16 °C
Música

El Festival de la Leyenda Vallenata rinde homenaje a Diomedes Díaz

|

Por: David Gutiérrez de Piñeres// Parrandon Vallenato mix


Nuestro gran cantautor, Diomedes Díaz, "El Cacique de la Junta" como cariñosamente fue apodado desde su juventud por el gran cantante vallenato Rafael Orozco, ha sido inmortalizado por su fanaticada.
Diomedes nació un 26 de mayo de 1957 y es natural de la Junta, corregimiento de San Juan del Cesar, Guajira - Colombia, como lo manifestaba en sus caciones en la Finca Carrizal.
Lastimosamente el Cacique se nos ha ido, pero su música lo inmortaliza ya que es un legado autóctono del folclor colombiano. Diomedes como lo manifestaba jocosamente en sus presentaciones se consideraba el "Papá de los Pollitos" o como lo aclamaban sus seguidores en la Costa Atlántica de Colombia el "Monstruo del Vallenato" ya que para ser el mejor del folclor en su género habia que tener "piso".


Trabajo consolidado durante 40 años de vida musical.
En su discografía, Diomedes Díaz fue acompañado por excelentes intérpretes del acordeón, tales como desde su infancia con el Gran Martin Maestre su tío, quien le enseñó a sostenerse como un gran cantautor, componiendo canciones tales como "La Negra" y "Campesino Trabajador" (1974-1975). En su juventud llevó a cabo su primer trabajo con Nafer Durán, hermano del Gran Rey Vallenato Alejo Durán con la canción éxito "El Chanchullito" de su autoría (1976). Posteriormente con Elberto "El Debe" López reluce con "Tres Canciones". Asi mismo con Juan Humberto "Juancho" Rois en 1978 consagrándose con el espectacular álbum "La locura". Su alto nivel de experiencia lo lleva a trabajar al lado del gran Rey Vallenato Nicolas "Colacho" Mendoza alcanzando su madurez musical con éxitos como Fantasía, Tu Serenata, Bonita, Te Necesito, Te Quiero Mucho (1983). Continúa su vida artistica con Arturo "El Cocha Molina" con exitos inolvidables tales como Sin Ti, Tus Cumpleaños, Sin Medir Distancias. Retorna como compañero de fórmula Juancho Rois (1988) con el álbum "Ganó el Folclor", penosamente en 1994 perdiendo éste su vida en un accidente aéreo. Confirma su profesionalismo al lado de Iván Zuleta en 1995 con "Un Canto Celestial". Prosigue incursionando su vida artística con oros grandes talentos en la acordeón tales como Franco Argüelles, Juancho de la Espriella y finalmente hasta el 22 de diciembre de 2013 con el otro Gran Rey Vallenato Álvaro López.
Su vida personal lo identificó como un gran improvisador dentro y fuera de los escenarios, pues era muy creativo y esto lo llevo a poseer una gran fama entre los ilustres artistas de su género, llevándolo muchas veces a excederse en su entorno social.
Fue galardonado con Discos de Oro, Platino y Múltiple Platino, pues sus ventas sobrepasan los 20 millones de discos vendidos, siendo por ende ganador del Grammy Latino en la categoria Cumbia-Vallenato.
Finalmente por su fanaticada y en su honor, el 26 de mayo fue estipulado como el dia internacional del Diomedismo.