4 °C
Rincón Audiovisual

The Amazing Spiderman 2: El poder de Elektro (Mark Webb, 2014)

|

Por: Xiana Comesaña


Tras la trilogía de Spiderman protagonizada por Toby Maguire que tuvo un estrepitoso final, Marvel y Disney vuelven a la carga con la segunda película de la segunda saga “The Amazing Spiderman 2: el poder de Elektro”, dirigida por Mark Webb y más acorde a los primeros cómics del superhéroe arácnido.


La historia se centra en la ocupada vida de Peter Parker (Andrew Garfield), compaginando su tiempo entre su papel como Spiderman, acabando con los malos malísimos, y en el instituto con la persona a la que quiere, Gwen (Emma Stone). Peter había prometido al padre de Gwen que se mantendría alejado de ella, pero es algo que simplemente no puede cumplir. Todo cambiará para Peter cuando aparece un nuevo villano, Electro, y un viejo conocido, Harry Osborn, regresa, al tiempo que descubre nuevas pistas sobre su pasado.


pág 36 texto 1 foto 4


Con unos efectos especiales espectaculares, “The Amazing Spiderman 2” promete ser de lo mejorcito de la saga. Soy fan de las películas de Marvel y la verdad que la primera película me decepcionó un poco con el rollo adolescente que se le da la a la saga, con un Peter Parker skater en mano y desarrollándose como superhéroe por otro lado. El pobre personaje de Spiderman siempre ha sido el marginado de Marvel, de sobra conocido por no aparecer en las películas de “Los vengadores”, pese a que en los cómics originales si que aparece y daría mucho juego en las películas. Las batallas en la película son magníficas y no se hacen pesadas en absoluto, y dónde nos encontraremos a un Spidey más arácnido que nunca.


Mark Webb demuestra como director que tiene especial mano con las relaciones entre personajes que se superponen a la trama principal, superándose film a film. Profundizando así en la personalidad de los protagonistas, cosa que a los espectadores nos encanta. Fue todo un acierto elegirlo como director, una decisión un tanto arriesgada ya que el cineasta sólo tenía a sus espaldas el éxito de “500 days of summer”.


En cuanto al reparto, Andrew Garfield parece nacido para interpretar al superhéroe araña, mientras que Emma Stone, siempre adorable, borda el papel de Gwen. Jamie Foxx en el papel de Elektro no está mal, pero la verdad que podría dar mucho más juego.


La banda sonora es espectacular de la mano del gran Hans Zimmer, y como colofón un temazo de Kendrick Lamar con Alicia Keys como principal de la película, como no con mi querido Pharrell Williams como productor.


Una cinta que aúna comedia, drama y acción de manera inteligente y efectiva, cuyos personajes respiran autenticidad y hace hincapié en la innovación de fondo por delante del conformismo y el conservadurismo, no requiere los ingredientes adulterados del que muchas películas del género pecan.


El final conmoverá sorprendentemente al espectador que no haya leído el cómic, pero es así como debe ser. Lo que da pié a una suculenta secuela.