentí que era imposible de representar con imágenes. Entrevisté a una señora que me describía de una forma muy tranquila una escena terrible de cómo habían asesinado a su hijo con ácidos y cómo ella misma había podido identificarlo con la piel que todavía le quedaba en una mano. Fue muy difícil y reconozco que, aunque esta persona en cuestión relatase los acontecimientos con una postura muy fría, yo no pude evitar echar varias lagrimas y tuve que dejar de filmar por el dolor que logró transmitirme. En ese momento pensé que la mejor forma de mostrar ese dolor era no mostrarlo, ya que la única manera de captar la atención del público era ocultar, sugerir y dejar algo latente. Me sentí incapaz de representar ese terror, por lo que la única manera que se me ocurrió para trasmitir ese mensaje fue incidir en lo oculto y en esa ocultación generar esa curiosidad por conocer.


¿Es ‘Terminal Sur’ un trampolín para generar conciencia social sobre la realidad que sufre Colombia en aquellos países del mundo ajenos a esta situación?


Colombia está desarrollando un profundo sentimiento de desesperanza hacia las instituciones públicas que se refieren a la justicia, ya que los ciudadanos han estado esperando una ayuda que nunca acaba de darse. Se trata de una realidad que no trasciende y no llega, por ejemplo, a un país como España con el que compartimos tantas cosas. Es una situación compleja porque hay muchos países que no quieren saber, hay una actitud de negación y preferimos que lo que nos llegue de Latinoamérica sea la cumbia, la salsa y los carnavales. Hasta el momento no se han dado esos canales donde se puedan trasmitir estos conocimientos.


¿Cuál es el máximo común denominador en los trabajos de Juan delGado?


Yo siempre he sido una persona muy curiosa así que lo que realmente me interesan son las historias. Cuando empecé a trabajar lo hacía de forma inconsciente pues nunca he tenido un discurso definido como artista y suelo moverme a partir de unos parámetros que dejan a mi inconsciente explorar. En todos mis proyectos existe una motivación por saber quién soy yo, por lo que todos mis trabajos tienen un cuestionamiento personal de carácter autobiográfico y de aprendizaje con una mirada hacia fuera. A mí me embelese escuchar historias, por eso me marché de España, para que me contaran otras cosas, lo desconocido no me parece amenazador y sí interesante.


Teniendo en cuenta que cada proyecto en el que te sumerges tiene como uno de sus propósitos descubrirte a ti mismo, ¿cómo te afecta la experiencia vivida en Colombia y en qué viene cambiado Juan delGado?


Es una pregunta interesante porque después del viaje vengo muy cambiado. Desde entonces, me he acercado muchísimo al pueblo colombiano y he colaborado en diversas organizaciones. La realidad que tenía confeccionada antes de desplazarme a Colombia se ha quedado fracturada. La gente aquí piensa que tiene problemas y no es consciente de lo que se vive en otros países donde realmente sí tienen que enfrentarse a situaciones difíciles. A partir de ese momento, hay un cambio tremendo en mi percepción de la realidad y de valorar y reflexionar sobre esa tranquilidad y confianza que tenemos desde que nos levantamos por la mañana y sabemos que nos vamos a acostar en la misma cama por la noche. Esa expectativa se quiebra y aparte de valorar más lo que uno tiene y dónde vive, también siento la vulnerabilidad de nuestra existencia y cómo un episodio que pasa en cualquier momento te cambia la vida.


¿Cuál era la voz generalizada del pueblo de Colombia?


Tuve acceso a otra forma de vida de la que me hablaban sobre cómo añoraban la tranquilidad desde un punto de vista absolutamente humilde. Además, también es muy interesante la conexión que tienen con la tierra ya que viven en un sitio diferente al que nacen porque han sido arrancados de ese espacio. La gente está pidiendo un compromiso por el gobierno y parece ser que hay una intención para mover esta realidad hacia delante.


La última declaración que cierra el vídeo de ‘Terminal Sur’ es la de una señora que dice: “la riqueza más grande es la tranquilidad, le dañan a uno la tranquilidad”.


Esta afirmación se refiere al no poder confiar, así como al desconocimiento de lo que puede ocurrir. Esta señora ha sufrido el robo de su propia dignidad, por lo que pide justicia. Sin embargo, sabe que las necesidades básicas no se van a cubrir para tener esta tranquilidad, por lo que existe una desesperanza grandísima.



Después de casi tres horas de conversación con el artista de ‘Terminal Sur’, dejo atrás la cafetería del Tate Britain pensando en aquello que delGado considera como premisa a la hora de desarrollar nuevos proyectos y que no es otra cosa que la motivación por conocerse a sí mismo, así como el cuestionamiento personal que cuenta con un trasfondo de aprendizaje y de mirada al exterior por cada una de las acciones que uno lleva a cabo.


 *Para conocer más sobre el proyecto de Juan delGado visite cargocollective.com/JuandelGado/Terminal-Sur