2 °C
Destacados

¿Bienvenidos a la recuperación de España?

|

Por: Alba Formoso Getino


Los datos de la marcha de la economía española empiezan a apuntar a que algo podría estar cambiando tras años de debacle social.


 El Producto Interior Bruto, PIB, ha crecido durante este primer trimestre del año un 0,4%, la subida más alta desde el inicio de la crisis en el año 2008. La última emisión de deuda vendida por el Tesoro a diez años se ha producido al precio más bajo de la historia. Los datos que el Gobierno español baraja sobre la mesa prevén un crecimiento de la economía española en un 1,5% durante los próximos dos años. El ejecutivo se muestra optimista con la situación aunque se hable en términos de recuperación “sostenida” y de una creación neta de empleo “significativa”.


 Desde el segundo trimestre de 2011 no se había registrado un trimestre en el que la economía española subiera respecto al año anterior, después de nueve trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas.


 Síntomas de una mejoría que pueden estar motivados por el ligero aumento del gasto de las administraciones públicas este año, ya que comprado con el pasado en el que gastaron mucho menos parece que ese aumento ha supuesto un empuje a la actividad económica del país. Aunque las familias apenas han aumentado su gasto. La inversión es otro de los parámetros analizados habitualmente para estudiar la recuperación económica. En el caso de España la inversión descendió durante el primer trimestre de 2014, mientras en los anteriores había aumentado. "Durante el primer trimestre de 2014 la economía española prolongó la trayectoria de paulatina recuperación de la actividad en un contexto en el que se produjeron un avance adicional en la normalización de los mercados financieros y la consolidación gradual de la mejoría del mercado laboral", señala el Banco de España en su informe trimestral sobre la economía.


 La máxima autoridad monetaria española habla de “pequeños incrementos en la demanda interna y el consumo privado·, junto con “aumentos moderados” en el consumo y la inversión pública.


 Una mirada más profunda acerca de cómo está entrando está nueva brisa en los hogares españoles provoca opiniones encontradas. Algunos piden al presidente del Gobierno que si la marcha de la economía muestra mejoras evidentes ya no tienen justificación recortes sociales como reducir la cuantía media las becas universitarias en 300 euros, una de las últimas medidas que han entrado en vigor desde el ministerio de Educación, que justifica la decisión en el aumento de alumnos que reciben beca universitaria.


Según el periódico Wall Street Journal en un artículo que publicaba la pasada semana bajo el título “La recuperación de Rajoy”, asegura que España “no debe conformarse con ser simplemente el mejor de los peores”. El diario estadounidense se muestra más que escéptico ante estos nuevos “brotes verdes” de recuperación y pide al presidente que acabe con el programa de reformas, como por ejemplo, la reforma de la Administración, aun pendiente. Insisten que tras un primer período en la agenda de reformas para luchar de forma directa con la crisis ahora es el momento de modernizar la economía.


 Tanto preparar los deberes para las reuniones en Bruselas y desde este artículo reclaman al presidente del Gobierno que deje de confiar tanto en que el Banco Central Europeo solucionará los problemas de España. "Puede que Rajoy piense que el futuro económico de España se encuentra en manos de Mario Draghi (presidente del BCE)", pero no es exactamente así, añade.