8 °C
Miscelánea

Adiós a los hípsters, bienvenidos los ‘muppies’

|

¿Recuerdas a los hípsters que pusieron de moda las gafas de pasta, los accesorios vintage y se ufanaban de defender el medio ambiente? Seguramente sí, sin embargo ese estilo es cosa del pasado, porque han llegado los ‘muppies’ y lo más probable es que estés rodeado de ellos.


Los ‘muppies’ son precisamente una nueva tribu urbana conformada por jóvenes que tienen entre 22 y 35 años, se la pasan en Internet, hacen compras online y usan parte del tiempo diseñando el menú del día siguiente.


De acuerdo con la escritora estadounidense Michelle Miller, ‘Muppie’ es precisamente un término que proviene de la unión de millenial y yuppie, tal y como ella lo explica en el libro The Underwriting (Kindle Edition). Son jóvenes que se esfuerzan para conseguir el éxito laboral, más por satisfacción personal que por una buena remuneración. Además, son nativos digitales que pueden hacer mil cosas a la vez, al mismo tiempo y ojo a esta característica: los ‘muppies’ se desviven por llevar una vida sana.


Estos jóvenes aman los productos ecológicos, los jugos de frutas, verduras y alimentos saludables, el miso, los frutos rojos y las nueces. Prefieren el pan artesano y, por supuesto, dulces ecológicos e hipocalóricos, ricos en soja, avena o cebada malteada. Son responsables con la naturaleza y están concienciados con la importancia de preservar el medio ambiente, entre sus hábitos se encuentra el reciclaje, explica la agencia EFE.


Escribe Miller que los ‘muppies’ hacen lo que les gusta, son solidarios y adictos a las redes sociales.


“No conciben la realidad sin tecnología, crecieron con el CD, el MP3 y el MP4 y la Play Station, viven pegados al smartphone y para ellos Twitter es su fuente de información. Para un muppie, el dinero no es lo más importante, prefieren disfrutar de las pequeñas cosas del día al día y darse algún que otro capricho”.


Son amantes de los viajes y cuentan con una buena formación académica, “generalmente con estudios superiores, dominan dos idiomas, incluso tres, han estudiado en el extranjero y se han ocupado de engrosar su currículum con cursos específicos y algún que otro máster”. A su edad, gozan de una larga experiencia profesional en la que han podido ser desde diseñadores hasta DJ, pasando por bloggers, modelos por un día u organizadores de eventos. “El dinero no es lo importante Tras esa experiencia, crean su propia empresa, ese proyecto con el que tantas veces han soñado y, que hoy por hoy, más que darles beneficios, les divierte y les hace sentir bien”.


La vida social de un ‘muppie’ se remite a Instagram y Facebook, su objetivo constante es aumentar el número de seguidores. Hacen yoga y running para desestresarse. La fotografía, el cine, la literatura, las manualidades, hacer punto o coser son algunas de sus aficiones. “En cuanto a su estética, los muppie, visten con ropa de firma, pero sin seguir tendencias, imponen su estilo informal y escapan de los trajes de chaqueta, son fans de los vaqueros de última generación y prendas que declinan el estilo preppy. Bolsos, carteras y zapatos, junto con los accesorios para personalizar la tableta y el teléfono móvil, son sus complementos favoritos”. No miran hacia el futuro, prefieren vivir el día a día, sin grandes planes y disfrutar de las buenas cosas que les brinda la vida, concluye Miller.