17 °C
Gastronomía

La cocina mejicana

|

    Por Flor Deliot 


rompope 3


México está situado en la parte meridional del subcontinente Norte Americano. La capital es la Ciudad de México que con el territorio designado como distrito federal tiene una representación política semejante a cualquiera de los Estados Mexicanos.


El territorio mexicano es muy extenso, 1. 964, 375 Km2 con costas en el mar Caribe y el Océano Pacífico y límites territoriales con Estados Unidos de América, Belice y Guatemala. También es un territorio muy variado, con costas, montañas, páramos, llanuras, pastizales, y desiertos que garantizan una amplia variedad de productos agrícolas y salvajes que lo han convertido en uno de los 12 países megadiversos del mundo con unas 200,000 especies diferentes y que aloja al 10-12% de la biodiversidad mundial.


La población Mexicana está estimada en 121 millones de personas al 2015 de las cuales la mayoría tiene como lengua maternal el español (lengua nacional) junto a 67 lenguas indígenas propias


Con 30,000 años de presencia humana en el territorio mexicano el desarrollo gradual y constante permitió la formación de las distintas culturas que florecieron en tan extenso y variado territorio.


La riqueza gastronómica es enorme, y México consiguió que su gastronomía fuera reconocida en el 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.


El maíz, ají o chile, los fríjoles, calabazas, aguacates, tomates, cacao, numerosas frutas y mucho más son productos cotidianos vegetales en la cocina mexicana que con la influencia española se amalgamó a partir de la colonia que aportó productos y técnicas de cocimiento aunque actualmente se sigan usando en muchos casos las técnicas pre hispánicas como son el cocimiento en hornos a ras de tierra, la molienda en artefactos como el molcajete y metate y más. La carne de cerdo, res, pollo se unieron a la carne de pavo y otros animales autóctonos mexicanos para formar la cocina que impera hoy día. La pimienta, el azúcar, la leche y sus derivados, el trigo, el arroz y todo lo que llegó de España pasó inmediatamente a formar parte de la gastronomía mexicana donde el pozole, el mole, la barbacoa, los tamales, el chocolate, los panes, tacos y antojitos mexicanos y bebidas como el atole, el champurrado, el chocolate con leche y las aguas frescas, los dulces cristalizados, el rompope, la Cajeta, la Jericaya y otros dulces alimentan a esos 121 millones de habitantes.


Bebidas alcohólicas como el mescal y el tequila se venden hoy en todo el mundo y proveen un buen recetario de cocteles como los famosos margaritas y mojitos.


La inmigración también ha influido mucho en la gastronomía mexicana, al igual que en otros países de América y se han aceptado recetas que los inmigrantes brindaron como por ejemplo el uso de la carne molida llevada por los austriacos de Maximiliano, la polenta y quesos italianos, los panes enlatados de los ejércitos norteamericanos y las diversas maneras en que se alimentaba a los ejércitos de las reformas mexicanas en el siglo antepasado dejaron su huella en las cocinas mexicanas y las tortas, los hojaldres, los tacos son la respuesta a la necesidad de nutrir a los soldados que tomaron  parte en las acciones bélicas del siglo XIX.


rompope 1


rompope 2