13 °C
Deportes

Simeone no supera la resistencia de Mourinho

|

Por: Iker Sesma López


Se preveía un partido intenso entre dos equipos luchadores y encabezados por dos de los mejores técnicos del momento. El Calderón se vistió de gala para animar a su equipo e incluso el hijo pródigo, Fernando Torres, volvía a casa, pese a que en esta ocasión como rival. Eso no quita para que el cariño hacia el madrileño se hiciera notar con una sonora ovación.


El Atlético salió fuerte y con ganas de seguir haciendo historia en esta temporada  mientras que el Chelsea armaba su defensa y esperaba agazapado tras sus murallas obstaculizando las posibles internadas rojiblancas. En el min.15 de la primera parte se produjo la lesión de Peter Cech. Un golpe fortuito de Raúl García dejaba a los blues sin un su mejor portero y en su lugar entraba Schwarzer, con 41 años a su espalda y con 75 minutos por delante para dejar su portería a cero. Muchos se las prometían felices con este cambio de cromos.


pág 30 texto 2 foto 1 Crédito: La Vanguardia



Pero ni ese contra tiempo hizo cambiar la estrategia de Mourinho: todos atrás y esperar alguna contra… o no, porque parecía que ni quería marca gol. El Atlético tenía el balón y lo movía de lado a lado buscando tranquilamente su oportunidad. Las cabezas de Raúl García y Diego Costa eran los principales objetivos de los centros que mandaban los jugadores atléticos, pero una y otra vez el balón era repelido por la muralla que se había construido en la línea del área de Schwarzer.


Pasaban los minutos, curiosamente más rápidos para los atléticos que empezaban a impacientarse por no encontrar la llave del castillo y más lento para un Chelsea que se sentía muy cómodo en su posición de defensor. Ninguno de los dos porteros tenía que demostrar la calidad que atesoran puesto que era un partido de poco trabajo para las porterías. El Chelsea a penas llegó un par de ocasiones al área de Courtois a base de trompicones y sin claridad ni profundidad. Un poco más peligrosas resultaron las internadas atléticas, que conforme pasaban los minutos, se volvían más nerviosas e imprecisas. Tan sólo un tiro de fuera del área de Mario Suárez y dos jugadas como Diego Costa como protagonista a falta de 5 minutos para el final hicieron levantarse de sus asientos a la hinchada rojilla. Pero no era el día.


El Atlético no saca mal resultado para Standford Bridge si tenemos en cuenta que cualquier empate con goles o victoria le sirve para pasar, pero jugando en casa, siendo el dueño del partido y quien llevaba la iniciativa puede resultar peligroso y escaso este 0-0. Por otra parte, Mourinho planteó un encuentro para no encajar ningún gol y lo consiguió. Ahora los blues tienen la posibilidad de resolver la eliminatoria ante su público. Lo malo para los espectadores es que para este partido de vuelta, el próximo miércoles, es que no podremos ver a jugadores de la calidad de Lampard, Gabi u Obi Mikel por acumulación de amarillas, ni a Cech por lesión y habrá que esperar para saber si Terry llega a tiempo para jugar.


Pese a lo poco atractivo a ojos del espectador de este partido, se espera un partido más emocionante en Londres para ver quién será el equipo que acompañe a Bayern Munich o Real Madrid en la esperada final de la Champions 2013-2014.