16 °C
Miscelánea

¿Te apetece ir a un Spa?

|

Por M. Estarreado


me.estarreado@gmail.com


La vida diaria nos estresa. Entre el trabajo, las labores de la casa y los niños no damos abasto. El ritmo de vida agitada desemboca en un agotamiento profundo que debilita nuestro cuerpo. Necesitamos relajarnos. ¡Nos lo merecemos!


Pensando en ellos y, sobre todo, en ellas hemos querido recopilar algunos spas a los que podéis ir y daros un respiro. Así, todas vuestras preocupaciones desaparecen. Decís adiós a la fatiga, a la tensión, a los nervios para entrar en un estado de máxima relajación.


A pesar de que el precio de los spas en Londres es bastante elevado hay diferentes páginas en internet que actúan como mediadoras ofreciéndonos importantes descuentos por ‘un día de spa’, como ellas lo llaman. Podemos mencionarte TravelZoo, Booking, Spabreaks, Wahanda y Groupon como referencia. A través de estas páginas el acudir a un spa no lo concebimos como una idea disparatada.


De esta forma, de 20 libras a 30 podemos optar por los tratamientos más simples: masajes faciales, pedicura y manicura por un tiempo estimado de 30 minutos en adelante. Además, en la mayoría de los spas te permiten el acceso a los servicios del centro, es decir, a sus piscinas, saunas y salas de relax durante todo el día.


Sin embargo, si queremos un masaje más completo el precio rondará entre las 30 libras a 50. Si nos decantamos por esta opción tenemos la oportunidad de que nos den un masaje facial y otro en la espalda durante 30 minutos en adelante cada uno. Sin olvidarnos, por supuesto, de nuestro permiso para utilizar todas las instalaciones del local.


-37 degress es uno de los centros más nombrados en estas ofertas y es muy completo. Tiene tres complejos en Londres: el primero está situado próximo al London Bridge, el segundo en Kensington y el tercero entre las estaciones de Weybridge y Walton. Dispone de una piscina cubierta en la que puedes hacer unos largos y de máquinas para hacer ejercicios si deseas ejercitarte un rato antes o después del tratamiento corporal. Su horario es de 6am a 10pm.


p26 crystal palace spa-Crystal Place Spa, W1H 1HA. Localizado entre las estaciones de metro de Marylebone y Edware Road, es un centro dedicado exclusivamente a los tratamientos de spa. Las salas destacan por un exquisito gusto decorativo. Los detalles están ínfimamente cuidados para que el cliente se quede con las mejor de las impresiones. El centro ofrece infinidad de tratamientos y predominan sus baños turcos, es decir, baños de vapor para tonificar, relajar y eliminar las impurezas de la piel. Está abierto de 10am a 10 pm.


- DUKES Health Club, SW1A 1NY. Situado en la plaza St. James, este spa pertenece a un hotel de cinco estrellas. Ofrece los básicos tratamientos de belleza y masaje y el cliente tiene acceso completo al gimnasio y a una cómoda sala de descanso. Aquí los masajes faciales pueden durar hasta 60 minutos por un precio más asequible. Es ideal para recargar las pilas. Está abierto de 10am a 7pm.


-The Chelsea day Spa, SW3 4NX. Ubicado en el prestigioso barrio de Chelsea, este centro ofrece una diversa enumeración de tratamientos. Sin embargo, podemos destacar uno de sus masajes más terapéuticos que ayuda a mejorar la circulación y a oxigenar la piel devolviéndole la vitalidad. Este local es un salón de belleza y está centrado en el cuidado de la mujer. Está abierto de 9am a 8pm, aunque los fines de semana cierran un poco antes.


Estos cuatro spas son muy útiles. Sin embargo, no todas precisamos del tiempo para trasladarnos a estos centros ni del dinero suficiente para visitar uno. Por eso te recordamos que puedes acudir al spa más personal y privado de Londres: el de tu casa. Sí, has leído bien porque esa hermosa bañera en la que te duchas todas las mañanas te está esperando para un buen baño.


Lo primero de todo es el factor limpieza. El baño debe estar pulcro para que nuestra experiencia sea lo más agradable posible.


El siguiente punto al que debemos prestar atención es al ambiente de nuestro anhelado baño. Para ello, consigue unas velas aromáticas, pon tu música lenta favorita y añade una toalla doblada en el extremo en el que apoyaras la cabeza.


Por último, llena la bañera de agua a la temperatura deseada, provoca espuma y échale sales de lavanda o vainilla ya que son estupendas para relajarte.


Ahora ya tenemos todo preparado y ¡solo faltas tú! Así que métete, cierra los ojos y… ¡déjate llevar!