8 °C
Uncategorized

Ricardo Cinalli, uno de los mejores muralistas del mundo

|

Reconocimiento a un argentino radicado en Londres


Por Yohanna Rozo


Ricardo Cinalli es un artista en todo el sentido de la palabra, cada gesto, cada palabra, incluso cada detalle en su casa son una muestra de su genialidad y su capacidad creativa.


Cinalli es pintor, pero más allá de eso, los expertos lo describen como un gran muralista de la escena artística internacional. Aunque nació en Argentina, desde 1973 está radicado en Inglaterra, “aquí empecé a profundizar en el arte, me las arreglé como pude, tuve varios trabajos, pero justo cuando terminé el colegio de arte mis muestras empezaron a recorrer el mundo”, cuenta Cinalli, quien además de disfrutar de Londres, comparte su vida entre Sicilia, Venecia y en Buenos Aires.


Una gran cualidad que destacan los curadores sobre Ricardo es su capacidad para captar emociones. Cinalli ha trabajado en varias comisiones importantes, incluyendo un vasto fresco de la nueva Capella e Chiessa di Santa Maria della Misericordia, Terni, Umbría, Italia, en 2008. Ha trabajado en importantes colecciones públicas y privadas de todo el mundo y es considerado uno de los mejores muralistas de la actualidad.


“Seres mitológicos en cuyos detalles se encuentran referencias artísticas e históricas, una escala monumental poco frecuente, y la utilización de la metáfora como forma de señalización y reflexión discursiva ubican desde hace décadas la obra de Ricardo Cinalli en la escena contemporánea internacional”, explica Patricia Rizzo, una de las curadoras más importantes de Argentina.
p12 pasaje


Precisamente, el mes anterior Cinalli exhibió su obra en el Palais de Glace de su amada Argentina, allí se expusieron los trabajos más recientes del artista: pinturas, dibujos y esculturas realizados entre 2013 y 2015.
“La obra reunida es un inmenso corpus simbólico que nos interpela más allá de la vigilia y del sueño, onirismo strictu sensu” destacó, Oscar Smoje, Director del Palacio Nacional de las Artes - Palais de Glace.


“La ilustración de conflictos e interrogantes a grandes temas humanos como la trascendencia, la medida del tiempo, el amor, el arte y la creación se reiteran a través de imágenes cautivadoras plenas de significaciones”, resaltó Rizzo para referirse a la serie de óleos de gran escala presentados en el Palais de Glace.


Ricardo Cinalli es un ser encantador, desde su conversación fresca hasta su forma de tocar el piano. Para él la inspiración no existe, “para mí la inspiración es el asalto de un idea” dice el argentino. Y es que según el artista, el trabajo crea la inspiración, “no es que esté esperando a que la inspiración llegue del cielo, la inspiración es trabajo… se consigue a través del trabajo”.


Una clave en la obra artístico de Cinalli, es la dimensión, “en alguna época de mi vida hice un viaje a Egipto y una de las influencias era la monumentalidad de la cultura egipcia tan maravillosa”, esto combinado con “mi estudio del cuerpo humano me incitó a empezar a trabajar en sus partes ligándolas al gigantismo” en un sentido conceptual que tenía que ver con el hombre y su realidad, explica el artista.


“Yo creo que mi trabajo no tiene una descripción, una narrativa que corresponda a nada en particular, no son trabajos que describen algo específico, son cosas que tienen que ver con el subconsciente, vivencias, etcétera, pero lo que sí es que cuando tienes una gran instalación en un espacio grande eso tiene una fuerza muy particular que alguna gente se conmueve”, agrega.


Las obras de Ricardo han viajado por todo el mundo, desde Río de Janeiro hasta Australia, pero siempre recuerda con emoción cada una de sus exhibiciones.


“Hubo momento muy emotivos, muy bellos que valió la pena vivirlos, y haber gastado toda una vida o una energía por haber llegado a ese momento, yo realmente creo que siempre puse como prioridad mi arte y a veces lo cuestiono a nivel emocional, pero cuando pasan cosas como esas siento que ha valido la pena”, concluye.