8 °C
Reino Unido

Un “aburguesado Soho”

|

Por Ulysses Maldonado



El Soho londinense es una sombra aburrida de su ex-soho, gracias a los constructores agresivos y los políticos que no entienden la economía del ocio nocturno de Gran Bretaña, dice Alex Proud, fundador de London photography gallery.


Todo el mundo pone los ojos brumosos cuando ve que los bares del país van a  salir del negocio por cierres, pero guardo mis lágrimas al ver lugares de Londres prósperos que están siendo obligados a cerrar.


La semana pasada, Madame Jojo, una institución venerable, mundialmente famosa y muy querida de Soho, cerró sus puertas. Este asunto  comenzó a finales de octubre cuando hubo un violento altercado entre porteros del club y un cliente. Fue bastante desagradable y ninguno de los comprometidos salió bien. El informe policial sobre el incidente  hizo que se  recomendara que la  licencia del club fuera suspendida. Me parece justo.


En el ínterin, el club cambió su gerente y seleccionó un grupo de gorilas que había aprobado el Consejo de Westminster.


Semanas atrás JoJo, que comercializan bajo su nombre actual desde la década de 1960, tenía su licencia revocada permanentemente y medio siglo de historia de Soho terminó con el trazo de la pluma de un burócrata, afirmo Proud.


Soho siempre ha tenido un considerable número de residentes. Pero tradicionalmente, los residentes entendieron que este sector del sureste de Westminster era una dirección de Menilmontant. En su mayoría eran bastante bohemios y no se mudaron allí para tener una vida tranquila y esto ya no será de la misma manera.


Teniendo en cuenta los cambios que han tenido lugar en Londres, Soho ha conseguido mantenerse agradablemente con sitios interesantes por mucho tiempo. Incluso en la década del 2000, todavía se sentía como una especie de refugio alternativo, un lugar aparte de la ciudad de dinero impulsada cada vez más que lo rodea. Pero todo eso ha cambiado recientemente.


Por supuesto, una parte es por  las fuerzas del mercado que pueden tomar años para filtrarse en lugares con muchos arrendamientos. Pero mucho de ello parece ser  porque Consejo de Westminster, que, animado por la habitual cohorte de promotores inmobiliarios y Michell, ha emprendido un agresivo proceso de gentrificación