16 °C
Noticias

Los Carpinteros, arte cubano en Londres

|

“Hasta ahora sus obras eran un foco de información sobre lo que ocurría en Cuba. En este momento, con las cortinas levantadas entre USA y Cuba, creo que se podrá apreciar aún más el valor puramente artístico de este colectivo”, Ziba Ardalan, comisaria y directora de Parasol unit.


Por Mar Monton


Parasol unit Fundation presenta la obra del colectivo cubano Los Carpinteros, compuesto por Marco Castillo y Dagoberto Rodríguez. Esta exposición es la más exhaustiva hecha hasta el momento por una institución pública en Reino Unido puesto que contiene extensas instalaciones, esculturas, dibujos y documental audiovisual que repasan la trayectoria artística del grupo cubano desde sus inicios en los años 80 hasta sus obras más recientes. La directora de la galería y comisaría de la exhibición, Ziba Ardalan, habló con Express News sobre esta interesante exhibición


¿Qué nos encontramos en esta exhibición de Los Carpinteros?


Es una exposición de arte impresionante. No solo porque muestra unas piezas artísticas que son inteligentes y maravillosamente tratadas de forma artesanal sino porque, con una mirada más atenta y cercana, estas obras suponen todo un reto para el espectador.


¿Qué destacaría como el elemento más excepcional de este colectivo cubano?


Creo que destacaría su visión audaz y fresca que impulsa a creer que todo es posible, y que en su caso particular se traduce en una manera de crear con encanto y sensibilidad.


Teniendo en cuenta el nuevo contexto de diálogo entre USA y Cuba, ¿cree que la obra de Los Carpinteros puede resultar más significativa ahora?


Hasta ahora sus obras, que reúnen todas las características anteriormente comentadas, eran también un foco de información sobre lo que ocurría en Cuba. Ahora que las cortinas se levantan entre los dos países creo que se apreciará aún más el valor artístico del colectivo.


¿Que hace de Parasol unit una galería única?


Muchas gracias por considerar Parasol Unit una fundación única. No hay una filosofía particularmente especial detrás de la fundación pero sí es el producto del amor y pasión por el arte y esto marca la diferencia. Tengo que añadir que mis “estándares” de trabajo son muy elevados y todos los que trabajan aquí deberían amar este nivel de formación.


¿Qué clase de actividades desarrolla Parasol Unit?


Para cada exposición organizamos un programa completo de eventos adaptados todos ellos específicamente a cada espectáculo - incluyendo charlas, performances, talleres de escritura de poesía, niños y talleres familiares, adaptados talleres escuelas y un programa para jóvenes de 12 a 19 años de edad, que es la más reciente incorporación a nuestro programa de educación. Usted también puede recoger un folleto de eventos y ver la gran cantidad de eventos interesantes que se han programado como parte de esta exposición, inspirados por ella.


El trabajo artístico de Los Carpinteros


p32 Cuarteto Rebelde Los Carpinteros 'Cuarteto Rebelde', 2012 Wood and chrome metal Dimensions variable Private collection Courtesy of Ivorypress, Madrid © Los Carpinteros


Los Carpinteros se formaron en los años 80 en el Instituto Superior de Arte de la Habana coincidiendo con un contexto histórico en el que muchos artistas plásticos abandonaron la isla por la falta de recursos económicos. Como ellos mismos cuentan, en Cuba se produjo un vacío artístico del que ellos intentaron beneficiarse ocupando ese espacio dejado por el éxodo migratorio. Al principio no tenían apenas materiales con los que elaborar sus obras así que lo hacían con la madera cortada de los arboles del bosque. Este inicio precario y hasta primitivo les valió para dotar de identidad su obra y poco a poco fueron conocidos por reutilizar objetos y materiales comunes y ordinarios.


Observando algunas de sus instalaciones en Parasol Unit podemos apreciar un arte que podría pasar por caprichoso pero enseguida nos persuade una lectura más metafórica e incluso política. Es particularmente bella y expresiva la obra de “Cuarteto Rebelde” en la que los instrumentos musicales se esparcen en el suelo completamente derretidos por el calor. Puede ser un guiño a las altas temperaturas de Cuba pero también puede ser un guiño a la situación política, aquella que tras un largo periodo de inmovilismo, empieza a deshacerse. Otra de sus piezas más llamativas es 17 metros de largo, en donde una estructural línea de 209 trajes masculinos completamente idénticos unos de otros, es atravesada por una estrella símbolo de la bandera cubana. En la segunda planta de la galería hay una extensa instalación de maquetas y dibujos a gran tamaño inspirados en estructuras arquitectónicas. Son especialmente interesantes las maquetas metálicas basadas en antiguas cárceles cubanas y que a través de la imaginación de Los Carpinteros han sido rediseñadas para albergar libros en vez de presos.


El humor es otro de los signos de identidad de esta exhibición. El humor como vía de conocimiento y a la vez como algo catártico. Muchas de las piezas que se van a encontrar gozan de esta cualidad. Le sacan a uno una sonrisa y con ella un conocimiento nuevo o ya sabido. “Pienso que un chiste es un asunto muy serio que se exagera, un asunto al que se le sube el volumen tanto que se convierte en algo cómico, nuestras obras tienen mucho de eso”, explica Dagoberto.


Uno de los grandes temas sobre el que siempre se les pregunta a Los Carpinteros es si han sufrido censura en su carrera artística. Ellos contestan con esa guasa y el humor al que antes hacíamos referencia. “La censura es lo más divertido para un artista, es excitante. Imagínate vivir en un sitio donde no haya tensiones, resultaría aburridísimo. Nosotros fuimos censurados con una obra en la que recreábamos un mercado en el que se vendía tierra cubana”. La obra a la que se refiriere Castillo es una instalación creada a finales de los 90 en donde Los Carpinteros ironizaban con la legalidad política de isla que permitía comprar parcelas de tierra a los extranjeros pero no a los propios cubanos. “Era una reacción a la apertura de la inversión extranjera ya que en nuestra instalación todo el mundo podía comprar un puñado de tierra”.


p32 Tomates Los Carpinteros 'Tomates' (detail), 2013 Real tomatoes and watercolour splash, porcelain Dimensions variable Courtesy of Ivorypress, Madrid and Sean Kelly Gallery, New York © Los Carpinteros


Merece especial atención la obra titulada Tomates. Las blancas paredes de la galería son salpicadas por decenas de tomates de porcelana, extremadamente reales que dan la sensación de haber sido lanzados con violencia. La obra fue concebida en el 2009 cuando Los Carpinteros estaban instalados en España y la crisis económica e institucional golpeaba fuertemente a la mayoría de la población española. Por lo tanto una lectura de esta obra puede ser la manifiesta queja por algo o hacia alguien pero una lectura más minuciosa nos lleva a clarificar que los tomates lanzados en signo de denuncia son de porcelana, maravillosamente elaborados y por lo tanto exquisitamente irreales y falsos. El estallido social a veces también acaba en eso, algo casi decorativo por la falta de eficiencia y resolución política.


Con esta exposición la fundación Parasol Unit se consolida, tras 10 años de experiencia con artistas internacionales, como uno de los centros más atractivos del panorama cultural londinense. Su fórmula es la de apostar por el arte contemporáneo, dando cobijo y especial cuidado al artista y a su obra. Cada proyecto nace de la voluntad de una cooperación íntima con el autor por entender y difundir su trabajo. Además otra de las prioridades de esta fundación sin ánimo de lucro es la de acompañar a cada instalación con un número jugoso de actividades y talleres educativos. ¡Un ‘must’ que debe estar en su agenda, hasta el 24 de mayo!