10 °C
Noticias

Donantes Altruistas

|

Por Elena de Ondarza


ana_elena93@msn.com


Los Trasplantes de células madre son tratamientos potencialmente salvavidas que sustituyen a la médula ósea enferma con células especializadas, las cuales se desarrollan dentro del cuerpo enfermo y comienzan a sustituir a la parte deteriorada. Es una manera de poner en marcha el sistema inmune después de la quimioterapia, ya que tras este tratamiento, a menudo, el sistema inmunológico ha quedado destruido.


Jeremy Brice se inscribió en el registro de médula ósea o células madre de Anthony Nolan, en el año 2004, por “un capricho” según aseguraba el donante altruista. Ocho años después recibió la llamada del centro en el que le invitan a donar su médula a un enfermo anónimo con un porcentaje extremadamente alto compatible con él. “Parece que has sido elegido para hacer algo que nadie más puede hacer” aseguraba Jeremy, “Te hace sentir muy especial”.


En el Reino Unido, alguien es diagnosticado con cáncer de sangre cada 20 minutos. El actor Michael Thomas fue una de las víctimas de esta terrible enfermedad. En el año 2010 descubrió que tenía un mieloma, un tipo de cáncer de sangre que amenazaba con acabar con su vida. Más de un millón de personas están dentro de los registros de donantes de células madre dentro de este país, por lo que Michael Thomas debía ser paciente y esperar a que llegara la ansiada oportunidad que pudiera salvarle la vida.


Hay dos formas básicas de donar células madre. Nueve de cada 10 son esencialmente como una donación de sangre corriente, con una duración estimada de tres horas. Hay posibles efectos secundarios leves, pero suelen tener lugar el mismo día. El 10% restante de donaciones sufren un proceso más invasivo que implica la extracción de médula ósea directamente en el hueso de la cadera. El tiempo de recuperación es ligeramente más largo, aunque la mayoría de los donantes pueden caminar el mismo día que sufren la operación. Jeremy fue el primero, en el año 2012, en sufrir el segundo tipo de trasplante con un rotundo éxito.


A partir de entonces comienza un proceso entre donante y paciente, entre Jeremy y Michael, proceso en el que el actor lucha por conocer a su salvador. La fundación de Anthony Nolan sigue un reglamento estricto anónimo donde se previene que el donante y el recipiente crucen sus vidas o revelen su identidad por cualquier circunstancia. “Es para proteger a ambas partes y garantizar que el altruismo es la única motivación”, explica Ann O'Leary, responsable de desarrollo de registro de donación de Anthony Nolan. Pero en el Reino Unido el donante y el paciente pueden enviar tarjetas de donante anónimo tituladas "querido donante", aunque Jeremy no podía estar seguro de llegar a poder recibir alguna. Dos años después de que la operación tuviera lugar, Michael le propone a Jeremy poder conocerse.


“Al principio todo son gracias entrecortadas” declaraba Michael. “Soy muy afortunado de que Jeremy fuera un chico tan bondadoso”. “Es genial que hayamos tenido la oportunidad de conocer a Michael y a su familia”, añadía Jeremy, “Es un bonus especial”. Ambos quedaron en dos ocasiones más.