11 °C
Reino Unido

Reino Unido confiscará sueldos de inmigrantes ilegales

|

Trabajar o Emplear sin documentos será delito


Por Yohanna Rozo


Las nuevas medidas anunciadas buscan también procesar a quienes trabajen de forma ilegal y también a quienes empleen a trabajadores indocumentados.


Se podrá procesar a los no comunitarios que entren legalmente, como turistas o estudiantes, pero que se quedan para trabajar una vez caducado su visado.


Las últimas cifras oficiales indican que el número neto de inmigrantes en Reino Unido aumentó el 21,8% en 2014 frente al año anterior.


El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, anunció una serie de iniciativas para endurecer las leyes contra la inmigración ilegal. Según lo anunciado el jueves por el líder conservador en la sede del Ministerio de Interior, Reino Unido podrá confiscar los sueldos de los indocumentados y hacer inspección de las cuentas bancarias de personas sospechosas de estar en situación irregular en UK. De este modo, el proyecto obligará a los bancos a verificar las cuentas bancarias de los 'sin papeles', mientras que la Policía tendrá derecho a retener los sueldos de los mismos.


El recién reelecto David Cameron, manifestó su plan tras conocer que el número neto de inmigrantes aumentó el 21,8% en 2014 frente al año anterior.


Otra de las medidas anunciadas está considerar como delito la contratación de los inmigrantes ilegales por parte de las empresas. Hasta el momento, las compañías podían ser multadas con 20.000 libras (26.000 euros) si contrataban a personas en situación ilegal, pero la nueva legislación irá más allá al considerarlo un delito. El objetivo de las reformas, según Cameron, es "hacer menos atractivo" el trabajo ilegal.


Las cifras oficiales conocidas la semana anterior hacían cuenta de una inmigración de 318.000 personas registrada en 2014, lo que equivale a 100.000 más que las prometidas por el recién reelegido primer ministro en el programa electoral de la última campaña.


En su nuevo plan, se obligará a las agencias de empleo a buscar primero trabajadores con residencia legal antes de contratar en el extranjero. “También se podrá procesar a los no comunitarios que entren de manera legal, como turistas o estudiantes, pero que se quedan para trabajar una vez que su visado haya caducado”.


Asimismo, amenazó con sanciones a las personas que alquilen pisos a inmigrantes sin papeles en condiciones infrahumanas, dijo Cameron.


 El gobierno además, pretende restringir el acceso de los inmigrantes comunitarios al Estado del bienestar británico “para reducir los incentivos de las personas que quieren instalarse en este país”. Ese será el primer paso en sus esfuerzos por renegociar el estatus del Reino Unido en el seno de la UE antes del referéndum sobre la adhesión a la casa común europea que prometió convocar en 2017 si ganaba las elecciones, informó El País.


 "Una inmigración no controlada puede perjudicar nuestro mercado laboral y reducir los sueldos. Y significa que hay mucha gente que entra legalmente en el Reino Unido pero se queda de forma ilegal. El pueblo británico quiere que estas cosas sean resueltas", añadió. Cameron prometió que sus medidas estarán contenidas en el programa de su Gobierno para el próximo curso legislativo y que será leído por la reina Isabel II el día 27 en la Cámara de los Lores, en la apertura formal del Parlamento británico.