7 °C
Reino Unido

¿Quién se preocupa por la salud de los latinos en UK?

|

Una necesidad urgente


Un reciente informe presentado por CLAUK, Coalition of Latin Americans in the UK, y Naz Project London, con apoyo de diferentes organizaciones, analiza la situación sobre el acceso a la salud de la comunidad latinoamericana en Reino Unido. Aunque el reporte denominado ‘Latin Americans: a case for better access to sexual health services’ se centra en la salud sexual, también hace una radiografía del acceso a la salud en general de nuestra comunidad. En esta primera entrega, Express News, traduce el inicio del nutrido reporte.


 


Según el informe No Longer Invisible, la comunidad latinoamericana es uno de los grupos de más rápido crecimiento de Londres. Buena parte de ellos han huido de las crisis económicas y un número creciente de latinoamericanos son procedentes de España, Portugal e Italia. Los grupos nacionales más grandes están conformados por brasileños, colombianos, ecuatorianos y peruanos. En términos generales, la comunidad latinoamericana es joven, con una edad promedio de 36 años y, geográficamente, la población se dispersa alrededor de Londres; sin embargo, los distritos con la mayor concentración son Southwark (15%), Lambeth (14%) y Newham (8%).


A pesar de que los latinoamericanos constituyen un porcentaje significativo de la población de Londres, otros distritos de Londres aún no han reconocido oficialmente esta comunidad.


Es un grupo altamente cualificado y con altas tasas de empleo (85%). Sin embargo, muchos latinoamericanos están empleados en los sectores de limpieza y ‘catering’, muchas veces carentes de reglamentos, sometidos a bajos salarios y condiciones de trabajo extremadamente pobres (40% reporta abuso en el lugar de trabajo, el 11% reciben un pago menor al salario mínimo nacional).


No obstante, aunque tienen bajos ingresos, sólo 1 de cada 5 latinoamericanos reclaman algún tipo de prestación social, una cifra mucho menor a la media de Londres. Esta situación se traduce en condiciones precarias de vivienda y el acceso limitado a los servicios. Un tercio comparten su casa con otras familias y la misma proporción no habla inglés.


La falta de acceso a servicios de salud de los latinoamericanos es particularmente preocupante: al menos 1 de cada 5 latinoamericanos no están registrados con un médico de cabecera, y sólo 4 de cada 10 han ido al dentista en el Reino Unido. Aunque hay pruebas sólidas de que las tarifas de acceso para el cuidado de la salud son bajas, hay muy poca información sobre las necesidades de atención en salud.


Las principales barreras que afectan el acceso de los latinoamericanos a los servicios de salud están relacionadas con la carencia de conocimiento del sistema y la falta de acceso a la información.


Aunque la gran mayoría de los latinoamericanos tiene el estatus de ciudadanía o están en proceso de adquirirla, muchos no están familiarizados con el requisito de registrarse en el GP. Esto lleva a la gente a hacer mal uso de los servicios de A&E y no tienen un registro médico unificado.


La falta de acceso a la información básica sobre el NHS en español y portugués es una barrera importante para el acceso de servicio.


Por esto, es extremadamente importante ofrecer campañas informativas específicas cultural y lingüísticamente para los latinoamericanos sobre temas de salud y los servicios disponibles. Una estrategia de comunicación que involucre el sector del voluntariado debe desarrollarse con el fin de asegurar que todos los grupos estén informados acerca de los servicios disponibles y los requisitos de acceso.


La barrera del idioma


Con un tercio de población experimentando la barrera del idioma, la falta de servicios de traducción e interpretación es un importante obstáculo para el acceso a los servicios de salud. Hay un número insuficiente de personal médico en NHS que hablan español y portugués, o que tienen una buena comprensión de los aspectos culturales que influyen en las necesidades de salud de la comunidad. Además, esto es particularmente evidente en los servicios de salud sexual.


Al no tener ayuda con el idioma, los latinoamericanos:


- Se abstienen de visitar médicos para chequeos e información.


- Pierden la oportunidad de obtener información importante sobre su salud y tratamiento.


- Buscan ayuda fuera del NHS.


Así pues que, para aquellos que no pueden hablar inglés con fluidez, los servicios de interpretación son indispensables cuando asisten a las citas. Si los pacientes que no hablan inglés son incapaces de encontrar traductores, terminan no asistiendo o reprogramando sus citas. Esta situación a menudo conduce a un deterioro de la salud física y mental y un mayor uso de los recursos del NHS.


Para más información sobre este informe visite www.clauk.org.uk


En una próxima entrega espere: El acceso de los latinos a los servicios de salud sexual en Reino Unido


*Fuente CLAUK y Naz Project London