12 °C
Noticias

¡Te enseñamos cómo se fabrican las alpargatas!

|

Por Elena Barrio Estarreado


Alpargatas es el nombre con el que la mayoría las conocemos, pero también son llamadas esparteñas o espardeñas. Con esto nos referimos al calzado hecho con fibras naturales y con suela de esparto que se suele llevar en verano. Son fabricadas por todo el mundo aunque son los habitantes de España, Francia y América Latina los que más las utilizan.


Los romanos fueron los originarios y creadores de estos zapatos. La primera aparición que nos consta de ellos tiene su relevancia en España en el siglo XIV mediante un documento catalán en el que se las menciona por primera vez. Paralelamente, se conoce que también empezaron a fabricarse en zonas de América, concretamente, en Nuevo México (EE UU).


Para confeccionar unas alpargatas se necesita suela de esparto cubierta por una fina capa de caucho que protege de la humedad, tela decorativa, tela de forro e hilo grueso especial para este tipo de zapatos. A continuación, os contamos los pasos comunes a seguir para crearlas:



  1. Teniendo como base la suela de esparto de la talla deseada, los costureros recortan la tela con un diseño al gusto del consumidor que irá en la parte superior de la suela.

  2. Para que el calzado tenga más resistencia, los profesionales colocan en la parte inferior de la tela escogida una tela de forro. Esta tiene exactamente el mismo tamaño y medidas que la anterior.

  3. La tela se divide en dos piezas. Una cubrirá la parte delantera del pie y la segunda el borde pasando por debajo del tobillo.

  4. Para finalizar, se cosen las dos piezas de tela y son cosidas, a su vez, a la suela. De esta forma, las alpargatas ya están hechas.


En la actualidad, las alpargatas han modificado su diseño anticuado introduciendo elementos decorativos modernos y acercándolos principalmente al público juvenil. Así, este calzado se mantiene de moda cada verano con colores vivos y dibujos divertidos.