18 °C
Gastronomía

Alimenta a tus niños de forma sana y divertida

|

¡Barriguita llena, corazón contento!


Por Flor Deliot


flordeliot06@yahoo.com


Los niños de hoy día están mal alimentados, la obesidad, la anemia, la desnutrición y hasta la descalcificación son muy comunes aun teniendo mucha más información acerca de nutrición de la que conocíamos, teóricamente, hace 50 años. Y es que sin grandes estudios nuestros padres y abuelos sabían más de alimentación. Es Bueno recordar y repasar la sabiduría de nuestras madres y abuelas que eran expertas en alimentación en un tiempo en que los ingredientes eran escasos, temporales, o caros. Hoy día la comida es barata en comparación con los 50s.


Para comenzar, se comía en la casa. La comida era preparada diariamente, con ingredientes comprados frescos o recién cosechados, con proteínas (pollo, pato, pavo, conejo, cuy, cerdo, etc) recién sacrificados, criados con los deshechos de los vegetales usados para cocinar. Quienes no tenían animales en sus patios, compraban diariamente lo que se necesitaba, puesto que los refrigeradores no eran comunes en las casas. Los alimentos procesados eran poco comunes, y mucho menos se conseguían platos preparados, cosa de hoy día en cada supermercado.


Las comidas eran compuestas de varios platos con entrada, sopa y segundo. De postre se servía generalmente fruta. Las mazamorras, los postres de cuchara, las mermeladas, se servían a la hora que los niños llegaban del colegio en la tarde (estos tenían dos turnos pues se salía a almorzar a la casa) o la hora del té donde el pan era infaltable.


La cena era con sus 3 platos tradicionales. En cuanto al desayuno, siempre leche, pan, y mermeladas o mantequilla en este. Es decir, que en un día el niño había comido proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, unidos a la ración diaria de ejercicio (se iba al colegio local, generalmente caminando 15 o más minutos de ida y de venida).


La vida moderna ha traído costumbres insalubres como son la asistencia permanente a los restaurantes de comida rápida que llenan pero no nutren ya que los elementos usados están recocidos, marchitos por el calor, refritos en aceites usados muchas veces, helados llenos de harina y azúcar, panes llenos de químicos para levarlos más de lo usual, salsas llenas de azúcar, entre otros. La desnutrición de los niños viene de esta costumbre. Los niños pueden ser obesos pero desnutridos, anémicos, y hasta descalcificados debido al ácido fosfórico contenido en las bebidas gaseosas que además pueden tener hasta 20 cucharaditas de azúcar por vaso de 330ml.


Otro vicio o error de nuestros días es la eliminación de todos los elementos que conforman un tipo de comida. Se hace una preparación que antes usaba un pollo entero, solamente con pechugas por ejemplo, desbalanceando el sabor y el contenido nutricional.


Una buena administración culinaria en el hogar puede dar y mantener la salud de toda la familia. Veámosla entonces no como una carga, sino como la oportunidad de hacer crecer a nuestra familia alegre, sana y totalmente. Así como al enfermo de antes se le daba una dieta que lo mejoraba, nuestra cocina puede formar cuerpos sanos.


Merece especial atención el asunto de las alergias. Los niños nacidos en otros territorios o de padres sudamericanos tienen a veces respuestas alérgicas a los elementos nuevos de su medio ambiente como el pasto, el polen, el smog, etc. Es necesario darles a estos niños una dieta especial que les facilite la respiración y el metabolismo. Hoy se considera elementos alérgicos a la leche, los huevos, el trigo, la soya, las nueces, el pescado, los mariscos y el maní. Las reacciones varían, desde aquellas que imposibilitan el sueño, hasta la dificultad de respirar o la diarrea. Es absolutamente necesario trabajar este problema con un médico y sin desesperarse encontrar el elemento que activa la reacción alérgica. Es muy importante descubrir a tiempo la alergia al gluten que tortura a los celiacos.


Algunos consejos


La comida de los niños no tiene por qué ser una preparación aparte, no les hace daño a los adultos ingerir comida simple y sencilla. Sin embargo, a los niños se les introduce gradualmente a la comida de la familia, como bien indicaban los pediatras hace años, donde el primer alimento sólido después de la papilla preparada con productos pediátricos para el bebé fue una papa amarilla bien cocida molida y mezclada con la leche. Cada mes esta papa fue mezclándose con zanahoria, zapallo, espinaca, betterraga, cocida en caldo de pollo, mezclada con pollo hasta que la sopa fue variada y muy consistente.


Receta de sopa de pollo:


p23 sopa de pollo


Ingredientes: Para 4



  • 1 pollo fresco de ser posible orgánico de 1.5K

  • 2 zanahorias medianas cortadas en 2 partes longitudinales

  • 4 tallos de apio sin los hilos.

  • ½ poro cortado longitudinalmente y bien lavado.

  • 250gr de fideos de sopa (son más duros que los normales)

  • 3 Litros de agua.

  • Sal


Preparación:



  • Cortar el pollo en presas descartando las piezas de grasa que están en la piel. Lavar bien la osamenta y cortándola en dos incluirla en la sopa. Fijarse que al separar las piernas y entrepiernas se haga entre los huesos redondos para evitar huesitos filudos en la preparación. Revisar que todas las presas estén sin huesos sueltos por la misma razón.

  • Poner a hervir todos los ingredientes juntos (menos los fideos) en una olla suficientemente grande a fuego medio durante una hora. Vigilar que no se consuma el caldo, aumentando más si fuera necesario.

  • Cuando la zanahoria este lista, sacarla y agregar los fideos.

  • Servir la sopa dándole 1 presa a cada uno de los comensales.


Receta Pure de papas:


p23 pure de papas


Ingredientes (para 4)



  • Un kilo de papas arenosas tipo king Edwards o papas para horno.

  • 1 taza de leche.

  • 2 C de mantequilla (verdadera, no margarina)

  • Sal


Preparación:



  • Lavar bien las papas y ponerlas a hervir en agua con sal (para que no se revienten) por 20 a 25 minutos.

  • Pelarlas mientras estan tibias.

  • Usando un prensapapas molerlas bien para que no queden grumos.

  • Llevar al fuego medio y aumentar la leche, la mantequilla y sal al gusto.

  • Batir bien la mezcla y retirar del fuego apenas comience a hervir.

  • Servir caliente acompañando carnes, huevos, salchichas etc.


Variación:



  • Se puede agregar al puré una Buena porción de espinacas, las que una vez cocidas se deben licuar y mezclar. Las espinacas son fuente de hierro.


Receta Queque simple:


p23 queques


Ingredientes:


-2 tazas de harina preparada


-2c de polvo de hornear


-4/5 de una taza de azúcar


-1 taza de leche


-2 huevos


-1c de esencia de vainilla


- 125gr de buena margarina.


Preparación:



  • Mezclar todos los ingredientes hasta que formen una masa cremosa. Se puede usar la batidora por unos 5 min.

  • Aceitar un molde de 25cm de diámetro, echar la masa en este. Llevar al horno a 175°C por 35-40 min.

  • Insertar un probador en el centro y si este sale seco, sacarlo del horno y ponerlo a enfriar sobre una rejilla.

  • Desmoldar cuando está frío.