12 °C
Destacados

¡Los milagros de Nepal!

|

El sismo más mortífero de los últimos 80 años


El terremoto en Nepal ha dejado por lo menos 6.000 muertos, pero aún en medio de la tragedia ha habido lugar para la esperanza. Un adolescente fue rescatado vivo después de cinco días y una mujer fue sacada de entre los escombros de Katmandú.


“Intenté correr, pero algo me dio en la cabeza y perdí la conciencia durante no sé cuánto tiempo”, relató uno de los sobrevivientes. “Cuando desperté, estaba atrapado entre los escombros y todo estaba negro. Oí otras voces gritar pidiendo ayuda alrededor de mí y me sentí impotente”, explicó.


Un vocero de la organización israelí de salvamento se mostraba asombrada: “Ha pasado 120 horas bajo los escombros. Nosotros no habíamos oído hablar jamás de nadie que hubiera sobrevivido tanto tiempo”, dijo Libby Weiss, quien lo consideró “un milagro”.


La mujer, por su parte, fue localizada gracias a un sistema de escucha de los equipos de salvamento franceses, que detectaron una respiración bajo los escombros. Estaba indemne. Ambos casos han alentado a los socorristas a seguir trabajando para rescatar a supervivientes a pesar de las condiciones extremas y las réplicas.


Estos casos recordaron el hallazgo bajo los escombros del bebé Sonit Awal, quien permaneció casi un día, tras el terremoto, en un lugar protegido debajo de la casa de sus padres, que se derrumbó totalmente.


El llanto del niño, vestido con un saco blanco y abrigado con una manta rosada, alertó a su padre, Shyam Awal, quien llamó a los equipos de rescate.


En total, según la ONU, ocho de los 28 millones de habitantes de Nepal se han visto afectados de una u otra manera por la catástrofe. Naciones Unidas ha lanzado un llamamiento para reunir 415 millones de dólares para ayudar a las víctimas del terremoto, que necesitan víveres, medicamentos y agua.


“La catástrofe es tan grande y sin precedentes que no hemos sido capaces de responder a las expectativas de la gente”, reconoció el ministro de Comunicaciones, Minendra Rijal.


El coordinador de la ONU en Nepal, Jamie McGoldrick, afirmó que se necesitarán tres meses para responder a las necesidades de urgencia antes de iniciar la reconstrucción.


La ONU suministrará carpas para las 500.000 personas que perdieron su vivienda, así como agua y equipos sanitarios para 4,2 millones de personas.


Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) busca llevar ayuda médica a las comunidades más aisladas fuera de Katmandú, que fueron afectadas por el terremoto en Nepal. Su prioridad es atender a los heridos, así como prevenir el surgimiento de alguna epidemia.


En un comunicado, la OMS informó que trabaja con el gobierno para acceder a áreas remotas del país, que quedaron aisladas debido a la destrucción de los caminos por el terremoto del sábado 25.


De particular preocupación es la región de Sindhupalchowk, donde perdieron la vida unas 1.400 personas. La OMS destacó la importancia de restaurar las condiciones de higiene básicas para evitar epidemias que pudieran agravar la situación.


Por su parte, la FAO informó que necesita con urgencia 8 millones de dólares para ayudar a los campesinos de ese país a preparar la próxima cosecha de arroz en algunas de las zonas más afectadas por el terremoto. De no hacerlo ahora, millones de personas se quedarían sin el vital alimento hasta el 2016.


Además, la FAO busca llevar cerca de 50.000 toneladas de alimentos a unas 3,5 millones de personas en las regiones rurales más aisladas de Nepal.


*Fuente NU