5 °C
Destacados

Cambiar el nombre al aeropuerto de Madrid costará hasta un millón de euros

|

Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Así lucen las pantallas de información con el nuevo nombre con el que se ha rebautizado al aeropuerto de la capital española desde el pasado miércoles. Todo parece poco para homenajear al que fuera el primer presidente de la democracia española, Adolfo Suárez tras la dictadura, infinidad de elogios y portadas después de años de olvido. Según la directora del propio aeropuerto, Elena Mayoral, el cambio de denominación será efectivo al cien por cien durante los próximos meses, así que habrá que esperar para contemplar el nuevo cartel que encabezará las instalaciones. Y aunque no suena demasiado políticamente correcto hablar de dinero en medio de homenajes póstumos este cambio de nombre también tiene un coste. Según valoran fuentes del gobierno y de la empresa gestora Aena el cambio podría suponer hasta un millón de euros. Según explicó el presidente de la compañía aeroportuaria, José Manuel Vargas, “Aena está trabajando en el desarrollo de un calendario para ir cambiando poco a poco el nombre del aeropuerto así como de reducir los costes en la medida de lo posible”. En primer término, esta idea para honrar la memoria del ex presidente surgía de Ana Botella, alcaldesa de Madrid, conocida también por su ‘fluido’ discurso durante la candidatura olímpica de la capital madrileña, cree que dar el nombre de una calle de Madrid al ex presidente se queda “corto”. Pero este tipo de decisiones no son competencia municipal sino del Ministerio de Fomento, quien no dudo en alabar el papel de Suárez y llevar adelante los trámites necesarios para el realizar el cambio, a petición, tal y como señalan, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El ministerio que dirige Ana Pastor ha destacado, tal y como aseguraban en un comunicado, que “Su trabajo fue esencial para culminar uno de los mayores logros conseguidos por España como país: la Constitución Española de 1978. Por ello, para honrar su memoria, son obligadas las expresiones de reconocimiento y respeto a la grandeza, el esfuerzo y al papel histórico del primer presidente de nuestra democracia”.


Pero no es el aeropuerto de Madrid el primero que lucirá el nombre de uno de sus históricos dirigentes, el aeropuerto de Nueva York, por ejemplo, está dedicado a la figura de John Fitgerald Kennedy (JFK) o el de París, a Charles De Gaulle.