16 °C
Recordando

Embajada Argentina en Londres celebró Día Mundial del Malbec

|

Por Enrique Zattara


Estrategias comerciales o no, lo cierto es que hoy todo tiene su conmemoración: Niños, Padres, Madres, Abuelos, Novios, Mascotas o Periodistas, todos contamos en el año con nuestro especial Día. Ignoramos si existe también el Día del Vino (seguramente que sí), pero lo que sí sabemos es que al menos existe el de una de sus variedades mundialmente más celebradas: el Malbec.


Y en ello tiene mucha culpa un país latinoamericano, la Argentina, porque el Día Mundial del Malbec se celebra el 17 de abril, fecha en la que –en el ya lejano 1853, año de la definitiva Constitución de la nación rioplatense- el experto enólogo Michel Pouget llegó al país para asesorar la creación de su luego floreciente industria del vino. Pouget introdujo una variedad de uva propia de Cahors, en el sur de Francia, que rápidamente prosperó en los secos pero fértiles territorios de Cuyo, una región del oeste argentino presidida por la imponencia de los Andes. Hoy en día, más de 150 años después, con casi cien mil acres de viña plantada Argentina es el principal productor de esta variedad en todo el mundo. La provincia de Mendoza, especialmente alrededor de la comarca de Luján de Cuyo, produce el 85% de los Malbec argentinos, que se exportan desde hace décadas a los principales países, Reino Unido incluido.


La Embajadora argentina Alicia Castro brinda junto a representantes de las bodegas organizadoras. La Embajadora argentina Alicia Castro brinda junto a representantes de las bodegas organizadoras.


Con un pequeño atraso, producto de cuestiones de agenda, la Embajada argentina en UK celebró este Día del Malbec el pasado 30 de abril, por medio de una muestra de más de 20 bodegas argentinas (con más de 70 marcas de la variedad Malbec), todas ellas exportadoras, que se reunieron en la residencia de la Embajadora Alicia Castro, en el coqueto barrio de Belgravia. Además de asistir a la recepción personal por parte de la diplomática y a la proyección de una serie de documentales basados en la producción del Malbec argentino, los invitados tuvieron la oportunidad de probar y conocer todas las variedades disponibles, adecuadamente acompañadas de empanadas argentinas. Imposible, desde luego y por obvias razones, degustar las 74 marcas, pero sí lo suficiente como para reconocer la calidad y el sabor de estos vinos tintos de intenso color oscuro, denso y apenas dulce en boca, con reminiscencias olfativas de cerezas y frutillas. Todo un auténtico placer para los sentidos.


La muestra patrocinada por la Embajada Argentina, contó con la organización del consorcio Argentine Wines, constituido por las principales bodegas de aquel país con el objeto de difundir y promocionar en el exterior los negocios relacionados con el vino argentino. Y a fe que esta semana, en Londres, lo han conseguido.